Una escalada de tensión en la región del Donbás evocó el espectro de un conflicto abierto, que sumergiría a la población de ambos lados en una pesadilla de derramamiento de sangre una vez más. Aunque las tropas se han retirado ahora de la frontera, ¿por qué ocurrió esta amenaza? ¿Y quién puede beneficiarse de los continuos conflictos en la región?

La subida en espiral de los contagios de Covid-19, como hemos visto en Europa y Brasil, y ahora en India y norte de África, favorecen la proliferación de mutaciones genéticas y nuevas variantes más contagiosas del virus que se expanden sin control a nivel mundial. Tras año y medio de pandemia nada definitivo se ha resuelto, y el negocio capitalista se ha mostrado como el aliado más eficiente del Covid-19.

El intento fallido de sindicalizar a los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama, es una lección sobre la necesidad de una estrategia valiente y eficaz por parte de los dirigentes sindicales estadounidenses. Incluso un gigante como Amazon no es rival para el poder de la clase trabajadora cuando se organiza de manera efectiva ¡La batalla continúa!

Los planes para crear una exclusiva Superliga Europea de Fútbol han sido derrotados gracias a las protestas masivas de los aficionados al fútbol de toda Inglaterra. Esta es una gran victoria para los aficionados. Pero la lucha para detener la especulación y el saqueo del “deporte del pueblo” continúa.

El escandaloso anuncio por parte de los principales clubes de fútbol de una nueva “Superliga Europea de Fútbol (ESL)” es la conclusión lógica de que los beneficios penetran en el mundo del deporte. Para salvar este “hermoso deporte”, debemos echar al capitalismo del fútbol.

La condena de Chauvin está muy lejos de rendir justicia a George Floyd y a todos aquellos que se enfrentan constantemente a la brutalidad policial. El hecho de que un policía individual "rinda cuentas" por sus acciones es un gesto simbólico que surge en respuesta a la enorme movilización de las masas durante las protestas del año pasado.

Miles de niños hacinados en jaulas diminutas, durmiendo hombro con hombro en el duro suelo, cubiertos solo con mantas isotérmicas, detenidos durante días. Las sombrías condiciones de los niños inmigrantes en las instalaciones fronterizas pintan un panorama familiar que muchos asocian con los “días oscuros” del gobierno de Trump. Pero ahora esto está sucediendo bajo la mirada de Biden. El creciente número de inmigrantes detenidos por agentes fronterizos estadounidenses expone la política migratoria del nuevo presidente como una continuación del ataque prolongado de ambos partidos, Demócrata y Republicano, a los derechos de los trabajadores indocumentados.