Análisis Político
Typography

El departamento de defensa de EEUU quiere convertir Morón de la Frontera (Sevilla) en la base permanente de su “fuerza de respuesta ante la crisis en África”. Esta ampliación del contingente militar estadounidense supondría la presencia de hasta 3000 marines en suelo español, unidos al despliegue naval en Rota. De este modo EEUU, con el apoyo solícito del gobierno español, convierte a Andalucía en la punta de lanza de la fuerza militar estadounidense en los conflictos interimperialistas que se dirimen en África.

El por qué de la ampliación

África es desde hace décadas el escenario de conflictos por el reparto de los mercados, áreas de influencia y materias primas entre EEUU, Francia y China. A esto se añaden los efectos desestabilizadores de la intervención imperialista en Libia, así como los procesos revolucionarios abiertos en Túnez y Egipto. De nuevo, con la excusa de la “lucha contra el terrorismo”, el imperialismo norteamericano se apresta para intervenir con toda su fuerza militar en África, en defensa de los intereses de sus multinacionales. Y, de nuevo, el Estado Español ofrece su suelo como base de operaciones para el imperialismo.

Las bases militares norteamericanas en suelo español fueron una concesión del régimen franquista al gobierno norteamericano a cambio de su reconocimiento internacional, como aliado del bloque occidental durante la guerra fría. Ya en los 80, el gobierno de la UCD presidido por Leopoldo Calvo-Sotelo decidió la adhesión de España a la OTAN, decisión refrendada más tarde por el gobierno de Felipe González, tras ganar el referéndum que convocó forzado por la enorme movilización popular contra las Bases. Desde entonces, la salida del Estado Español de la OTAN ha sido una reivindicación central de la izquierda, que ha sido recogida ahora por PODEMOS.

¿Cómo mantener los puestos de trabajo? Por un plan de empleo para la comarca de Morón

El gobierno central y la Junta de Andalucía quieren engatusar a la población de la Campiña de Morón con los supuestos nuevos empleos que la ampliación de la base va a traer a una comarca azotada por el paro (32% sólo en Morón). Pero lo cierto es que la empresa VBR, concesionaria del mantenimiento de la base, presentó un ERE el pasado año para 55 trabajadores. El objetivo de la empresa es reducir la plantilla, de los 594 que había en 2010, a 310 trabajadores. De este modo, el aumento del contingente militar no garantiza ni el mantenimiento del empleo ni la creación de nuevos puestos de trabajo fijos y de calidad.

Tanto la campiña de Morón como la Bahía de Cádiz necesitan urgentemente planes de empleo públicos para acabar con el paro y con la pobreza y la emigración que éstos generan. Un gobierno de PODEMOS con amplia base popular puede llevarlos a cabo poniendo los enormes recursos que genera el país, y que ahora están en manos privadas, al servicio de la reindustrialización de la Bahía y de la diversificación industrial de la Campiña, ampliando a la vez los servicios públicos. Esto debe ir acompañado de una política general de reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales para repartir el trabajo existente. Es la única manera de ofrecer a la población de ambas comarcas una alternativa de empleo que no pase por el mantenimiento de las Bases.

Un gobierno de PODEMOS debe sacar a España de la OTAN, como ya lo ha apuntado el compañero Pablo Iglesias. Esto tiene que implicar la salida de las tropas norteamericanas y una política exterior absolutamente independiente de cualquier bloque imperialista. El futuro de las Bases debe ser discutido. Los marxistas no somos pacifistas, entendemos que un gobierno que quiera llevar a cabo una política socialista será acosado en todos los frentes y debe disponer de los instrumentos necesarios para defenderse. Pero esto no será posible si estos instrumentos están en manos de la casta militar heredada del franquismo. Ésta debe ser depurada completamente y sustituida por un cuerpo de defensa popular elegible y revocable por los ciudadanos, para asegurar la victoria popular.