Cien números de Lucha de Clases: una ocasión para celebrar

,

Esta edición especial de Lucha de Clases, es una gran ocasión para celebrar. Nos congratulamos de presentar a nuestros lectores, colaboradores y militantes el número 100 de nuestra revista. Desde que salió el primer ejemplar, en febrero de 2011, han pasado más de 12 años de intensa labor militante en defensa incansable de las ideas del marxismo revolucionario.

ldc001

Desde que salió el primer ejemplar, en febrero de 2011, han pasado más de 12 años de intensa labor militante en defensa incansable de las ideas del marxismo revolucionario

Nuestra revista no es un medio de información, sino una tribuna de combate. En sus páginas, hemos expuesto las calamidades cotidianas del capitalismo, nos hemos esforzado por reflejar las luchas de los oprimidos a través de su propia voz, hemos tratado de arrojar luz sobre los acontecimientos que sacuden con inquietud a los obreros y jóvenes avanzados, hemos expuesto el tesoro de la teoría revolucionaria del marxismo en su maravillosa variedad y profundidad, y combatido las ideas de clase ajenas que se infiltran en nuestra clase  y en nuestras luchas. También hemos acometido la exposición de hechos históricos relevantes de la lucha de clases mundial, a fin de sacar lecciones preciosas para los acontecimientos del presente y del porvenir. Pero el contenido más importante, ha sido –y seguirá siendo– ofrecer una alternativa completa al sistema de explotación y opresión capitalista, exponer un programa de transformación social que ligue las demandas más inmediatas y sentidas por cada joven, trabajador y oprimido, con la necesidad de expropiar a los capitalistas y llevar a cabo la revolución socialista; es decir, agitar a favor de la toma del poder por la clase trabajadora, en el Estado español y a nivel internacional.

A través, y alrededor, de la revista Lucha de Clases, también estamos construyendo una  organización comunista revolucionaria, pues quienes impulsamos Lucha de clases somos, por encima de todo, luchadores y revolucionarios. La historia ha demostrado que sin un partido o corriente comunista revolucionaria de masas, que sea capaz de dirigir a la clase obrera a la toma del poder, una revolución socialista triunfante es imposible. Nosotros no defendemos un marxismo o comunismo abstracto, sino la política comunista que defiende la Corriente Marxista Internacional, orgullosa de continuar el legado  de Marx, Engels, Lenin y Trotski.

La elección del nombre de nuestra revista, Lucha de clases, no fue casualidad. La historia de la humanidad, desde el surgimiento de la propiedad privada, es la historia de la lucha de clases. Y ello debe concluir con la transformación socialista de la sociedad y el establecimiento de la sociedad comunista. Esta es la bandera bajo la que se encolumna nuestra organización.

A través, y alrededor, de la revista Lucha de Clases, también estamos construyendo una  organización comunista revolucionaria

Fiel a esa bandera, nuestra revista estuvo siempre presente en los grandes acontecimientos vividos en estos 12 años, tanto a nivel estatal como internacional.

La nueva generación de la juventud está rompiendo con el pasado, y sus elementos más enérgicos abrazan con entusiasmo las ideas del comunismo

Nacimos en las vísperas del gran movimiento que transformó radicalmente la fisonomía política del país, el movimiento del 15 de mayo de 2011, o 15-M. Una parte sustancial del contenido de nuestras primeras revistas fue seguir, paso a paso, su desarrollo y proponer un programa de lucha y de objetivos revolucionarios.

Tras la victoria del Partido Popular en las elecciones de noviembre de ese año, participamos activamente en las inmensas luchas que tuvieron lugar entre 2012 y 2014 contra el brutal ajuste social y represivo que generó un ambiente prerrevolucionario en la sociedad, con 2 huelgas generales masivas, manifestaciones de millones en las calles a través de las Mareas y las Marchas de la Dignidad, y un desprestigio generalizado de las instituciones del Régimen. Las páginas de nuestra revista reflejaron todo esto. Cubrimos la enorme radicalización que recorrió el mundo en esos años: La Primavera Árabe, las luchas contra las políticas de ajuste brutal en Grecia, Portugal, y otros sitios.

El surgimiento de la “izquierda radical” de Podemos en el Estado español, Syriza en Grecia, Corbyn en Reino Unido, Sanders en EEUU, o Mélenchon en Francia, despertó un apoyo entusiasta. Por adelantado analizamos en nuestra revista que, sin una política de ruptura con el capitalismo, los dirigentes de estos movimientos tendrían que aceptar la lógica del sistema y que esos movimientos frustrarían las expectativas creadas, que fue lo que lamentablemente sucedió. Al final, todos ellos han terminado integrándose en los proyectos socialdemócratas desacreditados de toda la vida, o  han desaparecido de la escena política.

Particular relevancia dedicamos al movimiento por la independencia en Catalunya, que puso patas arriba al Régimen del 78. En nuestra revista explicamos las causas de la enorme potencia de este movimiento que condujo al referéndum del 1 de Octubre de 2017, que apoyamos incondicionalmente. Planteamos la alternativa de una república socialista catalana, que podría detonar un movimiento revolucionario en el resto del Estado español que siguiera su ejemplo, para terminar confluyendo en una federación voluntaria de repúblicas socialistas ibéricas, que se extendiera por toda Europa y más allá.

Que la celebración del número 200 nos alcance celebrando el arrumbamiento del capitalismo en el museo de la historia

En nuestras páginas acogimos al potente movimiento pensionista que, junto con el no menos vigoroso movimiento de la mujer en los colosales 8 de marzo de 2018 y 2019, rompieron el ambiente semirreaccionario que se instaló tras la derrota del movimiento catalán, a fines de 2017. Esto preparó la caída del gobierno Rajoy meses más tarde y la llegada del gobierno PSOE-Unidas Podemos (SUMAR), que dura hasta hoy.

Durante la pandemia de Covid, aunque redujimos la frecuencia de la revista, mantuvimos su salida, pues la lucha de clases no se toma ningún respiro. El mundo que salió de aquello no es menos injusto ni desigual, ni más pacífico que antes. Más bien, al contrario. Los proyectos socialdemócratas, sean los de PSOE-SUMAR aquí, o en otras latitudes, se limitan a gestionar la crisis del capitalismo, pero no pueden dar una solución a los problemas de nuestra clase. Una nueva crisis global es inevitable, y con ella la vuelta de las políticas de ajuste y de ataques.

La nueva generación de la juventud está rompiendo con el pasado, y sus elementos más enérgicos abrazan con entusiasmo las ideas del comunismo. Las tendencias anticapitalistas empiezan a extenderse por todas partes. El mundo capitalista observa con temor estos desarrollos. Más que nunca, se hace evidente la necesidad de una revista comunista que haga de vehículo de una alternativa a la barbarie capitalista. Dependemos de ti, lector, luchador, militante. Tú y otros habéis hecho posible que hayamos llegado hasta aquí. Queremos terminar juntos el camino iniciado. Que la celebración del número 200 nos alcance celebrando el arrumbamiento del capitalismo en el museo de la historia, y que la etapa socialista de la historia inicie su camino luminoso hasta la completa liberación de la humanidad.

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: [email protected]

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí