Onlyfans y su significado en el retroceso de derechos de la mujer

,

OnlyFans es una plataforma envuelta en la polémica social tras el aumento significativo, tanto de suscriptores como de creadores de contenido, durante los meses más duros de la pandemia.

La plataforma nació en 2016 e inicialmente no era una red social para adultos, sino un punto de encuentro entre los artistas y sus seguidores. Pero el planteamiento inicial dio un cambio de rumbo en 2018. Leonid Radvinsky, propietario del sitio web de sexo en vivo MyFreeCams, compró el 75% de OnlyFans y pasó a ser el director de la plataforma, dándole la identidad que tiene a día de hoy: un lugar para compartir contenido explícito para adultos previa suscripción de pago, además de propinas por mensajes y fotos o videos personalizados. El creador de contenido se lleva el 80% de estas ganancias, y el resto la plataforma OnlyFans.

El simple hecho de que una persona pague dinero por ver parte de tu vida, lo hace dueño de una porción de ella, por lo que se encuentra en posición para exigir contenido, y además en este caso sexual, y de disponer de tu tiempo cómo y dónde sea. En definitiva, la mayoría de las mujeres se vuelven esclavas de sus propios suscriptores por una mensualidad que apenas da para vivir.

El capitalismo es especialista en blanquear y “modernizar” todo para adaptarse y sobrevivir en el mercado. Así pues, por ejemplo, lo que antes era comer las sobras de un restaurante porque no podías permitirte comer en él, ahora tiene una plataforma online en forma de aplicación para el móvil en la que, incluso, te la llevan a casa por medio de otra fábrica de explotación laboral, los llamados riders. En este caso, lo que antes hubiéramos llamado hacer pornografía con todas sus palabras, puesto que no es más que vender tu cuerpo a cambio de dinero, ahora se le pone otra plataforma, una aplicación, y ya elude todas las barreras legales y morales para llegar a normalizarse.

Las creadoras de contenido pueden llegar a ganar importantes sumas de dinero, pero ¿cuántas llegan a hacerse ricas con ello en proporción a las mujeres que venden su cuerpo hipersexualizado a cambio de simplemente vivir? Sólo el uno por ciento de ellos se lleva el 33% del dinero de las suscripciones y la media gana unos 180 dólares (menos de 150€) netos al mes.

No es casual que tanto el número de suscriptores como el de creadores de contenido hayan aumentado exponencialmente en el confinamiento por la pandemia. Los fans se incrementaron más del 50% en el mes de abril de 2020, y el número de creadores también subió como la espuma hasta alcanzar en aquel momento los 450.000. Se calcula que cada día OnlyFans registra de 7.000 a 8.000 nuevos creadores de contenido, lo que supone un total de 1.700.000 creadores (al término de 2019 había 60.000 inscritos en la plataforma) y se estima que OnlyFans ingresó durante 2020 más de 400 millones de dólares.

Durante el confinamiento, la industria del porno se vio mermada al paralizarse la industria audiovisual en general, y muchas actrices de este sector utilizaron esta aplicación para seguir trabajando. El hecho de que personas ajenas al porno se hayan suscrito para crear contenido ha hecho popular y atractiva a OnlyFans, sobre todo para adolescentes y trabajadoras jóvenes. Pero la razón principal que ha servido para aumentar el número de mujeres que se ven abocadas a la prostitución ha sido la pandemia y la falta de perspectiva de trabajo digno en el actual mercado laboral. Livia Motterle, académica del centro de investigaciones y estudios de género de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), afirma: «La razón económica es el 90% de lo que impulsa a una mujer a entrar en el trabajo sexual».

La pandemia del COVID-19, como cualquier crisis en el sistema capitalista, ha implicado un retroceso en lo conseguido con las medidas implementadas en años anteriores con respecto a la situación de la mujer. Solamente una perspectiva de clase en la lucha contra el patriarcado es capaz de garantizar un futuro digno y duradero en los derechos de las mujeres trabajadoras.

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: [email protected]

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí