Turquía: la lógica del ‘mal menor’ no logra derrotar a Erdogan

La primera vuelta de las elecciones presidenciales en Turquía no ha dado como resultado un ganador claro. El actual presidente Erdogan del AKP (con el 49,3 por ciento de los votos) se verá forzado a pasar a la segunda vuelta por primera vez. Kemal Kılıcdaroglu, líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP), será su principal rival. Estas elecciones han sido una batalla cuesta arriba para el AKP, tras 20 años en el poder y, sin embargo, Erdogan no ha sido derrocado.

Sudán: estalla un sangriento enfrentamiento en el seno de la contrarrevolución

Un enfrentamiento abierto en el seno de la contrarrevolución sudanesa ha sumido al país en la violencia, que ha matado ya a un centenar de personas y herido a cientos más. Esta batalla largamente esperada para determinar qué camarilla de gángsters asesinos se queda con el botín de Sudán es una trágica consecuencia del fracaso de las masas a la hora de tomar el poder tras la revolución de 2018-9.

Israel: la reforma judicial de Netanyahu divide al establishment y provoca enormes protestas

La clase dominante israelí está atravesando una aguda crisis interna. Benjamin 'Bibi' Netanyahu volvió hace apenas un par de meses a ocupar su cargo y está decidido a imponer una serie de reformas judiciales a través de la Knéset (Parlamento israelí). Al hacerlo, ha enfurecido a la mayoría de los grandes capitalistas, que han dado un paso insólito al respaldar la movilización de enormes multitudes en las calles.

Terremoto en Turquía y Siria: una catástrofe que se veía venir

A primera hora de la mañana del lunes 6 de febrero, un terremoto devastador sacudió el Oriente Próximo, desgarrando la Tierra y reduciendo los edificios a escombros. El sismo de magnitud 7,8, con epicentro al oeste de Gaziantep, en la región turca de Anatolia, es el más fuerte que ha sacudido el país en los tiempos modernos. Con la fuerza de 130 bombas atómicas, se sintió hasta en Groenlandia.

Irán: el movimiento se organiza bajo el látigo de la contrarrevolución

A más de dos meses del inicio del levantamiento revolucionario de la juventud iraní, tras un reflujo bajo una fuerte represión, se produjo una nueva ronda de protestas entre el 16 y el 19 de noviembre, que evidencian el látigo de la contrarrevolución impulsando al movimiento. Para lograr la victoria final, debe haber una participación masiva y organizada de la clase obrera.