Entrevista con la Coordinadora de Trabajadores del Metal (Cádiz): «Una misma clase, una misma lucha porque la clase trabajadora tiene problemas de precariedad en todo el mundo»

,

Tras la huelga ejemplar del Metal en la provincia de Cádiz, hablamos con D. un trabajador miembro de la Coordinadora de Trabajadores del Metal (CTM). D. prefiere mantenerse en el anonimato tras los casos de represión sindical que se están dando: “Piensa que somos trabajadores eventuales, sin blindaje y con un contrato de obra y servicio”.

La huelga del metal de Cádiz ha supuesto un punto de inflexión en la conciencia de muchos trabajadores de todo el Estado, que comparten con los gaditanos la indignación ante la pérdida de poder adquisitivo y la precariedad generalizada. ¿Qué valoración hacéis del conflicto?

Aunque todavía no nos hemos podido sentar a hacer un análisis porque prácticamente no hemos parado aún, la repercusión ha sido increíble, tanto a nivel local y provincial como a nivel de toda España y de todo el mundo. Esa es de las cuestiones más importantes. El hecho de que una cuestión provincial haya tenido esta repercusión dice mucho de las condiciones de la clase trabajadora ahora mismo, en general.

Nosotros no esperábamos esta repercusión ni la respuesta de los trabajadores porque es muy complicado. Somos trabajadores de las empresas auxiliares, que trabajamos para otras empresas sin apenas capacidad reivindicativa, todo lo que hemos hecho ha sido sin representatividad sindical real.

Una de las conclusiones que hemos sacado es que la concienciación se activa cuando se trabaja en ella; y segundo, para que esa concienciación consiga más beneficios para la clase trabajadora  necesitamos estar más organizados. Quizás esa sea nuestra asignatura pendiente. Hay mucho potencial en la clase trabajadora pero debemos estar mucho más organizados.

Los actos de solidaridad (concentraciones, mensajes de apoyo, caja de resistencia…) se contagiaron rápidamente por todo el Estado Español, incluso llegaron mensajes desde trabajadores de otros países, ¿cómo de importante para la lucha es recibir todo este apoyo?  

Pues es muy importante, y estamos muy agradecidos por recibir estos mensajes de solidaridad por lo que significa, ese vínculo que tenemos toda la clase trabajadora, independientemente de donde seamos. Para nosotros ha sido un impulso, el hecho de ir desgastándonos en la calle, sin cobrar y todo los problemas que podríamos tener se han contrarrestado con ese impulso para seguir hacia adelante, ha sido clave.

Los sindicatos mayoritarios pusieron fin a la huelga tras la firma de un acuerdo con la patronal, pero CGT Y CTM la mantuvisteis, ¿cuáles son los motivos?

En este conflicto había un motivo oficial por el que se convoca la huelga, que es la negociación de un convenio, en este caso de los trabajadores de las subcontratas de la provincia de Cádiz. Somos los trabajadores de las empresas satélites de las grandes factorías: Dragados, Navantia, Airbus… Había varios puntos que se estaban negociando que luego se quedaron prácticamente en la subida salarial. Ese es el motivo oficial del conflicto.

Y luego estaban los motivos reales: treinta años de incumplimientos y mucha precariedad en los últimos años. Eso es lo que hace salir a los trabajadores a la calle. Pero esto no se estaba negociando. Lo que se negociaba era la subida salarial. Entonces difícilmente se iba a firmar el convenio que queríamos porque no estaba sobre la mesa. Entre otras cosas porque nadie nos había preguntado lo que queríamos negociar en ese convenio.

Hemos estado 10 días de huelga y dos días más anteriores, y nadie nos ha preguntado ni si queríamos la huelga. Y luego tampoco nos han preguntado si queríamos volver al trabajo. Ha sido una manera de llevar el sindicalismo, que llevan muchos años CCOO y UGT, al menos por aquí, en la que los trabajadores no contamos. Pero somos quienes pagamos las consecuencias de lo que se firma y sufrimos las consecuencias de lo que no se cumple. Por ello se mantuvo la huelga, para dar cobertura a los trabajadores que querían continuar con la lucha pero ya sabíamos que una vez que estábamos dentro de la factoría, porque prácticamente nos empujaron a volver al trabajo, era muy difícil mantener la huelga pero la mantuvimos para cubrir a los trabajadores que querían continuar. En cualquier caso, aunque se desconvocara la huelga seguimos en la lucha.

¿Cuáles son las dificultades que tenéis los trabajadores de las empresas auxiliares en comparación con los trabajadores de las empresas principales? 

Los trabajadores de las empresas auxiliares estamos en el convenio del metal de la provincia de Cádiz que es por el que ha venido esta huelga. El problema es que ese convenio no se cumple porque es muy complicado defenderlo. Estamos hablando de miles de trabajadores divididos en cientos de empresas que tenemos delegados sindicales o comité en algunos casos pero en la mayoría de ellos no podemos presentarnos porque estamos hablando de un modelo de subcontratación al que se le suma que hay mucha eventualidad. Para que un trabajador pueda presentarse a unas elecciones sindicales tiene que llevar trabajando mínimo 6 meses  y que en esos 6 meses te coincida que hay elecciones, si estamos hablando de contrato que duran dos o tres meses, no podemos presentarnos. Al final los delegados acaban siendo personal muy afín a la empresa.

Luego están los comités de las grandes empresas, que defienden a los trabajadores de las empresas principales. El presidente del Comité de Navantia de Cádiz, comentaba que a finales de los ochenta su plantilla era de más de 5.000 trabajadores. Ahora es de 130, el resto son trabajadores de empresas auxiliares, con los problemas que te decía primero un comité único sino pequeños comités en cada empresa auxiliar o un delegado, según corresponda

En la empresa CYMI, de unos 200 trabajadores/as, se cobraban sueldos de entre 300 y 400 € (si no estoy mal informada) por debajo del sector, al mantener la huelga se ha logrado un acuerdo muy beneficioso para los trabajadores, con subidas salariales del 30%, que significan la equiparación con el resto de trabajadores del sector. ¿Muestra este caso el potencial que tiene mantener la lucha hasta alcanzar los objetivos? 

El ejemplo del CYMI lo hemos estado poniendo sobre la mesa todos los días porque ha sido una huelga de los trabajadores en lo que se refiere a movilización los sindicatos han tenido muy poco que ver. Los trabajadores nos reuníamos en los piquetes y decíamos qué hacer independientemente de los sindicatos. La labor de un sindicato pequeño como el nuestro ha sido precisamente diferenciar y poner sobre la mesa la precariedad y de eso de 30 años de incumplimiento. Compañeros que estaban en el metal de Cádiz cobrando 300 o 400 € por debajo del convenio. El hecho de que hayan aguantado unos días más la huelga y haber conseguido un triunfo es muy importante porque CYMI es uno de los ejemplos pero hay otros ejemplos de incumplimiento en cuestiones como la económica, vacaciones y horario y un triunfo siempre importante porque es la muestra de que la lucha sirve y que es dónde tenemos que agarrarnos.

El caso de CYMI también pone sobre la mesa la necesidad de derogar de forma urgente la reforma laboral, ¿no es necesario un frente único de lucha por su derogación completa?

Claro CYMI cobraban lo que estaban cobrando porque es una posibilidad que ofrece la reforma laboral. Esta lucha no es solo en la bahía ni del metal. Hay compañeros en la hostelería que están peor que nosotros. Lo que ocurre es que el potencial de los trabajadores que estamos en factorías a pesar de estar divididos en subcontratas es mucho más fuerte que miles de trabajadores divididos en miles de bares. Nosotros lo tenemos más fácil y tenemos que ser la avanzadilla. En este caso a nosotros nos acompañan las luchas históricas que ha habido en los astilleros. Tenemos un lema: una misma clase, una misma lucha porque la clase trabajadora tiene problemas de precariedad en todo el mundo.

Imagen: Onda Cádiz

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: [email protected]

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí