Sudáfrica: ¡Frans Baleni derrotado! Un duro varapalo para la derecha del COSATU y del sindicato minero

Escrito por Ben Morken Lunes 29 de Junio de 2015
Imprimir

En un acto muy significativo, los delegados al 15º Congreso Nacional de la Unión Nacional de Mineros (NUM) votaron a favor de deponer el secretario general en funciones, Frans Baleni, siendo reemplazado por un candidato claramente perteneciente al ala de izquierda, David Sipunzi. El resultado, para sorpresa de muchos, ha sido un varapalo para la derecha colaboracionista de clases del COSATU, la principal federación sindical. Esta reorganización tendrá amplias repercusiones no sólo en el movimiento sindical, sino también en la Alianza Tripartita.

[La Alianza Tripartita es un frente formado por el COSATU, el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA), y el Partido Comunista (PCSA). NdT]

El congreso nacional del NUM se celebró entre el 3 al 6 de junio en Boksburg y al que  asistieron más de 700 delegados. Este ha sido el primer congreso desde las huelgas del platino del 2012  lo que produjo una drástica disminución de afiliados del sindicato. David Sipunzi, el secretario regional del Estado Libre, fue elegido secretario general  para sustituir a Frans Baleni. El Secretario regional del Noreste, William Mabapa, sustituye al anterior secretario general adjunto, Thsimane Montoedi. Esto representa un gran vuelco para el  sindicato de 230 000 afiliados que  se desangraba por la continua pérdida de miembros desde las huelgas del platino de 2012. En este sentido, las escandalosas políticas en favor de la patronal de los dirigentes sindicales han arruinado gran parte de la autoridad y el prestigio que este sindicato tuvo una vez.

La votación fue muy reñida: Sipunzi obtuvo 354 votos - a tan solo 9 votos de diferencia de los 345 obtenidos por Baleni. Sin embargo hay explicar este hecho en su contexto. El titular Baleni tenía el apoyo y respaldo de toda el ala derecha de la burocracia del COSATU, así como el apoyo del PCSA y hasta de Gwede Mantashe, el secretario general del CNA. Por otro lado, el apoyo a Sipunzi vino exclusivamente de las regiones.

Baleni también contó con el apoyo de algunos delegados sindicales de la vieja guardia que se habían acostumbrado a los pequeños privilegios  y prebendas que obtienen de su estatus. Ni que decir tiene el hecho de que hubo un claro intento, por parte de la burocracia saliente, de manipulación del Congreso en favor de las regiones más pequeñas que al parecer apoyaban a Baleni. Así se evidenció desde el primer día de congreso, cuando una disputa sobre las credenciales retrasó el inicio del congreso. La región de PWV (Pretoria y Gran Johannesburgo) y las regiones del Nordeste protestaron porque se asignaron en mayor proporción más delegados a las regiones más pequeñas respecto a algunas de las regiones más grandes. Con todo y con ello, Sipunzi logró ganar. Su victoria representa la victoria de la militancia de base ante ela dirección.

Implicaciones de gran alcance

El surgimiento de un ala izquierda en el NUM y la derrota de una dirección que permanece a la derecha del movimiento sindical es un hecho muy significativo. Por  primera vez en esta batalla de tres años que ha degradado al COSATU, un sindicato cuya dirección estaba en manos de la derecha, la militancia de base  ha tenido la oportunidad de alzar su voz. Por tanto, el hecho de que los candidatos de izquierda hayan ganado es muy importante.

Por ahora el ala derecha del COSATU maniobra desesperadamente por mantener todas las batallas dentro del Comité Ejecutivo Central. Este Comité refleja el anterior equilibrio de fuerzas y no la situación real sobre el terreno. El resultado del congreso del NUM es un duro golpe en este órgano. Al perder a Baleni, ahora han perdido a uno de los principales secuaces de la derecha de la Alianza. Era leal al liderazgo de PCSA bajo el mandato de Blade Nzimande y un aliado cercano al presidente de COSATU, Sdumo, secretario general deL CNA, Gwede Mantashe. Fue uno de los líderes del entorno tras las sendas expulsiones del NUMSA (Metalúrgicos) y de Zwelinzima Vavi, exsecretario general del COSATU.

