Venezuela
Typography
pdte.sidor-asamblea_porton_4
El camarada trabajador-presidente de SIDOR, Carlos d'Oliveira

El pasado jueves 09 de junio fue detenido el gerente de comercialización de SIDOR, Luís Velásquez, quien había mantenido durante años una práctica de corrupción y negocios secretos en las altas esferas de esta empresa siderúrgica, ubicada en la zona industrial Matanzas de Puerto Ordáz (Ciudad Guayana), Estado Bolívar. Estos acontecimientos abren una nueva fase en la lucha de los trabajadores de Guayana por el Control Obrero en las empresas básicas.


Velásquez es ahora conocido en Guayana como el "rey de las cabillas", ya que se puso a desnudo el hecho de que el gerente tenía una red de colaboradores corruptos que le aseguraba la "desaparición" de cabillas producidas en SIDOR.

De esta forma lograron hurtar grandes cantidades de cabillas, entre lo que es de conocimiento público figura el caso de los 12 gandolas cargadas con 336 toneladas de cabillas, valorados en 1.6 millones de bolívares fuertes, que desaparecieron en noviembre de 2010.

Además Luis Velásquez era el presidente de las empresas Briqueteadora, Orinoco Iron, Briqven Antigua Matesi, Consigua, Director general de Ferresidor y también de la junta administradora de transición de la cementera Cemex y Lafarge.

luis-velasquez-sidorLuís Velasquez

Según varias fuentes informadas, los mafiosos de Velásquez llevaron las cabillas de contrabando a Colombia donde fueron vendidas a mil dólares por tonelada, tres veces más que en Venezuela. Así hicieron ganancias multimillonarias, a costa de la gran Misión Vivienda que es totalmente dependiente de esta materia prima para la construcción de los dos millones de inmuebles que el presidente Chávez ha prometido entregar al pueblo antes del 2018.

 

El ex-gerente de SIDOR había logrado establecer una verdadera mafia y su actuación no solo debe ser denominada como deshonesta y corrupta, sino también como contrarrevolucionaria, ya que estaba saboteando conscientemente al esfuerzo de la revolución por satisfacer a las necesidades básicas del pueblo. Increíblemente, Velásquez era miembro del PSUV, muy cercano al gobernador Francisco Rangel Gómez. El cual en declaraciones de prensa de los medios de la región señalo que Luis Velásquez era muy amigo suyo y del partido PSUV, lo cual demuestra que muchos de los enemigos de la revolución se encuentran dentro de las filas del movimiento bolivariano, constituyendo una verdadera quintacolumna.

Fueron los propios trabajadores de SIDOR, a través de su sindicato SUTISS, quienes denunciaron a la banda de Velásquez y entregaron varios informes sobre el caso al trabajador-presidente Carlos D'Oliveira quien atendió el denuncio de los trabajadores y actuó de forma inmediata. Según los representantes del SUTISS, hay más gerentes que están siendo investigados por presunta complicidad con el rey de las cabillas.

En asamblea de trabajadores en los portones de la siderúrgica Sidor se escuchan sistemáticamente denuncias de los trabajadores y el Sindicato que esgrimen lo siguiente: "Cómo es posible que este Sr. Luis Velásquez con un sueldo de 5.000 Bsf. (mensuales) tenga una vida tan lujosa adquiriendo casa de 450.000. dólares y lujosos carros Mercedez Benz en su poder" esto demostró que los trabajadores le tenían un seguimiento contante a este mafioso

Algunos antecedentes

Este caso es una muestra del enorme poder y capacidad de la clase trabajadora organizada. El nombramiento de Carlos D'Oliveira (junto a Elio Sayago en ALCASA y otros trabajadores) a la presidencia de SIDOR por parte de Chávez fue un paso importante en la dirección correcta.

Los trabajadores de Guayana han estado en la vanguardia de la revolución bolivariana desde aquellos días de finales del 2002 cuando se negaron a formar parte del Paro Petrolero y decidieron romper el bloqueo de los escuálidos al suministro de gas, para que las empresas pudiesen mantenerse activas.

254En el 2010 fue el militante esfuerzo de los obreros en las mesas de trabajo del Plan Guayana Socialista lo que inspiró al presidente Chávez para que nombrara a trabajadores para los cargos presidenciales. En aquel momento el presidente Chávez se manifestó completamente a favor de Control Obrero y dijo que los gerentes deberían ser elegidos por los trabajadores.

 

Pero los trabajadores en las empresas básicas se vieron enfrentados a una nueva batalla; el sabotaje burocrático sin precedentes a la gestión de los nuevos presidentes. En esta ofensiva ha jugado un papel clave el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, quien es conocido por su gestión burocrática y anti-obrera. José Ramón Rivero, ex-ministro de trabajo, es uno de los principales funcionarios en la gobernación y ha utilizado su posición para promover a su fracción sindical, la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (FTB o FSBT).

En todos los lugares dónde la FBT ha tenido influencia, han estado trabajando para obstaculizar el funcionamiento del Control Obrero. El caso más grave fue ALCASA, dónde los partidarios del FBT (el Movimiento 21), intentaron sacar a Elio Sayago de la presidencia por todos los medios posibles, incluidos un secuestro de los portones que dejó la fábrica paralizada por 34 días y atropellos físicos que resultaron en varios heridos.

A pesar de todas estas trampas, los trabajadores-presidentes no han cedido y la lucha por el Control Obrero ha seguido en todas las empresas básicas.

El control obrero en la práctica: Herramienta contra la corrupción

La masa laboral de SIDOR ha acumulado una gran experiencia en los últimos años, derrotando a la multinacional argentina TERNIUM y logrando la nacionalización en el 2008, luchando por la implementación del Control Obrero y construyendo importantes herramientas de auto-formación como es la Universidad Bolivariana de los Trabajadores (UBT-JR).

Desde la estatización de la empresa había elementos de control obrero en forma embrionaria en varios departamentos de la siderúrgica, pero los gerentes de la vieja multinacional siguieron en su lugar, saboteando la producción con incidentes como el incendio en la planta MIDREX II en junio de 2009.

En febrero de 2011 los trabajadores lograron elegir voceros del Control Obrero en cuatro de los departamentos fundamentales; 89 en Laminación en Frío, 9 en Ferroviario, 36 en Pellas y 30 en Taller Central. Aunque todavía faltan muchas partes de esta enorme fábrica, que cuenta con una fuerza laboral de más de 12.000 trabajadores, esto es sin duda un buen inicio.

sidor_430Una de las principales conclusiones que los trabajadores de SIDOR han sacado de los recientes acontecimientos es que deben supervisar la producción a nivel cotidiano. Como un ejemplo, señalaron que la producción de cabillas de 3/8 y ½ pulgadas se paralizó la semana pasada durante 24 horas por una negligencia, por la falta de repuestos. Situación que no van a permitir más, pues de ahora en adelante la cadena productiva estará sujeta a la vigilancia de una comisión especial de los voceros del Control Obrero y del SUTISS.

Este es un buen ejemplo de cómo actuar frente al sabotaje de los patronos ¡tomando el poder en manos de los trabajadores! El desmantelamiento del núcleo duro de la "mafia de las cabillas" y la detención de Luís Velásquez es un paso adelante que ha sido posible sólo gracias a la heroica lucha de los sidoristas. Por esto es necesario que solo confíen en sus propias fuerzas para avanzar en la lucha contra las mafias y contra la burocracia estatal.

Como señaló Lenin en su famoso Proyecto de decreto sobre el Control Obrero, es absolutamente necesario que los trabajadores puedan abrir los libros de contabilidad, inspeccionar los almacenes y revelar los secretos comerciales de los viejos patronos. Solo de este modo se pueden combatir la corrupción y el sabotaje.

El futuro de Guayana y de las empresas básicas están completamente ligadas a las de la revolución bolivariana. Los elementos de Control Obrero en las empresas de Guayana no pueden quedarse aislados sino que deben extenderse y generalizarse como la forma principal de gestionar toda la economía venezolana. No se puede construir una "isla de control obrero" en un mar capitalista.

Allí reside la gran importancia del Encuentro Nacional de Consejos de Trabajadores y Trabajadoras que reunió a más de 900 activistas durante los días 21 y 22 de mayo en SIDOR. Hace falta extender esta red para tener presencia en todas las fábricas del país y armarlo con un plan de lucha que incluye una jornada de acción y tomas de fábricas. Además es necesario canalizar el descontento de los trabajadores en la construcción de una corriente obrera en el PSUV para reconquistarlo como partido de los trabajadores.