La Revolución Colonial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los historiadores de la élite de Asia meridional han distorsionado deliberadamente ciertos acontecimientos dentro de sus archivos sobre la lucha contra el dominio imperial británico y la sangrienta separación posterior entre India y Pakistán. Uno de esos episodios significativos fue la lucha de la Asociación Revolucionaria Socialista Indostaní (HSRA) y su más famoso mártir, Bhagat Singh. El 23 de marzo de 1931, el revolucionario de veintitrés años y sus compañeros de armas Sujdev y el gurú Raj fueron asesinados en la Prisión Central de Lahore.

Hoy en día, la lucha heroica y ejemplar y el movimiento de la juventud revolucionaria de la HSRA son retratados en Pakistán y la India con diferentes colores y contornos por los medios de comunicación y los sectores de las clases dominantes, de acuerdo a sus propios intereses. En Pakistán, la derecha religiosa y conservadora los condena como infieles y terroristas. Se abusa de la ascendencia Sij de Bhagat Singh y se distorsionan sus verdaderas creencias y convicciones ideológicas. Los analistas de derecha rechazan cualquier papel de Bhagat Singh en la lucha contra el imperialismo, no sólo porque es una fuente de la unidad de los pueblos del subcontinente, sino también por sus ideas socialistas que siguen siendo hoy muy poderosas y representan un faro de luz para las masas para derrocar a este sistema explotador. El movimiento liderado por la HSRA significó una tendencia que no sólo demandaba el fin del dominio imperialista, sino también del sistema que se impuso durante la subyugación colonial de la región.

En la India, la descripción de Bhagat Singh es aún más irónica. En los últimos meses el fundamentalista hindú próximo a la burguesía india, Narindera Modi, fue invitado a escribir un libro basado en sus memorias. La publicación del libro sólo fue posible gracias a la manipulación y el soborno de los familiares de Singh. Incluso ahora, Bhagat Singh tiene una enorme popularidad entre los jóvenes de hoy, varias generaciones después de que fuera martirizado. El Partido del Congreso y otros partidos reformistas de izquierda tratan de tildar a Bhagat Singh como un nacionalista burgués. Sin embargo, todas estas falsas pretensiones no pueden ocultar la verdadera transformación ideológica que Bhagat experimentó. Al final de su vida había llegado a la conclusión de que la revolución socialista era necesaria para la salvación de las masas.

En sus escritos, Bhagat rechaza la colaboración de clases. Él escribió en Ensayos sobre un programa revolucionario: Una carta a jóvenes activistas políticos: “Si usted está pensando en acercarse a los obreros y campesinos para ganar su participación activa, entonces me gustaría decirle que no se dejarán engañar por ningún tipo de retórica sentimental. Le preguntarán claramente qué les puede ofrecer la revolución a ellos, para la se les están exigiendo el sacrificio. Si en lugar de Lord Reading, Sir Purushottam Dass Thakur se convierte en el representante del gobierno, ¿cómo afectaría esto al pueblo? ¿Cómo le afectaría a un campesino que viniera Sir Tej Bahadur Sapru en lugar de Lord Irwin? La apelación a los sentimientos nacionalistas es una farsa.” Él también puso al descubierto el verdadero papel de Gandhi y del Partido del Congreso. "¿Qué mueve al Congreso? He dicho que el movimiento actual terminará con algún tipo de compromiso o en el fracaso total. Las verdaderas fuerzas revolucionarias no han sido invitadas a unirse al movimiento. Este está organizándose sólo sobre la base de unos pocos comerciantes de clase media y de capitalistas. Ambas clases, específicamente los capitalistas, no se atreverán a poner en peligro su propiedad. El verdadero ejército de la revolución está en aldeas y fábricas, en los campesinos y obreros. Pero nuestros dirigentes burgueses no se atreven a juntarlos, ni pueden hacerlo. Estos tigres dormidos, una vez que se despierten de su letargo, no van a parar, incluso después del cumplimiento de la misión de nuestros líderes.“ Gandhi, el líder de la burguesía nacional expresó su temor a la clase revolucionaria después de la acción de los tejedores de Bombay al declarar que “... el uso del proletariado para propósitos políticos sería muy peligroso." Esto resume el desprecio que Gandhi y los dirigentes nacionalistas burgueses tenían hacia la clase obrera y su miedo extremo a la revolución.

Bhagat Singh quedó profundamente impresionado por el Movimiento Ghadar [un movimiento independentista semianarquista, NdT] y consideraba a Kartar Singh Sarabha como su héroe. El libro “Bandi Jeewan” escrito por Sachindranath Sanyal, el cual incluía el primer relato histórico del movimiento por un participante directo, era "un libro de texto básico", que él y sus amigos en la Escuela Nacional de Lahore habían leído y discutido. En este libro se hacían y explicaban llamamientos y tácticas para la revolución, incluso en las circunstancias más difíciles. El espíritu secularista del Movimiento Ghadar fue para Bhagat Singh, una característica claramente valiosa, en comparación con la orientación religiosa y mística de los otros grupos revolucionarios de la India en ese momento.

"Di Sanoon lor na Pandatan Kazian;
Nahin Shauq hai da dubawne bera".
 
[No necesitamos eruditos ni mulás;
No estamos por el hundimiento de nuestro barco.]
 

La adición de la palabra "socialista" al nombre existente en la reunión del Ejército Republicano Indostaní celebrada en septiembre de 1928 fue una progresión natural. Reconociendo que "la crítica y el pensamiento independiente son las dos cualidades indispensables de un revolucionario", llegaron a revisar los puntos débiles que contribuyeron al fracaso del movimiento Ghadar, tales como la dependencia en particular de la lucha armada aislada y de los motines en el ejército británico.

El mensaje que Bhagat Singh y B. K. Dutt enviaron a la Conferencia de Estudiantes dle Punjab el 19 de octubre de 1929 simbolizaba su maduración y claridad revolucionaria.

"Hoy en día no podemos pedir a los jóvenes que tomen las pistolas y las bombas... En el próximo período de sesiones del Congreso de Lahore hay que hacer el llamamiento para una lucha feroz por la independencia del país. La juventud tendrá que soportar un gran peso en este momento difícil de la historia de la nación... Tiene que despertar a los millones y millones de habitantes de los barrios marginales de las zonas industriales y de aldeanos que viven en viejas y desgastadas casas de campo… "

El 2 de febrero de 1931 escribiendo sobre el punto de inflexión en su carrera revolucionaria, Bhagat Singh declaró: "Yo empecé a estudiar, mi fe anterior y convicciones sufrieron una modificación notable. El romance con los métodos violentos, junto con lo que era tan prominente entre nuestros predecesores, fue reemplazado por ideas serias. No más misticismo, no más fe ciega. Los revolucionarios saben mejor que nadie que la sociedad socialista es el único destino de la emancipación humana”.

Después de sesenta y siete años de supuesta independencia, los 1.700 millones de personas que habitan la región están peor de lo que estaban en 1947. La única manera de salir de esta pobreza, explotación, miseria y privación atroces sigue siendo el camino del movimiento revolucionario de masas y el socialismo por los que Bhagat Singh y sus camaradas sacrificaron sus vidas.