Pagina principal Internacional América Latina Brasil Brasil: La victoria de Dilma es una advertencia final para el PT

Brasil: La victoria de Dilma es una advertencia final para el PT

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

En esta segunda ronda de las elecciones presidenciales, la clase obrera y la juventud dieron una muestra ejemplar de conciencia de clase. Se reagrupó para parar el Partido Social Demócrata Brasileño y evitar la victoria de Aecio Neves. Esta fue también la posición de la Izquierda Marxista, votar a favor del PT, de Dilma, para derrotar el PSDB. ¿Cuál es el significado de estos resultados y las perspectivas que se abren?

La reconciliación con toda prensa burguesa está condenada al fracaso

Es necesario destacar la confrontación hecha por los medios de comunicación burgueses (véase, Globo, Estado, Hoja, This Is, etc.) que mostró todo su odio de clase y su papel al encabezar el ataque burgués en toda la campaña.

Estos periódicos, revistas y televisiones toman el lugar de los partidos políticos del capital, calumniadores, furiosos y estafadores, ya que los existentes partidos son incapaces de actuar políticamente e influenciar la opinión pública. Y ellos no perdonan el origen de clase del PT, incluso si la dirección actual se esfuerza en borrarlo y disolverlo.

En los últimos 12 años no han sido pocos los intentos de la dirección del PT de "acercar", o más bien "dar una mano" a las familias que controlan los medios de comunicación en Brasil.

Cuando este hombre execrable muere, Roberto Marinho, el militar y el creador del imperio Globo, y de la dictadura en 08/06/2003, Lula dijo en un comunicado difundido por la meseta y firmada por él: “Brasil pierde un hombre que pasó su vida creyendo en Brasil. Citando a nuestro amigo Carlito Maia hay gente que viene a este mundo sólo a dar un paseo. Pero hay personas que vienen al mundo a servir. Roberto Marinho fue un hombre que vino al mundo a servir - casi un siglo de vida al servicio de la comunicación, la educación y el futuro de Brasil. Para la familia, amigos y empleados de Organizaciones Globo se rinden mis homenajes póstumos. Declaro tres días de luto oficial”. El presidente se enteró de la muerte de Roberto Marinho en Palacio de Alvorada, mientras veía en la cámara de televisión la votación de las enmiendas a la reforma del bienestar, que había enviado al Congreso, de acuerdo con informes de los medios.

Los homenajes y condolencias de Lula, Dilma y Mercadante, presentes en el funeral de Roberto Marinho, propietario de Globo, no aliviaron cualquier ataque. Y eso no fue todo. El gobierno de Lula ya había otorgado la medalla "Orden de la Comunicación" a Roberto Marinho.

Y después de su muerte, le confiere la medalla "Orden al Mérito de la Defensa", a su hijo, Roberto Marinho Ireneo, quién ya había recibido elogios por su padre 24 años antes, concedido por la dictadura militar.

No conseguirán "paz" a pesar de todo. Esto ya quedó claro en la entrevista con los presentadores mundiales furiosos al inicio de la campaña y la propaganda difamatoria en curso. Todo esto rematado con el ataque, en la víspera, capitaneado por Veja y ampliamente repetida por Globo y los periódicos burgueses, con la cubierta fraudulenta acerca de la corrupción en Petrobras.

Por cierto, el único paralelo a esta edición de  Veja y que tuvo repercusión en el Diario Nacional fue el secuestro de Abilio Diniz, en 1989, en el que la Policía Federal colocó panfletos  y camisetas del PT en el local de los secuestradores, y que Globo transmitió durante todo el día para todo el país. O el debate entre Collor y Lula que Globo falsificó y lanzó al aire en la víspera de las elecciones de 1989.

Llorar en el funeral de un enemigo de clase y continuar el financiamiento, a través de los anuncios gubernamentales, de los podridos medios de comunicación de la burguesía es casi la misma cosa. Y así disimular los gritos de "control social de los medios de comunicación." Es hora de dejar que ellos vivan sólo del dinero de sus partidarios. Entonces veremos quién sobrevive. Y Globo, que es una concesión pública y fue construida con dinero público y prebendas del poder, ¡debe ser nacionalizada!

Las masas con conciencia de clase barrerán el PSDB. Al PT se le debe de hacer un llamado.

Al mismo tiempo, el PT que fue severamente golpeado en su política, derrotó numéricamente en la primera vuelta a su oponente, luego recibió una severa advertencia en la  segunda vuelta, a pesar de la victoria de Dilma.

Las elecciones burguesas son un terreno donde la lucha de clases se expresa en una forma distorsionada. Sin embargo, a partir de un análisis realista, podemos identificar elementos del espíritu de las masas en las fuerzas de combate, la situación política y las perspectivas.

Después de la primera ronda, la Declaración de la Izquierda marxista - "En la segunda ronda, el voto para el PT, el voto a Dilma para derrotar a Aecio y el PSDB. La lucha continúa en las calles! "- Explicó que el proletariado y la juventud habían castigado al PT y su política de colaboración de clases, pero que no había un giro a la derecha del proletariado. El resultado de esta segunda vuelta reafirma segundo este análisis.

En 2010, Dilma ganó en la segunda vuelta con 56,05% de los votos contra el 43.95% de José Serra. Ahora, en 2014, el resultado fue de 51.64% para Dilma, contra 48.36% para Aecio.

En cuanto al número de votos, la candidata del PT perdió 1,2 millones de votos más que en 2010, y esto con un aumento de más de 7 millones de votantes. Esto sin comparar con el voto de Lula en 2002 o 2006.

En el sur y sureste, Dilma pierde contra Aecio en Sao Pablo, Espíritu Santo, Paraná, Santa Catarina y Río Grande del Sur de manera vergonzosa. Aquellos que tengan la intención de acreditar estos estados a un supuesto conservadurismo tradicional, vale la pena recordar que en 2002, Lula ganó en estos y todos los demás estados. Sí que eran una verdadera ola roja para aquel entonces, que sólo detuvo y revirtió la política de colaboración de clases del PT.

Al igual que en la primera ronda, la región de ABCD, un importante centro industrial, lugar de nacimiento del PT y la CUT, la candidata del PT sólo ganó en Diadema y sin embargo, con sólo el 7,7% de ventaja. En el restante bastión que queda del proletariado brasileño, ABCD e incluso en la ciudad de São Paulo, Rousseff tenía el 30% de los votos, mientras Aecio tuvo alrededor del 70% de los votos. Un absurdo y una vergüenza para los líderes históricos del proletariado de Sao Pablo.

Para los datos de la disputa presidencial en la segunda vuelta, añadido a los resultados de la primera ronda. La bancada de los diputados y senadores del PT está cayendo, a pesar de la victoria en Minas Geraís, Bahia, Piauí, Acre y Ceará, los candidatos del PT fueron derrotados en la batalla por la reelección en el Distrito Federal, donde Agnelo ni siquiera podía ir a la segunda vuelta, y en Rio Grande del Sur, donde Tarso Genro sólo había recibido el 38.79% de los votos válidos en la disputa por la segunda vuelta. Además de la votación vergonzosa de los candidatos del gobierno del PT ya en la primera ronda en Santa Catarina, Sao Pablo, Paraná y Río de Janeiro, lugares con importante peso económico y político, con una fuerte presencia de la clase obrera.

Las victorias en los principales gobiernos tienen un carácter particular. En Minas Geráis, el "Petista" victorioso, Fernando Pimentel, es un ex aliado de tucanes que eligieron el alcalde de Bahía (El mega empresario Marcio Lacerda, hombre de Aecio), que gobernó en coalición (BSP, PT y PSDB), de 2008 y 2012. En el estado de Ceará el "Petista" Camilo es un hombre de Cid Gomes, que fue secretario hasta el año 2010, se cree que el proletariado y la juventud no pueden decir mucho de estos "compañeros".

Pero, como ya se explicó en el artículo "No hay una ola conservadora en Brasil, ni en Sao Pablo", publicado en nuestra página web, y en el editorial de la edición del periódico 61 del Foice & Martelo, no hay un giro a la derecha entre las masas. Lo que existe es un sano deseo de cambio. Y el PT, en su política y sus métodos llegó a ser visto, sobre todo por los jóvenes, como un partido igual que los otros. Que promete una cosa en las elecciones, para hacer lo contrario luego de éstas, una vez electo. Que gobierna en medio del fango de las instituciones burguesas, en lugar de luchar contra ellas y crear las bases para la construcción de un nuevo Estado, en beneficio de los oprimidos por el capitalismo.

Nuestra tarea es canalizar ese deseo de cambio a conclusiones revolucionarias, frente a un discurso hipócrita de la burguesía, que trata de manipular este sentimiento.

El mensaje general de esta elección es una advertencia final de la clase obrera al PT. La política de alianzas con la burguesía, cediendo a los intereses de los capitalistas, ha roto los lazos con la base histórica de su partido.

El reformismo y la colaboración de clases desmoralizan a los trabajadores y aleja a  la pequeña burguesía

Un discurso defendiendo el régimen del capitalismo y las instituciones han despolitizado la clase obrera y ayudado a ver que "todo es igual" con un alto grado de sentido común. Y la campaña de Dilma fue una campaña al puro estilo burgués, sobre la base de "lo que hago son obras y voy a hacer más", "doy la estabilidad social", "somos respetados", etc.

La persistencia de una política social capitalista con un falso barniz social tiene desilusionados y alejados a millones de brasileños que vibraron de esperanza con la victoria de PT en 2002. Si bien el crecimiento económico se vio impulsado por las entradas masivas de aumento de capital internacional, la venta de materias primas para la China y un brutal endeudamiento de los trabajadores, esta política parecía tener algún sentido. Pero a medida que las fichas van cayendo, el estancamiento de la economía, las condiciones de vida empeorando, generando un profundo malestar que afecta a toda la sociedad, la continuidad de esta política sólo puede conducir a un rechazo del partido a sus líderes y gobernantes.

Además de todo eso, ahora es evidente que con la alianza con la burguesía el gobierno puso en funcionamiento todos los "métodos" del capitalismo, donde se favorece a determinadas empresas y favorece a ciertos grupos sobre otros - un método que los medios de comunicación llaman "corrupción" cuando no se invierte en los grupos que ellos apoyan.

Esto fue ampliamente utilizado por Fernando Henrique Cardoso durante la privatización; y, por supuesto, siempre había un "intermediario" que cerraba el "negocio" y obtenía "su parte". La única manera de combatir esto es una ruptura total con el engranaje, trazando un camino hacia el socialismo. Un camino que es negado todos los días por el PT.

La cobardía de la dirección del PT y del gobierno que fueron incapaces de defenderse de los acusaciones de Joaquim Barbosa y su tropa, los medios de comunicación, que aceptaron sobornos o argumentar "la defensa de las instituciones" que todos los que ostentan cargos son ladrones, especuladores corruptos y los bienes públicos, los incapacidad para hacer frente y responder políticamente a estos cargos representó la liquidación PT y el alejamiento de enormes sectores de la pequeña burguesía.

Esta clase no tiene su propia política. O sigue al proletariado o la burguesía. La dirección del PT, con la cabeza baja e incapaz de defenderse a sí misma, se encogió de hombros y se mostró más temerosa de la movilización de las masas que de los ataques que sufría, no mostraba ninguna seguridad o una perspectiva para la pequeña burguesía, que desertó en masa del partido que había apoyado y en el que había puesto tantas esperanzas.

Impacto en la conciencia de las masas

Esta situación impactó al propio proletariado. La cobardía de negarse a hacer frente a la Corte Suprema de Justicia para defender a sus principales dirigentes condenados y encarcelados por cargos falsos, una persecución política clara, como resultado, desalentó a miles de activistas orgullosos que nunca han aceptado las infamias articuladas por los medios de comunicación burgueses, el poder judicial y sus secuaces contra los líderes del PT, los sindicatos y los cientos de manifestantes. Los militantes entienden muy bien que esto es una campaña de criminalización de los movimientos sociales impulsados por sectores de la burguesía, los medios de comunicación capitalista y el aparato estatal.

Y ¿qué pasa con los millones de jóvenes que veían con asombro cómo el gobierno del PT respaldaba la represión contra los manifestantes en Brasil, que invaden las universidades, la detención sin pruebas, ver a los Policías Municipales cómo mataban y amenazaban abiertamente?

Y ¿qué decir de los 8 millones de jóvenes que han hecho el ENEM (Examen Nacional de Enseñanza Media) y que ven cómo apenas 300,000 conseguirán  un lugar en las universidades públicas?

El PT está a punto de cortar sus lazos con el movimiento de masas. Y no nos engañemos, esto ya no es un largo proceso que se puede prolongar durante años, como en el pasado con otros partidos. La situación es explosiva en todo el mundo, aquí no es diferente. Las masas ya no se controlan como en el pasado por sus organizaciones tradicionales, a pesar de que este proceso no ha terminado.

Los resultados de las elecciones en Pernambuco muestran que las masas están decidiendo por sí mismas, y están haciendo caso omiso de lo que solemnemente las personalidades o partidos están diciendo.

En la primera ronda Lula y Dilma fueron ignorados y se votó masivamente "en cambio" por Marina (y Eduardo Campos) los candidatos del gobierno BSP, el senado y diputados. Arrasaron al PT que "eligió" todos sus cinco diputados y al no elegir a Juan Pablo (PT), entre tanto, favorito para el Senado.

En la segunda elección, el PSB, Marina Campos, todos, apoyaron a Aecio y el resultado fue, todos los funcionarios y los recién elegidos a un lado, y el otro 70% de los electores que votaron por Dilma, salvo Aecio. ¿Quién controla a las masas en Pernambuco? ¡Nadie!

Rousseff sólo ganó las elecciones y tomó nuestro voto a favor de esta causa, militantes de avanzada edad, nuevos activistas, los jóvenes y los trabajadores, mientras que han sido desilusionados por el gobierno, decidieron que era necesario utilizar el PT, sin embargo, para detener el avance del PSDB. Dilma no ha despertado el entusiasmo de las masas y esto está demostrado por el hecho de que cuando Aecio surge con la posibilidad de la victoria es que los militantes, y no los encuestadores pagados, aparecen en las calles.

Camisas rojas para conseguir el triunfo. Y camisas blancas después de la victoria.

El pánico que se ha instalado en la cúpula del PT justo después de la primera ronda se puede sentir y ver prácticamente. Pero también es una prueba de la conciencia que tiene la dirección del PT, Lula y Dilma, de su propia política y las relaciones de las masas con esta política.

El pavor de perder las elecciones de Lula y Dilma hizo que vistieran con camisas rojas y reapareció la bandera roja y la estrella, con Lula y Dilma, como activistas de los viejos tiempos. Y en un discurso que "evocaba" los viejos tiempos, pero ahora con palabras más difusas, "nosotros contra ellos", "ricos contra pobres", "no quieren que los pobres estudien", etc. Dando a entender que se trataba de una lucha de clases.

Esto llenaba de esperanza a los viejos militantes y éstos arrastraban consigo mismo a los jóvenes. Esto les dio aliento para movilizar votos y arrebatar votos del ascenso de Aecio. La militancia roja una vez más hizo la diferencia de que todo el oro recogido de los hombres de negocios y aliados partidos burgueses podía hacer. ¡Un corazón rojo vale más que una tonelada de oro!

Pero, en el momento del anuncio de la victoria, un acto cuidadosamente preparado, Lula y Dilma entran en juego otra vez, con camisas blancas. Acompañados por Michel Temer, Kassab y todos los partidos burgueses de la coalición, Dilma extiende una mano a los perdedores. No es un protocolo formal y "será la presidenta de todos los brasileños", como es común entre los reformadores y los capitalistas.

Pero sus palabras centrales fueron la "paz", "unidad" y "diálogo". ¿La unidad y el diálogo con el PSDB? ¿La paz en lugar de la lucha de clases? ¿"La unión con los sectores productivos" (léase "negocio")?

¿La paz, la unidad y el diálogo con los que acusan a Dilma, Lula y la dirección del PT de corruptos, ladrones, los corruptos que por casualidad están queriendo vender el país y robar lo que queda?

