Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En los últimos días entramos en la locura capitalista del Black Friday “viernes negro”, un día que se va abriendo hueco como cita tradicional del consumismo. Esta cita tradicional tiene una empresa que es líder en ventas, el gigante multinacional Amazon. En estos días Amazon hará felices a miles de clientes a los que le proveerá del servicio o bien que éstos requieran.

Esta empresa funciona gracias a miles de trabajadores, ¿bajo que régimen de trabajo? ¿bajo qué condiciones ceden su fuerzas de trabajo? Analizaremos esto bajo un testimonio que nos llega de una trabajadora de Amazon que por miedo a la represión patronal prefiere no decir su nombre.

Proceso de selección

Para entrar en Amazon tienes que entrar a través de una Empresa de Trabajo Temporal (ETT), principalmente Adecco y Manpower. Es el paso previo para entrar en plantilla, si así la empresa lo requiere en el futuro. La ETT, a través de una tablet cedida por Amazon, nos hace preguntas que tienen que ver sobre la concepción que tenemos de los sindicatos, si equiparamos al mismo nivel un robo de millones de euros al de un plato de comida, y si endurecemos las leyes contra los ladrones.

Estas preguntas tienen el objetivo de cerrar el paso a la empresa a aquellos que se muestran afines a la organización sindical, así como conocer las ideas políticas del trabajador; pues, por ejemplo, el concepto de robo delata las posiciones ideológicas del trabajador.

Have fun, make history (Diviértete, haz historia)

Este lema que encontramos por todo el centro de Amazon, entra dentro de la taimada estrategia de alienación de la empresa. Continuamente, la empresa está dividiendo a los trabajadores en grupos a raíz de sus derechos en la empresa, los que tienen más derechos (Blue,indefinidos) y los que tienen menos derechos (Green, temporales). Dentro de esto hay escalas dentro de la plantilla, además de distintos turnos. En definitiva, se hiperdivide todo lo posible a los trabajadores, dentro de la división formal. Además siempre se pone a éstos en estaciones distintas y alejadas.

El objetivo es que no estrechen lazos y confraternicen como clase. Tanto es el empecinamiento de la empresa de Bezos en esconder la relación de explotación como clase que en la política de la empresa ésta no considera al personal como trabajador, sino como asociado; pero las castigadas muñecasy rodillas le recuerdan al trabajador en el día a día su posición en la relación laboral.

Esta peculiar concepción de asociados la pretenden reforzar con comidas, el día de tu cumpleaños, con encargados (fuera de horario laboral), donde intercambiar impresiones sobre el trabajo del día a día, con fiestas de disfraces de Halloween y un largo etc. de parafernalias variadas.

Condiciones de Sobreexplotación

En el día a día los trabajadores sufren un acoso con el fin de que suban la producción, exigiendo velocidades inhumanas que ponen en peligro partes de su cuerpo y que es difícil de compaginar con la seguridad que requieren los procesos de trabajo. Así son comunes las lesiones o enfermedades en el centro de trabajo a diario, muchos trabajadores aguantan a base de pastillas tranquilizantes para calmar los dolores propios del puesto de trabajo.

Siendo enfermedades laborales, la empresa machaca a diario la conciencia del trabajador, marcándole que los accidentes en el puesto de trabajo son por culpa del trabajador por no seguir los reglamentos o procedimientos que impone. Como anteriormente hemos explicado es imposible estar seguro e ir a la velocidad que la empresa impone, así la empresa te intenta convencer para no firmarte la baja laboral y que el médico de cabecera sea quien te la firme. Ha sido el caso de varios trabajadores, a los que la respuesta de la empresa ha sido invitarle a los tribunales. Los trabajadores han desistido de ello pues se ven con todas las de perder contra una multinacional y además en alguno casos, han ido a por familiares que trabajan en las misma fábrica en represión contra el trabajador lesionado en cuestión.

Para que sea más indignante toda esta situación precaria de explotación, ha sido financiada por el ayuntamiento del Prat y por la Generalitat de Catalunya, como expone el sindicato “som el prat”.

Sindicalismo

En el régimen de terror que se vive en el trabajo, y bajo la legislación actual, ponen en una dificultad importante el trabajo sindical en la fábrica. De hecho por política de la empresa, el local del sindicato carece de ordenadores y de material para poder trabajar allí, puesto que la empresa no permite meter materiales en el interior de la fábrica.

Aunque la situación es difícil, esto no debe ser una excusa para no moverse. Los sindicatos deben repartir propaganda informativa a trabajadores, hacer asambleas, crear cajas de resistencia, etc. En peores condiciones históricamente el movimiento obrero se levantó y planteo resistencia contra la tiranía del patrón.