Mundo árabe y oriente medio
Typography

Syrian-revolution_Tonsy86Tal como reportamos anteriormente, la situación en Siria se intensifica. En las últimas semanas, las masas tomaron el control de la ciudad de Zabadani y todas las fuerzas del régimen huyeron. Desde entonces, un Consejo local revolucionario democráticamente electo tomó el poder en el pueblo y está operando de acuerdo a la voluntad del pueblo.

Syrian-revolution_Tonsy86Esto es un desarrollo significativo. Zabadani se ha convertido en el punto focal de atención para la lucha de masas en todo Siria. Es por lo tanto probable que otros lugares se inspiren y sigan su ejemplo. Publicamos aquí la traducción de la primera declaración del Consejo:

“El Consejo Local Libre en Zabadani:

Habiendo vivido en libertad durante dos meses después de que sus juventudes repelieron el violento ataque de las mafias de Assad, las cuales buscaban destruir y sabotear y después de persistir en hacer frente a cualquier ataque posible, Al-Zabadani buscó construir su propia experiencia...

El pueblo se reunió para realizar una elección basada en la afiliación familiar, de forma que hubiera un representante por cada mil ciudadanos. Las familias acordaron formar grupos de mil personas aproximadamente y todos los componentes y sectas de la sociedad participaron en el proceso, de manera notable, los cristianos, de entre quienes un sacerdote dio un conmovedor discurso en la Asamblea Constituyente...

Se solicitó a cada familia o grupo de familias elegir a sus representantes por cada mil miembros y se formó una comisión general, de la cual 60 contendieron en la elección del Consejo Local, resultando en la formación de un Consejo de 28 miembros distribuidos en varios ministerios. Se eligieron al presidente y al secretario y formaron un número de oficinas: el buró político, el buró financiero, el buró de salud y rescate, el concejo militar y de seguridad, el buró de administración y servicios generales.

El consejo y los ministerios asumieron sus deberes y la huelga general se comenzó. [aparentemente en el momento de la redacción había una huelga general en el área – ML]. La escuela reabrió sus puertas y se izaron las nuevas banderas, mismas a las que se le saluda todas las mañanas, acompañadas de consignas por la caída de Bashar Al-Assad y su miserable régimen criminal. Los Imanes de las mezquitas se reemplazaron por los que pertenecen al pueblo y están comprometidos con la revolución. Se formó un departamento especial de seguridad e investigaciones, tribunales populares y un centro de detención... los vehículos del Ejército Libre tienen sus matrículas especiales y han comenzado a patrullar y a formar grupos para controlar y vigilar cualquier fuerza hostil potencial. Los comités registran la entrada y salida de extranjeros. Todos participan en un taller masivo para preparar lo necesario para repeler un ataque potencial, incluyendo necesidades militares, de salud y comida, también para acomodar refugiados que solicitan protección de la brutalidad del Shabiha (matones) y su régimen. También para proveer de suministros a otras ciudades y pueblos arruinados y ayudarlos en su liberación.

El Consejo de la ciudad nombrado por el régimen fue vetado bajo pena de detención y se enjuicia a cualquier autoridad que no provenga de las elecciones libres. Las calles y plazas fueron renombradas con los mártires. La clínica del representante de la oposición, Dr. Kamal Labawani, se eligió como el centro para el Consejo Libre de la Ciudad, ya que se localiza junto a la mezquita mayor en el viejo centro comercial donde las manifestaciones comenzaron y donde los primeros mártires cayeron. La democracia es una nueva experiencia y un bebé recién nacido que requiere atención y todos saben que hace falta experiencia y cultura democrática, y que es necesario caminar al sistema de partidos. Pero se requiere primero una atmósfera de libertad para que los diferentes puntos de vista partidistas se formen y cristalicen... Es un comienzo, y será un comienzo exitoso si Dios quiere. Queremos que esto sea el inicio de la liberación de toda la tierra y de la gente de esta patria, quienes son héroes que merecen todo el bien, el respeto y el apoyo... y Dios traerá el éxito...”.

29 de enero de 2012

------------------------------

ÚLTIMA HORA:

Según informa hoy la agencia de noticias, Europa Press: "... Las fuerzas del presidente sirio, Bashar al Assad, han entrado este sábado en la localidad de Zabadani, en la frontera con Líbano, después de alcanzar un alto el fuego con los rebeldes (...) El acuerdo ha sido alcanzado tras una semana de bombardeos de artillería y carros de combate contra la ciudad, lo que habría dejado al menos un centenar de muertos...".

A pesar de la aparente caida, temporal, de la mencionada ciudad, esta experiencia demuestra cómo, por primera vez, unidades con blindados habrían caído en manos de los soldados insurrectos del Ejército libre sirio (ELS). Algunos de los dirigentes de este grupo en el exilio, en esencia no se diferencian de las posturas de otros líderes de la llamada oposición siria, el Consejo Nacional de Siria (SNC) o la Comisión General de la Revolución Siria (GCSR), que han hecho llamados a la “intervención de Occidente”.

Digan lo que digan los medios de comunicación occidentales, no está claro en absoluto que las masas sirias insurrectas estén de acuerdo con un intervención militar de Occidente. Sin embargo, la declaración mencionada arriba de Zabadani sí demuestra cuál es el instinto natural de las masas, una vez que se ponen en acción, buscando la unidad entre las diferentes confesiones.

En las últimas semanas, el régimen sirio ha visto como las unidades del ELS, junto con manifestaciones populares, han prendido en barrios como Al-Mazeh o Douma, en el centro de Damasco, y Salah Al-Din en el interior de Alepo, los dos supuestos bastiones del régimen.

En el sitio web de la Corriente marxista internacional se puede ver la declaración de los marxistas sirios ante la actual situación en Siria:

“(…) - Una huelga general nacional debe ser convocada inmediatamente. Ocupar los puestos de trabajo, fábricas y oficinas. Paralizar lo que queda del poder del régimen.
- Es hora de una insurrección armada en general. Movilizar a los soldados libres. Armar a las masas. Llamamiento a las filas más bajas y oficiales del Ejército a desertar y unirse a las filas revolucionarias (…).

- No a la intervención extranjera. Denunciar a los dirigentes políticos que mantienen esas ilusiones entre el pueblo. Las masas de Siria pueden y deben completar el trabajo ellos mismos. Las masas son más que capaces de derrocar a Assad.

- Crear consejos de trabajadores en todas las fábricas y lugares de trabajo.

- Elegir democráticamente consejos a nivel de barrio, aldea, pueblo, ciudades y lugares de trabajo, para crear un gobierno nacional basado en un Consejo Nacional de Representantes que expresan la voluntad del pueblo y los intereses de la revolución ¡Abajo los impotentes y en quiebra SNC y GCSR! Por un gobierno revolucionario que se base en los comités de obreros, campesinos y jóvenes.

Más información (en inglés): http://www.marxist.com/syria-regime-is-shaking-elements-of-dual-power-emerge.htm

------------------------------