Esto sólo puede tener dos propósitos. Uno de ellos es para desarmar a los trabajadores para la lucha de clases que va a ser muy dura en el próximo período. Otra es la de poner un sentimiento amargo en la boca de los que se movilizaron, incluso superando todas las frustraciones anteriores, para barrer al PSDB y para mantener al PT en el gobierno. Sentir que todo va a seguir igual provocará una amarga decepción y un sentimiento de rebelión y el odio de clases que inevitablemente se volverá contra el gobierno y la dirección del PT.

El titular de la Folha de São Paulo el día 28 de octubre del corriente publica algo que no es negado por el gobierno, " Dilma busca un nombre de hacienda para los mercados financieros" es una bofetada para todos los militantes, que denunciaban correctamente  la elección de Arminio Fraga por Aecio y llevaran a Dilma a la victoria. De concretizar esto, habrá consecuencias políticas graves en la base.

La burguesía y el imperialismo intentan recuperar la iniciativa en la lucha de clases y el aparato estatal

Pero el discurso de Rousseff es más que inútil. Ella no tiene y no va a encontrar una oposición de derecha dispuesta a estrechar la mano tendida. El imperialismo ha decidido que ya no tolera al PT en el gobierno y él mismo tiene la intención de reanudar el control del aparato del Estado y todas sus funciones.

Las manifestaciones de junio en 2013 mostraron que el PT ya no es capaz de controlar las masas. Las huelgas de masas ya  pasaron por encima de los dirigentes sindicales burocráticos, a finales de 2013 y el primer semestre de 2014 demostró esto.

La crisis económica se profundiza, el margen de maniobra para las reformas se reduce. Los cortes serán necesarios y, siguiendo la lógica del capitalismo, lo que se colocará sobre la mesa serán los recortes en el empleo y los derechos laborales, la crisis y la represión. Es una receta para los nuevos y más grandes choques de la clase obrera con el gobierno. Y en esta situación, la burguesía prefiere tener ella misma, en sus manos, el control de todos los instrumentos de represión y de la acción del Estado.

Hay un intento de la burguesía internacional para recuperar la iniciativa en la lucha de clases. Es parte de este movimiento al hecho de que el PSDB replantee su discurso, con una defensa más o menos abierta hacia un programa de austeridad y privatización, los recortes y ataques a los trabajadores (obviamente prometiendo la felicidad en el futuro). Este es el significado de Aecio "asumir" y defender lo realizado por Fernando Henrique Cardozo, cosa que Serra y Alckmin no hicieron en las otras campañas presidenciales.

¿Tiene futuro el PSDB?

El PSDB, con el viraje de Marina y el resultado final amenazador sobre Dilma, sale de esta campaña fortalecido. Pero, lo más importante en esta situación es que el PSDB ganó virtualmente cada una de las regiones desarrolladas y más industrializadas del país, en las grandes concentraciones de población. En el capitalismo esto es decisivo, la ciudad apunta hacia el futuro y arrastra detrás de sí las regiones del interior y menos desarrolladas. Así fue con el PT en el pasado. Surgió a partir de proletariado concentrado de Sao Pablo y tomó Brasil.

El problema para el PSDB está en aplicar esta tendencia hoy en día en su programa y en la situación económica y política que se avecina. El cohesionamiento del PSDB será corto. No está basado en una base popular que ha ganado para un programa en particular, que le daría cierta consistencia social. Lo que hoy en día atrae el PSDB es su base de forma directa, una moralista y pequeña burguesía desesperada, así como los sectores de la clase obrera y la juventud completamente indignados por lo que están viendo y sintiendo el gobierno Dilma

¿Quién ha oído gritos favorables a la dictadura militar o a una declaración idiota del senil Club Militar apoyando a Aecio que argumenta que hay que "detener la sovietización de Brasil" esto sólo puede ser acreditado al ánimo de estos sectores ultra aislados debido al silencio, cobardía política y la incapacidad de la dirección de PT para hacer frente a los ataques contra el partido y el movimiento de masas.

Si esta contradicción evidencia que la tendencia que se expresó en estas elecciones "contra el gobierno" se va a profundizar y poner en jaque muy rápidamente al gobierno elegido, se desprende también la tendencia a la fragmentación de los partidos burgueses, derivado de la tendencia global del capitalismo y que la situación internacional sus instituciones, continuará. El PSDB, como cualquier partido burgués es incapaz de resolver la crisis del capital y no hay manera de presentar una salida de verdad para las masas. Este partido no puede resolver la situación. No hay un futuro promisorio para el PSDB, a pesar de las victorias electorales.

La lucha de clases y las perspectivas. ¿Cómo proceder?

El escenario que tenemos ante nosotros es el de grandes luchas de clase, la resistencia del proletariado y el surgimiento de una vanguardia de las masas que se será forjada directamente en la lucha de clases contra los capitalistas y contra sus empleados reformistas empleados o "desarrollistas".

Si bien es cierto que los primeros acordes de esta canción se escucharán en el movimiento juvenil, la música inevitablemente llenará progresivamente el ambiente con la entrada de los metales pesados y los poderosos instrumentos de esta orquesta, representados por el proletariado fabril y las amplias categorías de trabajadores organizados. Aquí es donde todo se decidirá pues la lucha de clases es más fuerte que los defensores de los aparatos del capitalismo.

Este es el terreno en el que se forja el instrumento político revolucionario que necesita la juventud y el proletariado. Esta es una lucha para largo plazo, pero tiene que ser una tarea diaria de los marxistas, desde ya, la construcción de una organización comunista y por la que tienda los cables y los puentes, abriendo una perspectiva capaz de reunir a todos los mejores luchadores, los más conscientes, los más lúcidos y decididos, la tarea de construir el partido revolucionario que llene las necesidades de la clase.

Esto no es una tarea que se va a concretar con una auto-proclamación o anuncio partidario de un programa marxista. Esta misión se lleva a cabo en la lucha por la construcción de la organización, por la difusión y la lucha por las ideas del marxismo y la lucha por el Frente Único en defensa de las conquistas y las demandas inmediatas e históricas de la clase obrera. En Brasil, fue una gran lucha de clases que forjaron la unidad del PT dando lugar a diferentes sectores y organizaciones vinculadas a la clase. Fundamentalmente el proceso de construcción del partido revolucionario en Brasil tendrá su propio desarrollo, con el cuidado de no repetir el pasado, durante treinta años de lucha de clases y basados en esta historia, y el desarrollo de esta historia y el desarrollo de esta lucha de clases actual, es que construirá un partido capaz de dirigir a la clase obrera para tomar el poder.

Una vez más, una auto-proclamación no puede hacer esto, esto tiene que surgir del aprendizaje del propio proletariado. Es en este sentido que de toda la situación se deriva la urgencia de seguir trabajando entre los jóvenes, la capacitación del personal y la construcción de una organización fuerte y disciplinada de la lucha de clases.

Frente a toda esta situación política y económica, terminando el año con un PIB casi cero, con un fuerte declive del sector industrial y la sombra de la crisis económica que se extiende por todo el país, el gobierno no tiene muchas posibilidades y no hay margen de maniobra.

No entrará en juego ninguna mano extendida para estrechar. El proletariado se defenderá enérgicamente incluso el gobierno electo. Una reorganización general en la vanguardia de la clase obrera y la juventud ha comenzado a funcionar. Este movimiento inicialmente se expresará en los sindicatos de masas y luego dará lugar como consecuencia lógica a una expresión política organizada.

Una votación nacional a favor del PSOL (Partido Socialismo y Libertad), especialmente en Río de Janeiro, es parte de este movimiento, lo que no quiere decir que este partido está en condiciones de canalizar este esfuerzo gigantesco del proletariado para reorganizarlo en un nuevo eje de la independencia de clase. Votos nulos, abstenciones y papeletas en blanco representan más de 20 veces el voto del PSOL. Su política, incapaz de entender la dura pelea por el Frente Único, centrado en una maniobra anti PT inicial, cierra su camino a futuro como el partido que vendría a ocupar el lugar del PT. Lo que no debe ocultar el hecho de que parte de la vanguardia de los trabajadores y los jóvenes que rompieron con el PT buscan utilizar este partido para luchar, al menos electoralmente.

