Este 22 de junio se cumplen diez días del paro nacional en Ecuador. El primer año de gobierno Lasso ha sido una tragedia para los obreros y campesinos. Ecuador fue uno de los países más afectados por la pandemia del COVID 19. El desempleo y la miseria afectan fuertemente a todas las provincias del país. El gobierno Lasso ha cumplido religiosamente todas las exigencias del Fondo Monetario Internacional desde que asumió el poder en mayo de 2021. El aumento de los combustibles y de los alimentos ha sido la gota de agua que ha rebosado el vaso.

Con el 50,48% de los votos, Gustavo Petro y Francia Márquez han ganado la contienda electoral contra el demagogo derechista Rodolfo Hernandez. El valor histórico de la victoria de Petro, Márquez y el Pacto Histórico no se puede menospreciar. Gustavo Petro se convierte en el primer presidente de izquierda en la historia de Colombia. Su presidencia representa un punto de inflexión en la lucha de clases de un país en el que la oligarquía capitalista colombiana ha jugado el papel del verdugo con impunidad.

El pasado 13 de junio se inició en Ecuador un nuevo paro nacional para exigir mejores condiciones económicas según anunció la CONAIE. Entre los reclamos se incluyen la congelación del precio de las gasolinas, el control de los precios de los productos de consumo masivo y la oposición a un plan de privatizaciones, todas ellas ligadas, según los manifestantes, a las imposiciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La destitución de Armando Franco como director de la revista cubana Alma Mater (Revista Alma Mater) el 26 de abril causó enorme revuelo a todos los niveles. Al final del día de ayer hubo dos declaraciones públicas que considero bastante importantes y significativas.

Publicamos el análisis de los camaradas de la Corriente Marxista Internacional en Colombia sobre la primera vuelta de las elecciones presidenciales, en la que el candidato de la izquierda, Gustavo Petro, ha obtenido un 40% de los votos.

Hace un año, inició el paro general del 2021, posiblemente el evento más importante en la historia reciente de Colombia. Durante tres meses de lucha en 23 ciudades, cientos de miles obreros, campesinos y jóvenes enfrentaron la maquinaria del estado colombiano y obtuvieron importantes concesiones de una clase dominante cuya historia no es de negociación sino de represión abierta.