Europa
Typography

120 militantes y simpatizantes del Partido Comunista Francés asistieron a la reunión fundadora de la red “fortalecer el PCF, restablecer el marxismo” celebrada el pasado sábado 30 de enero en Paris. Al acto acudieron camaradas de unos quince departamentos de diversos puntos de la geografía francesa, en un excelente ambiente para el debate.

La crisis del capitalismo y la actualidad del marxismo

Durante la tarde se celebraron tres sesiones distintas, separadas por cortos descansos. El inicio de la reunión corrió a cargo de Alan Woods, editor de la página web www.marxist.com y fundador de la campaña internacional Manos Fuera de Venezuela. Alan empezó su discurso de una manera bastante original: “¡Bienvenidos al funeral! El marxismo ha muerto. El comunismo ha muerto. ¿Cómo lo se? Lo se porque es lo que leo todos los días en la prensa, es lo que oigo todos los días en la radio, es lo que veo todos los días en televisión.” Luego recordó lo que decía Joseph Goebbles, ministro de propaganda de Hitler: “ Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”. Esto es exactamente lo que hacen los medios de comunicación y los intelectuales partidarios del capitalismo, cuando repiten día tras día que el comunismo y el marxismo ya no son de actualidad.

Alan subrayó la quiebra de los economistas burgueses. Durante años, estos nos explicaron que ya no habría más crisis del capitalismo, que el ciclo económico había quedado abolido. ¡Y sin embargo nos encontramos ahora ante la crisis más profunda desde los años 30! “No es solo una crisis del crédito” ha matizado Alan, “es una crisis clásica de sobreproducción. Hay demasiadas mercancías, demasiadas fuerzas productivas en relación a la demanda. Hasta los economistas burgueses se ven obligados a admitirlo, aunque ellos no hablan de “sobreproducción”, porque esto sonaría demasiado a marxismo, sino que hablan de “sobrecapacidad” que es justo lo mismo.”

El camarada explicó luego que habría forzosamente una recuperación económica en un determinado momento: “Como explicó Lenin en los años 20, no habrá nunca una “crisis final” del capitalismo, sino que éste siempre se repondrá de la peor de las crisis, hasta que sea derrocado por la acción colectiva y consciente de los trabajadores, con un partido comunista al frente”. Esto no significa sin embargo que la recuperación económica venga acompañada de una mejora notable en el nivel de vida de las masas. No se recuperarán todos los empleos suprimidos durante la recesión. Por otra parte, los trabajadores deberán abonarles a los capitalistas las facturas por los enormes déficits públicos generados. Tendremos recortes draconianos y contrarreformas a la orden del día “y no hay que pensar que la clase obrera francesa aceptará esto con pasividad, hay grandes luchas a la vista, hay que prepararse para ello y preparar al Partido Comunista, ¡hay que volver a las ideas de Marx y Lenin!” Alan habló también de muchos otros temas, como la revolución bolivariana o el principio de la revolución en Iran, recibiendo su discurso unos calurosos aplausos.

Alan WoodsEn el transcurso del debate que siguió a la intervención de Alan Woods, un militante comunista iraní, Bijan Bastegar, destacó la extraordinaria importancia de los acontecimientos que sacuden Iran. “Si el régimen de Ahmadinejad cae, esto tendrá repercusiones revolucionarias en toda la región”. Allain Duquet, militante del PCF de Alès, al sur del país, intervino para congratularse de esta reunión y animar a los camaradas a organizar otras similares en todo el país. Entre los asistentes que intervinieron, hay que destacar también a este militante de “extrema izquierda” que les reprochó a los manifestantes iraníes el que gritaran “¡Alá es grande!” en las manifestaciones y que luego hizo reír a toda la sala con un llamamiento a todos los camaradas presentes a que ...”¡abandonaran el PCF! En su respuesta, Alan le contestó que había muchos musulmanes en Iran y que esto puede explicar la presencia de lemas religiosos en las manifestaciones...luego añadió que “debemos dirigirnos a la clase obrera real, la de este mundo, no a una clase obrera imaginaria, “perfecta”, ni a la clase obrera del planeta Marte con la que tenemos además muchas dificultades para contactar.” Alan Woods concluyó su respuesta con un llamamiento a todos los camaradas presentes a que nos ayudaran en nuestro trabajo, para fortalecer el PCF y armarlo con un programa y una política marxistas.

El futuro del PCF: marxismo o reformismo

La introducción de la segunda sesión corrió a cargo de Jerôme Métellus, miembro del PCF de Paris y redactor de La Riposte, el periódico del ala marxista del PCF. Jerôme habló del programa y de las perspectivas del partido. Después de hacer un breve balance de la política desastrosa del gobierno de Sarkozy, que amplió los efectos de la crisis, destacó que esta situación colocaba el PCF ante una importante responsabilidad: “Pensamos que el PCF puede y debe desempeñar un papel decisivo en la lucha para acabar con el sistema capitalista. Se muy bien que esta idea no está muy de moda. Cuando se habla del PCF en la prensa o en televisión, es casi siempre para anunciar su próxima defunción. Cuando esta idea procede de nuestros adversarios, de los medios de comunicación y de los intelectuales burgueses, es algo normal, solo cumplen con su papel. El auténtico problema surge cuando esta idea gana terreno en la dirección del propio partido. Muchos dirigentes del partido piensan que el comunismo es algo “anticuado”, que es necesario “inventar otra cosa”. ¿Qué exactamente? No se sabe, ¡siguen en el proceso de inventarlo!”

Jerôme MétellusJérôme explicó entonces que el PCF había conocido varias fases de severo declive en el transcurso de su historia. Al concluir el Congreso de Tours en 1920, por ejemplo, contaba con 100.000 afiliados, para luego caer por debajo de los 10.000 en 1930. Esto fue el resultado de la política sectaria de la dirección del partido la cual, siguiendo la línea de la burocracia naciente de Moscú, anunciaba la caída inminente del capitalismo y calificaba a los socialistas como “socialfascistas”. Sin embargo con motivo de las grandes huelgas de 1936, el PCF se llenó de trabajadores que habían entrado en la lucha de masas, alcanzando los 400.000 afiliados en 1937 para luego quedar nuevamente reducido a unos pocos miles tras la entrada de Francia en la Segunda Guerra Mundial, debido, entre otras cosas, a las consecuencias desastrosas del pacto germano-soviético en la política oficial del partido. Es sin embargo este mismo partido el que liberó Paris de la ocupación nazi en 1944, constituyendo el PCF, con diferencia, la principal fuerza de la Resistencia, viendo sus efectivos aumentar hasta los 500.000 afiliados.

“Así vemos como la historia del partido está ligada a los flujos y reflujos de la lucha de clases” resumió Jérôme. “Sin embargo, la relación entre la lucha de clases y la evolución del partido no tiene nada de automático ni mecánico, la política de la dirección desempeña un papel determinante. Por ejemplo, de 1995 a 2007, Francia ha sido el escenario de toda una serie de movilizaciones masivas: la gran huelga de diciembre del ’95, la movilización contra la guerra de Irak, la lucha de 2003 en defensa de las pensiones, la lucha contra el Contrato de Primer Empleo (CPE), varias movilizaciones de estudiantes de institutos y universidades, entre otras cosas. Sin embargo, durante el mismo periodo, el declive del PCF se ha profundizado en todos los aspectos. El problema no se hallaba en las condiciones objetivas sino en el propio partido, en la política errónea de su dirección”.

Jérôme recordó por ejemplo la política de los dirigentes del partido en la época del gobierno de coalición PS – PCF, presidido por el socialista Lionel Jospin, cuando el ministro “comunista” Jean-Claude Gayssot privatizaba Air France y Aerospatiale, entre otras empresas públicas.

“Pero hoy en día, cuando el PCF está en la oposición, el problema permanece intocado porque la gente no ve la diferencia fundamental entre el programa del PS y el del PCF. El hecho es que el PCF ya no cuestiona la propiedad capitalista de los bancos y de los grandes grupos industriales. Ésta es la carencia más importante en el programa de nuestro partido”

Jérôme explicó para finalizar la necesidad de recuperar el debate sobre las ideas fundamentales del marxismo en el seno del partido: “Ésta debe ser la primera tarea de esta red que lanzamos hoy. Cada vez que La Riposte ha organizado una reunión para tratar un determinado aspecto de la teoría marxista, los camaradas del partido han mostrado mucho entusiasmo. Debemos multiplicar estas reuniones por todas partes, los comunistas debemos llevar a cabo esta tarea. Los plazos electorales y las cuestiones tácticas ocupan demasiado lugar en la vida interna del partido en detrimento del debate sobre las ideas, el programa y, también, sobre los grandes desarrollos de la lucha de clases a nivel internacional. ¿Cuántas agrupaciones han incluido los acontecimientos en Iran y en Venezuela a la orden del día de sus reuniones? Muy pocas, debemos corregir esta situación. No olvidemos que el comunismo es, por su esencia, internacionalista”. Jérôme concluyó su intervención haciendo un llamamiento a los camaradas a que construyan la red, la desarrollen, la orienten hacia el exterior y animen al máximo de camaradas a involucrarse en esta tarea para restablecer las ideas marxistas en el partido.