El depuesto secretario general de COSATU, Zwelinzima Vavi, calificó los resultados de las elecciones "un desarrollo muy significativo en el que Dlamini puede cambiar el curso de la historia. '' La elección de Sipunzi y Mabapa es probable que cambie la correlación de fuerzas dentro del CEC COSATU. Ambos hombres muestran su simpatía por Zwelinzima Vavi y NUMSA.

Sipunzi reveló al Mail & Guardian que la nueva dirección comprometería a NUMSA y Vavi para encontrar una solución definitiva a las divisiones dentro del COSATU.

'' Tenemos que unir al movimiento obrero. Vamos a hablar con el Numsa y Vavi. Se hace necesario un acuerdo bilateral entre nosotros y la dirección del Numsa. Sin el Numsa ni Vavi, no se puede hablar de unidad dentro del COSATU. Vavi es un líder destacado en Sudáfrica. Es necesario pactar con él '', dijo Sipunzi. . (M & G 06/06/2015)

En el mismo artículo, se hicieron eco de este sentimiento Mpho Phakedi, secretario regional del PWV, la región más grande del NUM: "Personalmente, no estoy contento con que Vavi quede fuera. Entiendo los procesos de reorganización. Pero lo que cabe preguntar es si la destitución de Vavi y dell Numsa ​​unifican a COSATU. Creo que este asunto se podría haber enfocado de otra manera. Su destitución no era la única opción. Usted puede dar cuenta de las repercusiones que tiene el cese del NUMSA en COSATU, no sólo organizativamente, sino también financieramente. El descarte de más de 300.000 miembros es un golpe aL COSATU. El NUMSA es políticamente poderoso.''

El resultado del congreso tendrá una repercusión directa en la agudización de las luchas internas de COSATU. En mayo de este año NUMSA y siete de los sindicatos de COSATU ganaron una sentencia judicial  favorable que obliga a Dlamini a convocar un congreso nacional extraordinario de la federación. De acuerdo con los estatutos del COSATU, este congreso se debería haber convocado en 2014. Sin embargo, Dlamini y su camarilla maniobraron todo lo posible para evitarlo. Ahora por orden del alto tribunal, Dlamini está obligado a celebrar el congreso entre el 13-14 de julio. El congreso del NUM  revela por qué Dlamini y sus secuaces temen celebrar un congreso de la federación debidamente convocado. Si los problemas se van exponiendo directamente a las bases, es muy probable que siga el destino de Baleni y Montoedi y sea desalojado de COSATU, con la probabilidad de que Vavi y NUMSA sean restituidos.

Desde la formalización de la sentencia, Dlamini mantiene su maniobra burocrática mediante la insistencia de que la cuestión de la expulsión de NUMSA debe discutirse en un congreso ordinario del COSATU y no en un congreso extraordinario! Este es un flagrante intento de secuestrar el congreso extraordinario sin permitir de este modo que el colectivo de trabajadores del metal haga su llamamiento a la militancia de COSATU. Esto ha ejecutado un nuevo auto del tribunal de justicia para obligar a Dlamini a concretar en la agenda la expulsión del NUMSA. La fracción de la derecha es probable que obstaculice para impedirlo y para que NUMSA y Vavi no vuelvan a COSATU, incluyendo l tratar de desbaratar el congreso extraordinario con el riesgo de producir una división desordenada en la federación.

El resultado del congreso del NUM también tendrá consecuencias de más calado relativas a la lucha de clases . Vienen por delante difíciles negociaciones salariales en el sector del oro. El sindicato sigue siendo el sindicato mayoritario en el sector, pero ha perdido mucho terreno. Desde un punto en el que representaba casi el 70 por ciento de los trabajadores, ha descendido a poco menos del 60 por ciento. Sin embargo la victoria de David Sipunzi conlleva un nuevo enfoque en las negociaciones. Durante los nueve años que ha estado Baleni como secretario general, la patronal minera tenía de su lado a un amable colaborador de clase. Pero Sipunzi es completamente desconocido ya que fue elegido simplemente con el apoyo popular, por lo que él impulsará de inmediato, bajo presiones de la militancia, el conseguir resultados.      

