Cómo formar parte de Lucha de Clases – Corriente Marxista Internacional  

La Corriente Lucha de Clases, sección española de la Corriente Marxista Internacional, es una corriente política que defiende las ideas del marxismo revolucionario en el seno del movimiento obrero y de la juventud, en los movimientos sociales y vecinales, y en la izquierda en general. Luchamos por la construcción del socialismo en el Estado español y a nivel internacional; es decir, una sociedad autogestionada por todos sus miembros, para el desarrollo pleno del bienestar y del avance social a través de la democracia más amplia y completa.

El comienzo de la segunda década del siglo XXI coincide con la mayor crisis capitalista desde el crack de 1929 y la depresión económica posterior. El carácter global y la profundidad de esta crisis del capitalismo indican, en nuestra opinión, la entrada en un nuevo periodo descendente del sistema, y lleva implícita también la ruptura del relativo equilibrio capitalista que predominó en los países más desarrollados durante las dos últimas décadas, tras la caída de la URSS.

La crisis del capitalismo revela la receta que, tanto los partidos de la burguesía como la vieja socialdemocracia, tienen reservada para los trabajadores y capas más humildes de la sociedad. En el contexto actual del Estado español, los capitalistas y sus representantes políticos la única alternativa que nos ofrecen consiste en pagar las deudas usureras de los grandes empresarios y banqueros a costa de la riqueza real que creamos los trabajadores.

Desde LUCHA DE CLASES queremos fomentar un debate en la izquierda y en el movimiento obrero sobre el socialismo, el papel de la clase obrera y la necesidad de realizar un trabajo para fortalecer una izquierda sindical organizada en él. 

Cuando se escribió este documento, en 1999, la burguesía y sus creadores de opinión llevaban una década pontificando acerca del "fin de la historia", confundiendo conscientemente la idea del socialismo con el estalinismo que había fracasado en la URSS.

Más artículos...

Grid List

La caída inesperada del reaccionario gobierno de Rajoy muestra el carácter inestable y turbulento de la situación española e internacional. Pedro Sánchez se enfrenta ahora al desafío de satisfacer, o frustrar, las expectativas que ha despertado en millones de trabajadores, mujeres, jóvenes, desempleados y jubilados.

La decisión de ETA de disolverse, tras 60 años de existencia, es uno de los acontecimientos más relevantes habidos en el Estado español en las últimas décadas. Los marxistas saludamos este paso y nos alegramos de esta decisión, sentimiento compartido sin duda por millones de personas comunes en el Estado español. En cambio, por razones evidentes, la derecha, las asociaciones de víctimas del terrorismo vinculadas a ésta, el aparato del Estado, así como los periodistas y contertulios del régimen, no disimulan su decepción con la noticia.

¡Apoya la lucha por el socialismo internacional!

Nuevamente, como todas las navidades y en el verano, Lucha de Clases lanza su campaña especial de finanzas, dirigida a nuestros lectores, simpatizantes y colaboradores. A todos vosotros os pedimos que nos ayudéis a dotarnos de los recursos y medios a fin de desarrollar y ampliar nuestra labor política en la difusión y extensión de las ideas del marxismo revolucionario y del socialismo internacional.

Este jueves 17 de agosto tenemos un acto en Morón de la Frontera con los compañeros del Sindicato Andaluz de Trabajadores, os esperamos.

Fue un gran éxito la primera reunión pública celebrada por la CMI en Katmandú - Nepal. A pesar de estar en el medio de la campaña electoral, la reunión sobre las lecciones de la Revolución de Octubre atrajo a 100 activistas comunistas, incluidos los principales miembros del Partido Maoísta y a jóvenes comunistas. A la reunión también asistió el camarada Gopal Kriti, un veterano activista de la clase trabajadora y miembro del Comité Ejecutivo del Partido Maoísta: una partido de masas en Nepal. La reunión se celebró en la sala de reuniones del Colegio de Abogados de Katmandú y fue dirigida por el camarada Yug Pathak, un periodista comunista; y el escritor y camarada Rob Sewell de la CMI.