Durante el debate posterior a esta intervención, se plantearon numerosas cuestiones, por ejemplo sobre la necesidad de incluir la nacionalización de todos los bancos en el programa del partido, sobre el impacto que tuvo la caída de la URSS en el movimiento comunista, acerca del papel de los cargos públicos del PCF, etc. Respecto a este último punto, varios camaradas han subrayado el creciente distanciamiento existente entre los militantes del partido y numerosos cargos electos comunistas. En su respuesta, Jérôme dijo que “es un problema ampliamente percibido en el partido, muchos cargos públicos – aunque no todos ni mucho menos – desempeñan un papel exagerado en el funcionamiento y la política del partido y domina el sentimiento de que las agrupaciones no controlan la actividad y la política que llevan a cabo estos cargos. Esto debe cambiar, hay que conseguir que los cargos electos estén bajo el control de los militantes”

El PRC y la lucha contra Berlusconi

Francesco GilianiLa última sesión la introdujo nuestro camarada Francesco Giliani, secretario político de la sección de Modena del Partido de la Refundación Comunista de Italia y redactor de Falce Martello, el periódico del ala marxista del PRC. El tema de la sesión trataba sobre lucha de clases y el movimiento comunista italiano. Francesco empezó por darnos algunos datos acerca de la crisis particularmente grave que atraviesa el capitalismo italiano, “uno de los más frágiles y más enfermo de Europa”. Explicó como “la clase dirigente y el gobierno de Berlusconi tratan de dividir los trabajadores alimentando sentimientos racistas en contra de los trabajadores inmigrantes” – exactamente igual que lo que ocurre en Francia con el “debate” entorno a la “identidad nacional” y la burqa. Desgraciadamente, al no haber alternativa clara y ofensiva por parte de los dirigentes de la izquierda y de los sindicatos, esta campaña está obteniendo un eco entre un sector de la clase obrera italiana.

Francesco relató como el gobierno envió en enero al ejercito y la policía para “restablecer el orden” en Rosarno, al sur del país , cuando miles de trabajadores del campo de origen extranjero se levantaron en contra del acoso racista y de las condiciones de trabajo inhumanas de los que son víctima.

Nuestros camaradas de Falce Martello desempeñaron un papel decisivo en el giro hacia la izquierda iniciado por el PRC en el marco de su último congreso en julio de 2008. Paolo Ferrero, el nuevo secretario general del partido, había formado una mayoría entorno al compromiso de poner fin al proceso de liquidación del PRC y declarando que el PRC debía rechazar cualquier tipo de alianza con el Partido Democrático (PD), un partido procapitalista producto de la fusión del PDS (socialdemócrata) y de un partido de “centro” dirigido por antiguos democristianos y otros representantes del capitalismo italiano. Año y medio más tarde, Paolo Ferrero ha renegado de los compromisos contraídos en congreso de 2008: por un lado reinicia el proceso de liquidación del PRC por medio de una “Federación” entre el PRC y pequeñas organizaciones que se sitúan a su derecha, por otra parte la dirección del partido ha adoptado una política de alianza con el Partido Democrático de cara a las próximas elecciones regionales. “Esta política está sentando muy mal en la base del partido, ciertos camaradas que habían regresado al PRC en 2008 están ahora emprendiendo el camino inverso. Sin embargo, la cuestión aun no está resuelta, la oposición a este giro derechoso ira en aumento entre las bases del partido y los camaradas de Falce Martello ocuparán en ella el lugar que les corresponde.

La finalización del acto corrió a cargo de Greg Oxley, del PCF de Paris y de La Riposte. En su conclusión para esta magnífica tarde de discusiones y debates, Greg hizo un llamamiento a los camaradas para que duplicasen sus esfuerzos para dar la máxima audiencia a nuestras ideas marxistas, en el PCF y en el movimiento obrero en general, recordando el lema de Lenin “explicar pacientemente”. Luego los camaradas cantaron la Internacional y – bajo la dirección de Francesco - “Avanti Popolo”, para continuar el debate tomando una copa y unos bocadillos.

Esta reunión ha generado mucho entusiasmo, ahora es preciso apoyarse en su éxito para desarrollar la red “Fortalecer el PCF, restablecer el marxismo” en todas las regiones del país, ¡los camaradas deben encargarse de ello! Todos aquellos que quieran involucrarse en este trabajo pueden contactarnos en: : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. La página web www.renforcerlepcf.com se encuentra a disposición de la red. Se necesitan sin demora otras reuniones de este tipo, en todas las federaciones del partido. ¡Adelante hacia la victoria de las ideas y del programa marxistas!

La Riposte

2 de febrero de 2010