Pagina principal Internacional Europa Grecia Frente Amplio contra los neonazis ¡Por un Gobierno de la izquierda para ponerlos fuera de la ley!

Frente Amplio contra los neonazis ¡Por un Gobierno de la izquierda para ponerlos fuera de la ley!

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

La máscara de los neo-nazis cayó frente a las cámaras de televisión en el ataque público que sufrió la parlamentaria Kanellis, del Partido Comunista, frente al portavoz del fascista “Amanecer Dorado”, el neo-nazi Kasiriadi.

agresion_kasidiaris_kaneliLa máscara cayó para revelar el verdadero rostro de una organización criminal capaz de organizar pogromos sangrientos contra los inmigrantes indefensos y que en repetidas ocasiones ha procedido a ataques asesinos, apuñalamientos y palizas brutales contra los combatientes de la izquierda.

Los representantes y los periodistas de los medios burgueses declaran su indignación por el trágico incidente y su ansiedad sobre el "camino a seguir". Declaran que la "violencia" se ha convertido en "incontrolable" en diferentes manifestaciones del crimen. El intento de equiparar la "violencia" de los miles de desempleados pobres, o de los desesperados que tiran a los políticos burgueses yogurt; frente a la violencia asesina de la banda de "Amanecer Dorado” no va a convencer a nadie.

La indignación de miles de trabajadores desempleados machacados por la crisis se convierte, aunque de una manera turbia y desordenada, en la dirección correcta, frente a los exponentes políticos de un sistema que les deja de lado. A diferencia de la violencia de "Amanecer Dorado", dirigida contra los trabajadores migrantes indefensos, o contra el movimiento mismo de los trabajadores. Estas bandas fascistas operan como segmentos del Estado. Eso muestra las decenas de casos de acciones conjuntas en el área de Chrysafgiton con la policía antidisturbios, y es bien sabido de la connivencia de la policía con “Amanecer Dorado”.

Los medios de comunicación burgueses hipócritamente dicen que condenan toda la violencia. Al mismo tiempo que hasta ahora han usado estos gritos histéricos de "violencia" contra las manifestaciones de las masas, han observado un gran "silencio" frente a los ataques asesinos contra los inmigrantes, que han hecho y siguen llevando a cabo todos los días "Amanecer Dorado". Los pogromos de “Amanecer Dorado” en contra de los inmigrantes en Patras fueron presentados por los medios de comunicación como una demostración de los ciudadanos indignados y todos los periodistas llegaron a la misma conclusión: "algo hay que hacer finalmente con la emigración".

Los medios de comunicación han ido aún más allá con las emisiones de las proclamas y homenajes a los oficiales nazis y sus aliados llevadas a cabo por Michaloliakos [líder de “Amanecer Dorado”].

(…) La izquierda ha cometido un grave error al permitir que sus dirigentes se hayan sentado en el mismo panel a hablar con los criminales nazis. Después de este ataque, el Partido Comunista y el SYRIZA dejaron en claro que no volverían a participar en otra retransmisión con el representante de “Amanecer Dorado" ¿Pero se ha tenido que golpear a Kanellis para comprender esto? La izquierda ya tenía docenas de víctimas golpeadas, y ataques mortales llevados a cabo por “Amanecer Dorado". Esto debería haber sido suficiente para haber tomado esta decisión desde hace tiempo.

La cuestión de “Amanecer Dorado" debe tratarse de inmediato y de manera decisiva como una prioridad ante las masas del movimiento obrero y de la juventud antes de que tengamos que llorar a las víctimas como ocurrió con el atentado en Noruega el verano pasado. La izquierda debe tomar la iniciativa en esta tarea.

Los brotes de ataques fascistas sólo pueden abordarse a través de la acción de masas por los sindicatos y las organizaciones de masas de la izquierda. Los sindicatos, el Partido Comunista y el SYRIZA deben crear grupos de auto-defensa con la participación activa de los inmigrantes en ellos, y llevar adelante una fuerte respuesta militante ante la violencia nazi en los barrios de Atenas y otras ciudades.

Frente a los ataques criminales de los fascistas, los trabajadores griegos y los migrantes deben hacer un frente común. La izquierda debe mantener una activa campaña de registro de los migrantes en los sindicatos para la unificación de los trabajadores extranjeros en el movimiento obrero organizado.

Una de las primeras medidas que el Gobierno entrante de la izquierda debe dar es poner a "Amanecer Dorado" fuera de la ley. Todos sus activistas principales deben ser detenidos y castigados ejemplarmente. El Gobierno de la izquierda también debe llevar a cabo una sistemática "limpieza" de la policía y el ejército de los feudos fascistas, como parte del esfuerzo vital para crear un nuevo ejército y unas fuerzas de seguridad nuevas, que estarían sujetas a un control democrático de los trabajadores públicos y desde la base de las organizaciones.