Análisis Político
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El 16 de junio estamos convocados de nuevo a una manifestación en solidaridad con los jóvenes de Altsasu y por su puesta en libertad, convocada por el colectivo Altsasu gurasoak (padres y madres de Altsasu) y apoyada por el parlamento navarro y ayuntamientos.

El motivo evidente. La sentencia de la Audiencia Nacional, totalmente desproporcionada como todo el proceso judicial, ha sido un duro golpe para las familias. Condena a Oihan Arnanz e Iñaki Abad a13 años de prisión; a Jokin Unamuno y Adur Ramirez de Alda a 12 años de prisión; a Jon Ander Cob, Julen Goikoetxea y Aratz Urrizola a 9 años de prisión, a Ainara Urkijo a 2 años de prisión. Por si esto fuera poco cuatro de ellos fueron detenidos el pasado día 5 por supuesto “riesgo de fuga”.

Absueltos de terrorismo (obvio desde un principio), se les condena a penas máximas por atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos, amenazas y rizando el rizo se califican los hechos como delito de naturaleza terrorista. La pregunta es clara, no existiendo delito de terrorismo ¿por qué no enviar el caso a los tribunales de Navarra, tal y como desde un inicio se ha demandado por familias e instituciones? La respuesta también es clara.

En un mes y una semana hemos conocido dos sentencias por hechos sucedidos en Navarra, el 26 de abril la del caso “la manada” y ésta el 1 de junio. Las dos han provocado una enorme indignación y movilizaciones. Las comparaciones son inevitables además con otras situaciones: Rosalía Iglesias, mujer de Luis Bárcenas condenada a 15 años, justo pasa un día en prisión tras pagar una fianza de 200.000euros; absueltos seis jóvenes de ideología neonazi acusados en Valladolid por delitos de odio; en libertad los ocho detenidos en Algeciras acusados de agredir a varios guardias civiles y suma y sigue ...Va a ser cierto el lema presente estos días en las concentraciones convocadas en pueblos de Navarra “no es justicia, es venganza”.

Tenemos un nuevo gobierno, veremos si Pedro Sánchez se atreve no sólo con la Ley Mordaza, sino también con los múltiples casos de represión como este. Mientras tanto, el camino lo marcan las familias, no cejar en las movilizaciones en pedir justicia... por eso la manifestación del próximo 16 de junio en Pamplona-Iruñea va a volver a ser un clamor de miles y miles de personas.

Por último un recordatorio. Este año se cumple el 40 aniversario del asesinato de Germán Rodríguez en los sanfermines del 78, seguro que todo esto estará presente. La lucha sigue.

Tito Martinez y Javier Montoya (Ahora-Orain , IUN-NEB Estella-Lizarra)

Manifestación 16 de junio Iruña