Manifestación unitaria en Vitoria-Gasteiz en defensa del empleo y los servicios públicos – El pasado 30 de enero, trabajadores de cerca de 40 empresas, movimientos y asociaciones sociales y populares se juntaron en una manifestación multitudinaria para exigir soluciones a sus problemas.

Los jóvenes hemos sido duramente señalados como principales propagadores del Coronavirus, tanto por los políticos como por una parte importante de la sociedad. Cada día aparecen en los informativos noticias sobre botellones y fiestas. Sin embargo, no son tan frecuentes imágenes de metros llenos ni centros de trabajo sin distancia social, donde el virus campa a sus anchas.

Los expertos sanitarios señalaron en otoño que en el mes de enero tendríamos la llegada de la tercera ola y que ésta sería con toda probabilidad más intensa que las anteriores. A pesar de ello, los diferentes gobiernos, tanto en central como los autonómicos, tuvieron el objetivo claro de salvar las ventas de la campaña de navidad.

El decreto antidesahucios: ¿Un rescate a los trabajadores o a los grandes tenedores de vivienda? - El martes 22 de diciembre se llevó a cabo la aprobación del nuevo decreto contra los desahucios durante el periodo del estado de alarma. Si uno lee el título del decreto, podría pensar que es todo éxito del gobierno de coalición, pero si analizamos el decreto veremos cómo al final la prioridad no es rescatar a los más desfavorecidos, sino de evitar un estallido social y las pérdidas millonarias de los grandes tenedores de vivienda.

Estas últimas semanas, coincidiendo con el agravamiento de las restricciones sanitarias en distintas partes del país, hemos sido testigo de las numerosas cargas policiales, especialmente en diferentes localidades de Euskal Herria: Mungia, Getxo, Santurtzi, Pasaia, Donostia… Cabe destacar esta última, pues el pasado 20 de enero se celebró el día de San Sebastián.

Catalunya va a tener sus terceras elecciones en 6 años, la quinta en poco más de una década. Tal y como pasó en 2017, estas elecciones han sido impuestas por la represión del régimen del 78, deshabilitando a Torra como President por las pancartas que colgó en la Generalitat como protesta por la represión y por la libertad de los presos políticos.