Pilotos de Ryanair al filo de la batalla de sindicalización más dura en la historia de la aviación

Escrito por Por Martin Swayne. 28 de septiembre de 2017 Lunes 02 de Octubre de 2017
Imprimir

La aerolínea de bajo coste Ryanair anunció recientemente la cancelación de casi 2.000 vuelos durante las próximas 5-6 semanas, lo que representa entre 40 y 50 vuelos al día. Oficialmente, la empresa culpa a varios retrasos, huelgas de controladores de tráfico aéreo en Francia, las condiciones climáticas y un calendario de vacaciones modificado de los pilotos y de la tripulación de cabina. Sin embargo, esto es toda una cortina de humo.

ryanairLa verdadera razón son años de mala administración e intimidación de su personal. Esto ha llevado a un éxodo masivo de sus pilotos, que buscan mejores condiciones de trabajo en otros lugares. No sólo los pilotos de la compañía están hartos, sino que, según nuestras fuentes, también se han ido figuras clave de la tripulación (personal encargado de planificar las listas de trabajo). El piloto en jefe Ray Conway, una de las figuras más antiguas de Ryanair con casi 30 años de servicio, también ha ofrecido su renuncia.

Éxodo de pilotos

¿Qué está pasando? Es cierto que la Autoridad de Aviación de Irlanda pidió a Ryanair que alineara su calendario de licencias del próximo año con el calendario normal del año. Por lo tanto, tuvo que programar las reservas de vacaciones acumuladas de muchos pilotos a finales de 2017. Sin embargo, esta es una explicación a medias, como fue inicialmente aclarado por IALPA, la Asociación de Pilotos de la Línea Aérea de Irlanda. La explicación técnica completa estaba disponible en su sitio web, pero ha desaparecido después de que Ryanair amenazara con una acción legal contra el sindicato. La declaración todavía se puede revisar aquí y es suficiente para citar la conclusión:

Al explicar el importante nivel de cancelaciones de vuelos, Ryanair ha alegado que surgen debido a la necesidad de asignar licencia a los pilotos en los 7 meses siguientes desde la fecha del viejo "año del calendario" del Día de Los Inocentes de abril, antes de la transición, hasta la fecha normal del 1 de enero. Esto parece una explicación extraña e insostenible ya que no existe un requisito de la AESA [Agencia Europea de Seguridad Aérea] relacionado con la licencia en los reglamentos FTL [Limitaciones de Tiempo de Vuelo]. Es igualmente inverosímil ya que han tenido por lo menos dos estaciones [primavera y verano] para notificar de las nuevas regulaciones para poner su casa en orden.

Un punto de interés aparte es que Ryanair afirma que el problema durará alrededor de seis semanas. Esto los lleva convenientemente al horario de invierno con su requisito de reducir la tripulación general, lo que es una prueba más de que el verdadero problema es la escasez de tripulación de vuelo.

El sindicato de pilotos irlandés mostró con hechos y cifras que hay un verdadero éxodo de pilotos, 700 en el último ejercicio. ¿Por qué seguiría alguien trabajando para una empresa en la que como "empleado" prácticamente no tiene derechos y no hay contrato permanente?

Condiciones de trabajo espantosas

No es ningún secreto que la mayoría de los pilotos de Ryanair no trabajan directamente para la propia empresa, sino que son "trabajadores por cuenta propia". Funciona de esta manera: como piloto, usted es nombrado como uno de los directores de una empresa irlandesa, una supuesta sociedad limitada. La compañía también tiene un número de otros directores, así como pilotos. Esta compañía y el piloto concluyen un contrato con un mediador británico, generalmente Brookfield Aviation. Este mediador obtiene asignaciones de Ryanair y contrata al piloto a través de la empresa donde él/ella es director. Ryanair paga al mediador, quien a su vez paga a la compañía irlandesa a través de un contable irlandés, donde el piloto es uno de los directores.

Otjan de Bruijn, miembro del consejo de administración de la asociación piloto holandesa VNV, declaró en la revista Trouw:

La relación laboral es tan compleja para evitar que los pilotos sean vistos como empleados. Ryanair hace esto para mantener los costos de mano de obra tan bajos como sea posible. Al pretender que sus pilotos sean empresarios, no tienen que pagarles ningún salario por enfermedad. Tampoco pagan los gastos de otros empleadores, como las primas de pensión. Y permite a Ryanair pagar el menor impuesto posible. (25 de febrero de 2017)

Esto es muy similar a lo que ha estado ocurriendo en la industria de la construcción y hoy en día también en muchas otras industrias: falso autoempleo. En realidad, los pilotos son trabajadores igualmente asalariados porque sólo pueden volar para Ryanair y también les son asignados horarios como pilotos con contratos permanentes.

Sólo se les paga por las horas establecidas en los horarios. Si hay algún retraso, no ganan nada. A menudo están en modo de espera sin compensación si no se les llama. No hay pago por enfermedad. El costo de su uniforme y alojamiento durante la noche viene de su propio bolsillo. Todo es parte inherente de ser un trabajador por cuenta propia, según Ryanair.

El declararse enfermo corre bajo su propio costo y riesgo, y a menudo un elemento de culpa está envuelto en la situación. Cualquier persona que haya estado enferma durante más de cuatro días en 12 meses es reprendida. Existe un incentivo material para no declarar enfermedad y simplemente volar cuando no se está al 100% de forma. Huelga decir que esto puede comprometer la seguridad.

James Atkinson, ex capitán de Ryanair, dijo lo siguiente a The Guardian:

... la fatiga de volar para Ryanair es bastante real. Cuando estuve allí, me enviaban regularmente de mi base para volar en mis días libres, y sin pago - a las bases distantes de Ryanair que tenían una escasez de personal. Tomaba los vuelos de conexión y a veces las escalas nocturnas para llegar a mi destino (hotel pagado por mí, y no reembolsado). Una vez allí, informaría mi servicio, ejecutaba un horario de vuelo pesado durante cinco días consecutivos, luego, enfrentaba el arduo viaje de regreso a mi base. Si era verano, solía estar sólo tres días en casa antes de embarcarme en otro viaje. Fue una experiencia que me destruyó el alma. (Guardian, 20 de septiembre)

La tripulación de vuelo se organiza

Este tipo de abuso ha estado sucediendo durante años, y es gratificante ver a la fuerza laboral de Ryanair organizarse finalmente. La semana pasada, hubo tres reuniones en Dublín de más de 120 pilotos para discutir cómo proceder. Esto no tiene precedentes en Ryanair, donde no existe un organismo colectivo que represente a los empleados.

A Michael O'Leary, el pomposo CEO de Ryanair, le gusta ridiculizar abiertamente a sus pilotos y expresa desprecio en cada intento de negociación colectiva. Con la tripulación de vuelo saliendo por la izquierda, la derecha y el centro, ahora está sobre las cuerdas. Increíblemente, en una exhibición asombrosa de su arrogancia, sólo echó más leña al fuego hace unos días cuando declaró durante una reunión general anual que los pilotos sólo trabajan 18 horas a la semana, una declaración vergonzosa dado que los pilotos de corta distancia trabajan a menudo 50-60 horas de servicio por semana y, en consecuencia, a menudo sufren de fatiga.

Esto ya se ha vuelto contraproducente y hay rumores sobre una huelga, a pesar de que la coordinación de esta, sin un verdadero sindicato y una fuerza de trabajo esparcida por toda Europa en diferentes contratos, ciertamente no sería realizable. Otra opción que se discute y organiza a través de las redes sociales es una "huelga a reglamento" o "reducción de servicios", donde los pilotos se mantienen al mínimo durante sus días de trabajo. Por ejemplo, se estipula en su contrato que deben llegar 45 minutos antes del despegue, pero en la práctica los pilotos y la tripulación de cabina llegan antes para salir a tiempo. Ahora, llegarían exactamente 45 minutos antes de la salida programada, a menudo haciendo imposible que el vuelo saliera a tiempo.

Se han distribuido cartas con exigencias de que la gerencia de Ryanair acuerde ofrecer a los miembros de la tripulación de vuelo contratos locales con plenos derechos laborales en virtud de la legislación de trabajo del país en que radiquen. Estos se han estrellado con un silencio ensordecedor de la gerencia.

A principios de esta semana, la Asociación de Pilotos Aliados de Estados Unidos también se preparaba para enviar hasta 350 pilotos estadounidenses a Dublín para bloquear la entrada de la ya mencionada reunión general anual de Ryanair. Debido al corto plazo y a la complicada logística de la operación, esto no ocurrió. Los sindicatos y otras organizaciones de toda Europa también están ahora en estrecha colaboración con los pilotos.

Este es claramente el camino a seguir: la solidaridad internacional. Es igualmente crucial, sugerimos, que la tripulación de cabina se logre organizar debido a que son tratados aún peor debido a sus débiles posiciones de negociación. Los demás trabajadores de la aviación son un aliado importante en esta batalla. La organización de las diversas tripulaciones de vuelo de diversos contratos y salarios no es de ninguna manera un camino fácil de seguir, pero es un sendero muy necesario y esperado.

Una cosa es clara, esto puede ser un punto de inflexión importante en la aviación europea. Recientemente, en el Reino Unido ya vimos la huelga de pilotos británicos de Thomas Cook. Ahora tenemos los rumores de huelga en una aerolínea que emplea a más de 10.000 personas. La históricamente conservadora y privilegiada industria de la aviación está a punto de enfrentarse a una grave turbulencia y no escapa al interminable ciclo de la crisis capitalista.