Como se mencionó anteriormente, la construcción de una verdadera alternativa pasará necesariamente por grandes choques y aprendizaje en la lucha de clases. Por eso para los marxistas es desde ya esencial construir la organización y lanzar puentes para el encuentro de todos los que, estando en ruptura con la burguesía, el capital y el reformismo, tratan de acercarse al programa marxista y construir el Partido de la revolución brasileña, que por nosotros, sólo puede ser parte de una verdadera Internacional de los trabajadores basada en el marxismo.

El gobierno y el PT se enfrentan a su destino

Si bien es cierto que sus líderes han pasado de largo a una política de apoyo abierto y la defensa del capitalismo, ahora las masas están contra la pared. Al ganar las elecciones de esta manera, como se describe más arriba y en la situación actual, tienen una última oportunidad de no ser abandonados y organizar su propio desastre. La elección de Dilma es una advertencia final  que las masas hacen al PT.

Su responsabilidad y su capacidad para reanudar los lazos con las masas trabajadoras y la juventud tiene que ser de inmediato, sin esperar más, comenzar a gobernar para las masas y atender sus demandas más urgentes.

Dejar de intentar crear humo con la bandera hipócrita de la Reforma Política y una Constituyente Exclusiva y presentar al Congreso un presupuesto para 2015 que diga:

Abandonar la deuda interna y externa que alimentan vampiros y especuladores y conseguir todo el dinero para el transporte, la salud y la educación pública y gratuita para todos.

Detener y establecer un combate abierto, político y material contra cualquier represión de los movimientos sociales. Apoyar el Proyecto de Ley de Amnistía Nº 7951/2014 en trámite en el Congreso Nacional.

Descartar a los ministros capitalistas, para romper con los partidos del capital. Públicamente exigir la destitución de los ministros del Tribunal Supremo Federal que votaron en la estafa de ley AP 470, la libertad y la cancelación inmediata de la adjudicación de los líderes del PT.

Detener la financiación pública a través de los anuncios en la prensa burguesa de publicidad, que, como periódicos políticos que son, vivan de la financiación que reciben de sus partidarios. Nacionalizar la Rede Globo, que es concesión pública y abrirla a los movimientos sociales, así como la nacionalización de todas las cadenas de televisión y radio en manos de las iglesias, cualquiera que sea la denominación. Las radios y las televisiones son concesiones públicas y el Estado es Laico. Ningún instrumento público puede ser utilizado para propagar sectas, ilusiones en lo sobrenatural. La religión es un derecho privado y como tal debe ser defendida, pero es un derecho privado y no se puede introducir en la vida pública.

Para hacer esto, Lula y Dilma, el PT tendrían que convocar a las masas para defender sus posiciones, para doblar o derrotar al Congreso y todas las instituciones reaccionarias. Si lo hicieran tendrían un apoyo mayoritario entre las masas, comenzando por el sur, el sudeste, y que se extendería de forma masiva en todo el país. Contar con el apoyo incondicional de los marxistas, la Izquierda Marxista, para poner en práctica este programa. Esta es su responsabilidad. ¿Qué van a hacer para determinar su futuro? ¿Seguimos la lucha por el socialismo, ponemos fin al régimen de la propiedad privada de los medios de producción?

Derrotamos al PSDB y Aecio en las urnas. Ahora la tarea, no nos engañemos, continuará hacia los empleadores y los gobiernos que creen y defienden los intereses y privilegios de la minoría burguesa parasitaria.

Más que nunca, esta situación convulsiva internacional y nacional, los trabajadores y los jóvenes necesitan de mucha unidad para combatir y vencer. La política de colaboración de clases divide a los trabajadores y a los jóvenes, mientras que la independencia de la clase unifica, en la lucha y las perspectivas. Sólo una ruptura completa clara, firme y decidida con el capitalismo y sus instituciones políticas puede lograr esta victoria muy necesaria. Es preciso formar los cuadros en esta perspectiva.

La Izquierda Marxista está enteramente dedicada a este esfuerzo de la difusión de las ideas y métodos del marxismo para ayudar a asegurar el futuro de la humanidad, el futuro socialista.

¡Paz entre nosotros, guerra a los señores!

¡Ni guerra entre naciones, ni paz entre las clases!

¡Viva la lucha por el socialismo!

¡Únete a nosotros!