Europa
Typography
Otros países europeos, en los últimos meses y años, han pasado por toda una serie de movilizaciones de las que es necesario extraer el máximo de enseñanzas. Las tendencias predominantes en estos países, más tarde o más temprano, tendrán un efecto en el estado español.
  ITALIA. LA LUCHA DE LA FIAT DE POMIGLIANO

En Italia, la derrota de las movilizaciones de los 80 representó un mazazo para toda la vanguardia sindical. Desde entonces, los trabajadores de la FIAT estaban a la zaga en las luchas que hubo. Mientras tanto, ha habido un rejuvenecimiento de la clase obrera italiana, que también se ha fortalecido numéricamente.

Ha habido una lucha especialmente emblemática, en la factoría de la FIAT en Pomigliano d’Arco (cerca de Nápoles), que ha tenido un impacto en todo el país. FIAT, en esta zona de la Italia deprimida y con alto desempleo, planteó un chantaje: realizaría una inversión para un nuevo modelo del Panda que daría empleo a 20.000 trabajadores (entre puestos directos e indirectos). Pero, a cambio, planteó que los trabajadores aceptaran un convenio draconiano cuyos principales cambios consistían en :

-       Posibilidad de trabajo nocturno durante 18 días.

-       Abolición de la comida en horario de trabajo.

-       Sistema de trabajo con un ordenador que controlaba cada movimiento del obrero (criticado por la propia UE)

-       Disminución de los descansos e intensificación de los ritmos de trabajo

-       Contrato individual por el que cada trabajador se comprometía a no cuestionar nada del convenio.

-       … Y, no menos importante, aceptación por parte de los sindicatos de que no iba a haber huelgas.

 

Se chantajeó a los trabajadores planteando que, si no se aceptaban estas condiciones, el coche nuevo no iría a Pomigliano, trasladándose su producción a una factoría de la FIAT en Polonia.

Hubo una campaña masiva de todos los medios de comunicación. El Partido Demócrata y los otros dos grandes sindicatos CSIL, UIL (democratacristiano y “socialista”) estaban de acuerdo con las condiciones patronales … ¡Hasta la CGIL aconsejó firmar el acuerdo, lo que hizo que la empresa fotocopiase el comunicado de la CGIL y le presentase copia del mismo a cada trabajador!

En la empresa se desarrolló una campaña cuasi militar con una gran pantalla de video que veían los trabajadores: “teneis que firmar”, era el lema que se repetía machaconamente. La empresa mandó un DVD a cada familia de los trabajadores. Se llamaba a casa de los trabajadores para hablar con las mujeres y tratar de desmoralizarlas: “No hay salida, es la globalización, si no se acepta el plan de la empresa el coche vuelve a Polonia

La Patronal eligió una empresa donde poder dar un escarmiento a los trabajadores para presentar esta derrota al resto del país y poder noquear aún más al movimiento. Los medios de comunicación por tanto resaltaron esta situación de manera importante.

En estas condiciones, la federación del metal del la CGIL, el FIOM, dijo que no se podía aceptar esto, posicionándose por tanto frente a su dirección confederal. Pero al mismo tiempo el FIOM declaró tener asumido que el 90% de los trabajadores votaría sí en el referéndum patronal. Dieron la batalla por perdida. No plantearon ninguna estrategia concreta de lucha.

Hubo una atmósfera de terror dentro de la fábrica, con todo tipo de amenazas individuales.

Frente a esta situación, la agrupación del Partido de la REFUNDACIÓN COMUNISTA, con una veintena de afiliados, se plantó resueltamente, empezando una campaña de agitación en la fábrica. Hicieron miles de panfletos contra el acuerdo, pegatinas, camisetas … El resultado fue que hubo un vuelco, expresándose la rabia de muchos trabajadores. El día del referéndum patronal, el 22 de junio, un 40%  de los cuáles votaron no.

Incluso muchos trabajadores después de votar “sí”, comentaban: “bueno, que instalen la nueva línea de producción y luego ya veremos si aceptamos lo que dice la empresa”. La empresa quería públicamente noquear por KO al movimiento obrero. A cambio, a los ojos de todo el mundo, después de empeñar toda su autoridad, tuvo una pírrica victoria.

Lo más importante de acontecimientos como éstos son las conclusiones que la clase obrera extrae de ellos. Y, para sectores importantes de activistas y trabajadores, la lucha de Pomigliano representó un acicate a la hora de entender que, en vez de quedarse de brazos cruzados, hay que enfrentarse y movilizarse ante los planes de ajuste.

En la medida en que el FIOM fue la única federación sindical que se posicionó contra el acuerdo, ha ganado en autoridad en toda Italia. En Pomigliano, después del 22 de junio, muchos trabajadores han abandonado su sindicato (UIL o CSIL) para afiliarse al FIOM. Después de estos hechos, en otra de las factorías más grandes de la FIAT, en Melfi, la FIOM ha reconquistado la mayoría en las elecciones sindicales.

El viernes siguiente, 25 de junio, había una huelga nacional de 4 horas de la CGIL, con decenas de miles de manifestantes por todo el país: todos los cortejos de la FIOM fueron ovacionados por el resto de manifestantes. Miles de camisetas, carteles y pancartas tenían el lema “Pomigliano no si piega” (Pomigliano no se pliega). El ambiente no era ni mucho menos de derrota y sí de rabia, entendiendo una gran parte de los activistas que sí se podía hacer frente a los recortes y ataques. Esta situación generó un cambio en el estado de ánimo del conjunto de los trabajadores italianos, que como en el estado español, se había visto fuertemente afectado por la rotundidad de la crisis.

Previamente, a finales de la primavera, y ante los sucesivos ataques del gobierno de Berlusconi, se había dado un desarrollo en el seno de la principal confederación sindical, la CGIL, con una radicalización en su seno. En torno a su federación del metal, la FIOM, se ha articulado una corriente de izquierdas que reclama una política más combativa de la CGIL.

Finalmente, la FIOM convocó una manifestación nacional para el 16 de octubre que se prevé masiva.

Evidentemente, a pesar de no tener ningún tipo de oposición por parte del PD, están siendo estas luchas sindicales las que presentan oposición al gobierno de Berlusconi, reflejándose esto también en la pelea interna que se ha dado en su partido, dirigida por Fini. Éste, en los hechos, se ha escindido del partido gobernante, provocando un estado casi previo a las elecciones generales.

 

GRECIA

 

En los últimos meses ha habido un alud de información sobre Grecia, cuya estabilidad representa una amenaza para el euro y la estabilidad financiera de la UE.

Hay que recordar que en los últimos seis meses, el gobierno griego aprobó:

- Recortar las pensiones recortadas entre 30-40%

- Se ha subido el IVA 3 veces en últimos 6 meses

- Se ha congelado los salarios en sector privado

- 100.000 despidos en sector público en otoño.

- Recorte de los salarios de entre un 15-20%.

La deuda pública griega es del 125% del PIB, y crecerá este año al 149% y a más del 164% en 2014, según el FMI.

Para encontrar el dinero necesario para afrontar estas deudas, el gobierno heleno debe dejar de pagar aún muchas más de las prestaciones sociales y gastos del Estado. De hecho, se plantea otro recorte sobre los salarios en el sector público, que caerán un 30% en los próximos tres años. Estos recortes y desinversiones del Estado profundizan la caída de la economía.

Los despidos de 100.000 empleados públicos representarán un incremento brusco en el crecimiento del paro, que en el verano llegó al 12%. Así, se espera que el PIB retrocederá entre un 5-6% este año.

La cuestión es muy simple, aún con el programa de ayudas anunciado en primavera por la UE y el FMI,  la deuda sencillamente es impagable. De hecho, las instituciones financieras internacionales están trabajando para una “bancarrota controlada” griega: planean una pequeña reducción de la deuda, la extensión temporal de los pagos, con un gran ataque mucho mayor del llevado aún sobre los trabajadores.

Se calcula que entre 18 y 20.000 millones de euros se han fugado de los bancos griegos en el último año: se teme por la supervivencia a corto plazo de algunos bancos. Más tarde o temprano, habrá suspensión temporal de pagos del Gobierno. De facto, ya hay suspensión de pagos parcial por parte del Gobierno: se congeló la inversión pública y el pago a proveedores.

El nivel de endeudamiento del conjunto de la economía griega es superior al que había en Argentina a finales de los 90. Esto dice bastante sobre que la posibilidad de un colapso “argentino” dentro de la UE es bastante probable. Pero, la diferencia con aquella Argentina es que ahora la deuda pública es mucho mayor y la crisis internacional es mucho más severa.

 

EFECTOS POLÍTICOS Y TOMA DE CONCIENCIA

En el movimiento obrero convive una mezcla de rabia, sorpresa y desencanto. Después de 7 huelgas generales, el Gobierno aprobó todas las medidas. Los trabajadores más avanzados comprenden la responsabilidad de los líderes de GSEE (confederación general de trabajadores) y ADYE (federación de servicios públicos) que convocaron estas Huelgas generales sin coordinación ni un plan prefijado. Además, los líderes del GSEE firmaron un acuerdo de congelación salarial en el sector privado.

Los jóvenes trabajadores están sacando conclusiones avanzadas. La idea de que hay alternativas se empieza a imponer en sectores cada vez mayores. Ha sido visto por todo el país cómo el grupo del PASOK se escindió, siendo una minoría expulsada del partido por negarse a votar el ajuste.

Una alternativa basada en la izquierda socialista, en la izquierda sindical y los partidos a la izquierda del PASOK, que defiendan un programa en beneficio de los trabajadores es la única alternativa. La debilidad de los dirigentes sindicales es que no basaban sus movilizaciones  en una estrategia in crescendo de movilizaciones que OBLIGASE al Gobierno a cambiar de política o a dimitir, profundizando las contradicciones en el PASOK y luchando por un gobierno obrero con una genuina política socialista.

Esto arroja importantes lecciones para el futuro en el estado español. No vale solo una convocatoria de huelga general si no hay, detrás de ella, un plan posterior y una estrategia continuada.

Más del 80% están en contra de las medidas del Gobierno. Son muy ilustrativas las encuestas de intención electoral conocidas a principios del verano:

- PASOK (socialista, en el poder): pasa del 43% a 35%

- Nueva Democracia (derecha): pasa del 33 a 29%

- KKE (partido comunista): pasa del 7’5% al 12’5%

- LAOS (ultraderecha): del 6’5, pasa al 5%

- SYRIZA (coalición electoral de grupos comunistas y trotkystas): sube un poco, hasta el 5’5% (a pesar de que su principal partido, el Synaspismos, ha sufrido una escisión a su derecha)

 

Hay 1’5 millones que abandonan el voto al PASOK y al derechista ND y se abstendrían mayoritariamente.

La clase obrera empieza a dirigir su atención al terreno político, girando claramente a la izquierda. Esto, en las próximas elecciones regionales de este otoño se va a empezar a expresar.

Ante todos los retos que tiene por delante, la burguesía discute constituir un gobierno de salvación nacional.

Tres diputados del PASOK fueron expulsados del partido al negarse a votar los ataques. Otra quincena solo votaron los programas de ajuste tras fortísimas presiones.

Los procesos en los partidos políticos y en los sindicatos se confunden e influencian mutuamente. En la confederación sindical ADYE, en la fracción del PASOK, se están organizando políticamente y le han planteado al SYRIZA formar una especie de “Der Linke” (o “Izquierda Unida”) griega.

Por primera vez se ha planteado en el Comité Central del KKE (tradicionalmente muy sectario) candidaturas conjuntas del SYRITZA-KKE en las próximas elecciones. Como siempre ocurre, una lucha persistente se expresa en que los trabajadores buscan la unidad y esto también tiene un efecto político positivo.

En el propio Synaspismos (el partido principal del SYRIZA) conviven dos tendencias. La mayoría de la dirección defiende un programa similar al de Cayo Lara en IU. Pero Panayotis Lafazanis, parlamentario obrero que tiene más de un 30% de apoyo en el partido, y mayoría en la tendencia sindical, habla de un giro hacia el marxismo revolucionario.

Todo esto ¿Qué revela? Que ha habido un primer (por ahora) salto en la conciencia, que ha originado ya un avance en términos políticos. Esto en el contexto actual, se va a profundizar aún más.

 

Perspectivas

En junio, Paul Krugman, premio Nobel de economía, escribía:

La hipótesis de una “bancarrota controlada” griega es muy optimista. Estoy convencido de que Grecia saldrá de la zona euro”.

Independientemente del ritmo en que se sucedan, los acontecimientos griegos marcan un camino a seguir para muchos de los países que conforman la Unión Europea. El mencionado Panayotis Lafazanis ya declaró que hay que salirse de esta UE y crear una UE “socialista”. Este tipo de ideas no las ha repetido ningún dirigente obrero desde hace décadas.

Con sus diferencias y particularidades propias en cada país, en una capa cada vez mayor de trabajadores se impone la idea de que esta crisis no es algo pasajero que se va a superar en pocos meses. Por tanto, se refuerza la necesidad de buscar ideas y soluciones alternativas en lo que constituye un proceso de maduración colectiva.

Ideas que han cobrado fuerza, de cara a la estabilidad del capitalismo europeo y al amortiguamiento de la lucha de clases, serán superadas: la de la estabilidad de la Unión Europea, el papel de la banca, la confianza en los dirigentes políticos y en las actuales ideas que defienden …

Evidentemente, no vamos a negar las debilidades y retrasos que todavía HOY presenta el movimiento obrero en el estado español. Pero, partiendo de estas debilidades, los trabajadores y activistas con conciencia de clase tenemos que incidir en nuestro ámbito de actuación sobre la perspectiva que se viene encima y cómo enfrentarnos a ella.

 

Miguel Jiménez – Agrupación de IU Puerto de la Torre/Teatinos (Málaga)