Análisis Político
Typography
Damos a conocer a continuación una resolución que fue repartida a todos los asistentes de la última asamblea de IU-EU Palma de Mallorca (ciudad). Por motivos de tiempo y, al estar cerrado previamente el orden del dío, no pudo ser incluida en el mismo.

RESOLUCIÓN POR UNA ESQUERRA UNIDA DE / Y PARA LA CLASE OBRERA


1) La política de IZQUIERDA UNIDA en las presentes elecciones del 22 de mayo está determinada por el contexto político y económico estatal e internacional: la más grave recesión capitalista habida desde la crisis de los años 30 que, según los propios economistas y premios Nobel de Economía más prestigiosos, van a arrojar al capitalismo en los próximos 6-7-8 años a un crecimiento mínimo, en la práctica, a un estancamiento.

 

2) Para enjuagar las grandes burbujas especulativas, financieras e inmobiliarias, el capitalismo, como siempre, echa mano de la “teta del Estado”: ya en los primeros años 80 del pasado siglo, en el primer gobierno de Felipe González, la limpieza de los balances contables de la banca (empezando por Banca Catalana) y de grupos como RUMASA, llevó a que el Estado destinase billones de las antiguas pesetas en reflotar a estos grupos capitalistas.

 

3) Entonces, con la entrada posterior en la UNIÓN EUROPEA, y en base a las inversiones de los capitalistas europeos en el Estado español afluyeron inversiones aquí que estabilizaron la situación de crisis del capitalismo español.

 

4) Ahora la economía española tiene el más alto grado de endeudamiento de toda su historia: sobre todo de los bancos y de las empresas; y, en menor proporción sobre la deuda total, de las familias españolas y del Estado. Lo que se pretende por parte de los capitalistas es que, nuevamente, el Estado asuma las deudas y el reflotamiento de la banca (pública y privada) y principales empresas con problemas.

 

5) Los capitales internacionales, dentro de Europa, dirigen sus grandes inversiones hacia Europa oriental. Comparada con las nuevas y grandes inversiones, con fábricas nuevas, que afluyeron a países como Chequia, Eslovaquia, Hungría o Polonia, la economía española no ha recibido ninguna gran inversión en esta última década que haya creado ninguna gran fábrica de renombre. En este sentido, la política concertada por el Gobierno Zapatero, desgraciadamente avalada en una parte importante por los máximos dirigentes de UGT y CC.OO. por medio del Pacto de Estado de principios de febrero, está destinada al fracaso: su única consecuencia tangible va a ser el empobrecimiento generalizado de la clase trabajadora.

6) En virtud de esto, se pretende el saqueo del “mini Estado del bienestar” del Estado español; detrayendo una gran parte de los fondos destinados a gastos sociales para destinarlos al pago de los intereses de la futura Deuda Pública que sobrevendrá con la política explicada más arriba; adelgazando drásticamente el presupuesto de todas las administraciones públicas y haciendo reducir drásticamente el salario real de los asalariados españoles, con el fin de recomponer la tasa de ganancia de los endeudados capitalistas hispanos. La llamada ‘reforma de las pensiones’ y la próxima contrarreforma de la Negociación colectiva, son ejemplos claros de esto. Pero anteriormente también lo fue el ajuste de 15.000 millones de euros llevado a cabo en las administraciones públicas.

 

7) Los dirigentes actuales del PSOE están en las antípodas ideológicas de su fundador, Pablo Iglesias. IU debe reclamar con honor la defensa de los sanos y correctos ideales originarios socialistas. La política del Gobierno Zapatero se ha revelado estar directamente dirigida por el capital financiero internacional.

 

8) IU no se puede corresponsabilizar de ninguna manera con el ajuste que determinan estas políticas promovidas por el Gobierno Zapatero, mandatadas a su vez por el capital financiero. Debemos presentar resoluciones, ante cualquier pacto de Gobierno que tengamos con el PSOE (sea a nivel local o regional), donde, tal como defiende IU federal, nos declaremos resueltamente contra las dos contrarreformas mencionadas y contra el ajuste presupuestario promovido por el Gobierno Zapatero, instigado por el capital financiero.

 

9) Lógicamente, como derivación de lo anterior, sería inconsecuente permanecer en Gobiernos de coalición, ya fueran locales o regionales, que aplicasen dichas políticas de ajuste. El electorado y nuestros simpatizantes son justos y claros: no admiten un discurso que no se corresponda con los hechos.

 

10) Las encuestas y resultados electorales no dejan lugar a dudas: en determinadas comunidades (por ejemplo, en Catalunya) el hecho de ser copartícipes de esas políticas hizo que Iniciativa per Catalunya no solo no rentabilizara la mayor e histórica caída electoral del PSC, sino que ni siquiera el que IPC estuviera vinculada a IU o a la figura de Cayo Lara, organizaciones que nos movilizamos resueltamente contra el Gobierno Zapatero el 29 de septiembre, posibilitó el que se evitase el descenso electoral vivido por la propia IPC.

 

11) En Baleares, todavía estamos a tiempo de que los trabajadores perciban que no ‘somos lo mismo’ que el PSOE, o que no somos utilizados por los dirigentes del PSOE como su mero báculo izquierdo. Deberíamos de promover abiertamente en las instituciones donde tengamos representación las siguientes medidas para aprobar inmediatamente en los próximos días:

 

• Creación de una ayuda complementaria de asistencia social para todo parado que le

garantice la percepción de la cuantía del SMI que prometió Zapatero a los sindicatos a

principios de legislatura, 800 euros (actualmente está en unos míseros 641 euros; mientras que en Irlanda, país ‘rescatado’ por la UE, el SMI era de 1462 euros en el 2008, según Eurostad).

• Complementar la congelación de las pensiones a cargo del presupuesto autonómico.

• Promover oposiciones para garantizar la renovación de todos los trabajadores por bajas

vegetativas.

• Disminución a la mitad de los contratos eventuales que dependan del Govern...

 

12) Dichas medidas no suponen ningún programa revolucionario. A decir verdad, tampoco suponen grandes medidas reformistas. En un contexto donde, tan solo en el último año, las rentas salariales han perdido más de un punto del PIB en lo que respecta al reparto de la ‘tarta’ global según el INE, dichas medidas que promovemos se deberían calificar, como mucho, de mero mantenimiento del poder adquisitivo conjunto de la clase trabajadora.

 

13) En definitiva, IU debería de salir de todos los pactos de Gobierno si los partidos firmantes no son capaces de luchar públicamente por mantener al menos el poder adquisitivo de los trabajadores.

 

14) En este contexto, algunos compañeros hablan ahora de llevar adelante pactos electorales con ERC de cara a las próximas elecciones regionales y locales en les Illes Balears. Hay que decir que la propia ERC, partido que no debe suponerse a la izquierda del nuestro, tuvo sin embargo una actitud más consecuente al salir del pacto de Gobierno en Baleares.

 

15) Lógicamente, una parte de nuestros simpatizantes y votantes pueden ver en este mero hecho (llegar solo a un pacto electoral) con ERC, el que nos preocupemos más por garantizarnos unos cuantos votos más que en responsabilizarnos de aplicar un programa electoral que, en los hechos, siendo autocríticos y honestos, no hemos sabido defender. La verdad es que un pacto con ERC, por sí mismo, solo añadiría confusión en nuestra opinión.

 

16) IU debe aspirar a que todos aquellos que nos movilizamos el 29 de septiembre vean en nosotros a sus representantes. Ese porcentaje que se movilizó el 29S representa muchas veces más el porcentaje de votos que sacamos en las últimas elecciones hace cuatro años. En nosotros deben ver a una fuerza política consecuente institucionalmente con lo que defendemos en la calle y en las elecciones. IU será una organización viable si es capaz, antes que nada, crecer como una organización imbricada en los sindicatos, asociaciones de vecinos y movimientos sociales.

 

17) Insistimos, la mejor política electoral consiste en ser los consecuentes adalides de la defensa de los derechos de la clase trabajadora. En Baleares deberíamos de imitar a los compañeros de otras federaciones y organizar una gran manifestación en defensa de las pensiones públicas y de los derechos conquistados por el movimiento obrero. Deberíamos, eso sí, de invitar a la convocatoria de esta manifestación a todas las organizaciones que se consideren partícipes del movimiento obrero.