Amaño en las elecciones sindicales de Adecco (Procavi) con la participación y complicidad de las direcciones de CCOO y UGT

Compañeros/as, como sabéis la dirección de Adecco despidió en pleno proceso electoral a 3 compañeros candidatos en la lista del SAT para las elecciones del próximo 30 de septiembre, con el fin de decir al resto lo que les esperaba. Desde entonces esta sección sindical no ha dejado de denunciar que estos despidos suponen una vulneración de nuestros derechos más básicos: el derecho a presentarnos cualquiera de nosotros a unas elecciones sindicales y el derecho a votar libremente a la candidatura que queramos.

Es muy grave que a día de hoy 3 compañeros nuestros han perdido su trabajo, y por ende su sustento económico, por haber dado el paso de ejercer su derecho de presentarse a unas elecciones sindicales. Se suman a los dos compañeros despedidos en abril también por su labor sindical y a la comunicación de no renovación de dos compañeras eventuales de la lista. La empresa dice que no lo sabía: ¿cómo no va a saber lo que se mueve en el colectivo de trabajadores? ¿Acaso hacemos una labor ilegal o clandestina?.

Desde el principio apelamos a los miembros de CCOO y UGT a que se unieran a nuestra denuncia pública y suspendieran las elecciones hasta que se readmitiera, con las mismas condiciones en las que estaban contratados, a los compañeros despedidos y se garantizara que durante el proceso electoral no se llevaría a cabo ningún tipo de despido, tanto si fueran miembros de alguna de las candidaturas como si no. Sólo tenían que retirar temporalmente las candidaturas.

Sin embargo, a pesar de que hicieron público su rechazo ante los despidos, la realidad es que no han hecho nada para que la empresa diera marcha atrás con las medidas de represión sindical ni para que las elecciones sindicales se desarrollaran con las mínimas garantías democráticas. Sin embargo queda claro que las direcciones provinciales han visto una oportunidad estupenda de quitarse de encima una candidatura alternativa con otro modo de ver las cosas distintas a la mayoría del actual comité.

Todos y todas vemos con nuestros propios ojos a sindicalistas de CCOO y UGT participando en un proceso electoral irregular, distorsionado gravemente por la política de persecución a trabajadores.

De las elecciones del 30 de septiembre resultará un comité ilegítimo porque así es el proceso electoral. Esta es una situación que sólo beneficiará a una patronal que está demostrando claramente su intención de rebajar aún más las condiciones laborales en el sector. Necesitamos un comité elegido democráticamente sin irregularidades que pueda combatir a la empresa ante las condiciones que están imponiendo con la firma de CCOO y UGT.

Con el SAT no van a contar para continuar con este proceso electoral fraudulento pero que no tengan duda los compañeros y las compañeras de Adecco que ahí estaremos para  continuar denunciando la bolsa de horas, el encadenamiento generalizado de los contratos temporales durante años, las diferencias en cuanto a condiciones laborales entre trabajadores/as de  contratas y trabajadores/as de la matriz; y continuaremos luchando por la mejora de nuestras condiciones laborales.

Ahora la propaganda electoral que reparten hablan de muchos logros. Sin embargo, toda la plantilla los estamos disfrutando todos los días, hasta tal punto que muchos días nos vamos a casa debiendo horas a la empresa. ¿Dónde se ha visto eso?. Y esto tiene el visto bueno de CCOO y UGT. Ese es el resumen de todo lo conseguido, retirando denuncias a la inspección, pactando una y otra vez en contra de la opinión general de la plantilla.

Compañero, Compañera, llamamos al voto nulo. Rompe tu papeleta y métela en el sobre.


Actualización

Finalmente las elecciones sindicales se llevaron a cabo sin la participación del SAT, arrojando un resultado de 11 delegados para la UGT y 5 para CCOO, aunque la Mesa electoral no ha facilitado hasta ahora las cifras de abstención ni de votos blancos o nulos. Sin embargo, estamos ante un comité ilegítimo ya que el proceso electoral se ha desarrollado de forma fraudulenta. Una situación que sólo beneficia a una patronal que está demostrando claramente su intención de rebajar aún más las condiciones laborales en el sector, motivo por el cual hay convocada una huelga estatal para los días 13 y 14 de octubre, y que en Procavi se están imponiendo precisamente con la firma de CCOO y UGT. Este no es más que un caso concreto, de los muchos que existen, que demuestran la falsedad de la democracia dentro del sistema capitalista. Un sistema en el que las direcciones empresariales pueden dejar sin sustento económico a los trabajadores por el simple hecho de repartir octavillas, recoger firmas o presentarse a unas elecciones sindicales. De su lado tienen a un sistema judicial, que eterniza los procesos judiciales, quedando en la práctica completamente inutil para la clase obrera cuando sus derechos fundamentales más básicos son vulnerados. Pero que no quepa duda, la lucha sigue y sirve. Aunque el SAT no haya participado en estas elecciones sindicales ilegítimas, continuaremos denunciando la bolsa de horas, el encadenamiento generalizado de los contratos temporales durante años, las diferencias en cuanto a condiciones laborales entre trabajadores/as de contratas y trabajadores/as de la matriz; y continuaremos luchando por la mejora de nuestras condiciones laborales.

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: [email protected]

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí