Mexico
Typography
La marcha del 1° de mayo en la Ciudad de México reflejó un claro rechazo de los sindicatos a los partidos de derecha: el PRI y el PAN. A solo dos meses de que se realicen las elecciones presidenciales es claro el descontento a las políticas antilaborales, como el intento de modificar la Ley Federal de Trabajo.

 

A muy tempranas horas, los sindicatos charros del Congreso del Trabajo realizaron su mitin. Horas más tarde entrarían a la plancha del Zócalo los sindicatos independientes. A la cabeza de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) se encontraban los pilotos de Mexicana de Aviación, quienes en el último periodo han dado una lucha por la defensa de sus empleos. Los compañeros del SME, cuando entraron al Zócalo, fueron de los contingentes mejor recibidos.

Era recurrente el llamado al voto de castigo contra el PRI y el PAN, algunos sindicatos hicieron llamados más explícitos a votar por López Obrador, dado que es el único candidato que se ha pronunciado a favor de los derechos de los trabajadores. Si bien es notorio el descontento de la clase obrera, también vimos una marcha poco nutrida con respecto a años pasados, donde el Zócalo nunca estuvo completamente lleno. Esto se puede explicar dado que al final del sexenio calderonista los golpes al proletariado no se han podido detener del todo y el caso más claro es el del SME, aun con esto siguen en una lucha firme 16 mil electrisistas y sus familias.

El contingente juvenil más numeroso y mejor organizado fue el del Comité de Aspirantes a Educación Superior (CAES) dirigidos por el CLEP-CEDEP. Algunos de estos compañeros además de marchar se involucraron en actividades de propaganda. Como cada año los marxistas de la Corriente Marxista Internacional (CMI) nos hicimos presentes. Esta es la primera vez que nuestro nuevo periódico “La Izquierda Socialista” se hacia presente en el día internacional del trabajo. La respuesta fue positiva, este fue el periódico de una organización política con mayor presencia en la marcha. Nuestra primera plana señala: “Es posible derrotar al PRI solo con la organización y la lucha”. También distribuimos tres mil volantes que tenían como encabezado: “¡Saquemos al PRI y al PAN del gobierno! ¡Vota por AMLO y lucha por un programa socialista!”, la gente nos cooperaba económicamente y sumamos de moneda en moneda 1500 pesos, una muy buena cantidad que servirá para seguir difundiendo nuestras ideas.

En total fuimos alrededor de 120 compañeros difundiendo las ideas del marxismo dentro de la manifestación, incluyendo dos puestos de libros con títulos del Centro de Estudios Socialistas Carlos Marx”. Se notaba un gran entusiasmo de los compañeros que vendían La Izquierda Socialista quienes gritaban “compre su periódico socialista” “La Izquierda Socialista, prensa de la clase obrera” y además acercándose a los trabajadores para intercambiar palabras y explicar las ideas.

El pasado primero de mayo fue una muestra más del rechazo a los gobiernos burgueses del PRI y el PAN, ese día Andrés Manuel López Obrador, el candidato de las izquierdas para la presidencia, mostró sus compromisos de campaña para los trabajadores:

1.    Se respetará la legalidad en materia laboral.

2.    Se promoverá la democracia y la libertad sindical.

3.    Habrá respeto a la vida interna de los sindicatos.

4.    Promoveremos que se cumpla la Constitución y que se paguen salarios justos, que el salario sea remunerador.

5.    Estoy también comprometido en dar ocupación a personas mayores.

6.    Me comprometo a restituir el empleo y las condiciones laborales a todos los trabajadores electricistas que fueron despedidos injustamente. Volverá a volar de nuevo Mexicana de Aviación y se reinstalarán a todos sus trabajadores. Asimismo, habrá una solución justa a las demandas del sindicato minero.

Estas medidas significarían un importante paso al frente con respecto a la actual situación de ataques a los sindicatos y a los derechos laborales. Sabemos que incluso con un triunfo electoral de la izquierda la burguesía seguiría impulsando sus ataques, por eso los marxistas de La Izquierda Socialista señalamos con claridad este 1° de mayo que hay que votar por AMLO, luchando por un programa socialista pero que solo podemos alcanzar un cambio profundo en la sociedad (que desde nuestro punto de vista debe ser ir al socialismo) organizándonos y luchando. Por eso hay que fortalecer nuestros sindicatos, al Morena y Morenaje, dotándolos de una vida interna democrática y un programa claramente a favor de la clase trabajadora.