El Declive

El NUM tiene una rica historia de lucha revolucionaria. Nació forjándose en los acontecimientos revolucionarios de la década de los años 80. Estuvo a menudo en la brecha de las luchas de la clase obrera contra el feroz régimen del Apartheid y la despiadada patronal minera. En aquel tiempo, en efecto, el NUM se convirtió en un polo de atracción para millones de trabajadores de las minas en todo el sur de África, llegando a ser el mayor sindicato del país durante décadas. Fue el primer sindicato en adoptar la Carta de la Libertad y fue miembro fundador de COSATU. Todo ello, junto a las luchas revolucionarias que se llevaron a cabo, brindaron a sus líderes una enorme autoridad en el movimiento sindical.  

Sin embargo, su declive comenzó tras las elecciones de 1994. Debido a la fuerza del sindicato y a la autoridad que sus líderes disfrutaron, el NUM ha sido la principal fuente de líderes del CNA procedentes del movimiento sindical. Se ha estado reproduciendo continuamente la misma figura del secretario general del CNA desde 1990. Lo cual podría considerarse muy positivo, tan solo si líderes del CNA  hubieran mantenido las políticas sindicales en su lugar y así defender unas políticas claramente socialistas, fácilmente podría haber conseguido más del CNA para que adoptara y aplicara políticas socialistas.

Pero sucedió todo lo contrario. Bajo la fuerte influencia del Partido Comunista de Sudáfrica de ''defender, avanzar y profundizar '' hacia la ' Revolución Democrática Nacional'' cuando las condiciones objetivas de hecho exigían medidas socialistas, los dirigentes sindicales dieron un giro equivocado. Y debido a que no estaban preparados para defender unas políticas claramente socialistas dentro del CNA, inevitablemente tuvieron que aceptar la política de la dirección nacionalista pequeño burguesa gobernante.

Este proceso seguía su propia lógica, confluyendo en la idea de que el sindicato se había transformado en una ''correa de transmisión '' para los altos cargos políticos, a la vez que se descuidaba la función básica de representar a los trabajadores de las minas.

A todo esto se unió un proceso paralelo que contribuiría a llevar más allá el declive del sindicato. De llegar a dirigir las luchas combativas contra la patronal en la década de 1980, se llegó hasta la cooptación completa de algunos líderes del  NUM por el gran capital, hasta el punto de convertirse en capitalistas en sí. Sirva como mejor ejemplo, Cyril Ramaphosa, vicepresidente del país, que fue el secretario general fundador del NUM. De haber liderado el NUM a través de todas sus luchas contra la burguesía en los años 80 y ser el impulsor en los preparativos de la conferencia para fundar el COSATU en 1985, ahora se halla justo al otro lado de la trinchera, ocupando puestos en los consejos de administración de algunas de las grandes empresas del país, como Johnnic Holdings, MTN, FirstRand Limited, Macsteel, McDonalds, Alexander Forbes, y su compañía de "empoderamiento negro". Shanduka, se convirtió en uno de los hombres más ricos del país.

Fue aún más evidente este resorte de lealtad, durante la trágica masacre de Marikana en agosto de 2012, cuando se sentó en el consejo de Lonmin como directivo, llamando a los trabajadores en huelga 'delincuentes cobardes '' mostrándose profundamente involucrado en influenciar al gobierno  para que tomara '' las acciones correspondientes'' contra los huelguistas.

Lo mismo podría decirse de Frans Baleni. En su puesto de secretario general, ganaba un sueldo de más de 1.3 millones rands por año, que multiplica  en más de 10 veces el salario anual de un minero subterráneo.

El NUM no cesa en su sangría de miembros desde la masacre de Marikana, llegando a perder hasta 100.000 miembros. Ha sido desplazado del sector del platino por la que una vez fue la escisión expulsada del sindicato, el AMCU donde ahora es el sindicato mayoritario. También ha perdido a miembros de otros sectores, como el sector del oro y de la industria de la construcción. El sindicato ha sufrido una disminución en afiliación en 9 de sus 11 regiones. En Carletonville, la ciudad emblemática del oro que una vez fue sinónimo de NUM, el sindicato ha perdido más del 61 por ciento de sus miembros durante 2012-2013.   

Colaboración de clases y los asesinatos de Marikana

Los asesinatos de  2.012 en Marikana se cernieron como un fantasma durante los cuatro días de congreso,  produciéndose un importante punto de inflexión para el sindicato. Fue el hecho de que el liderazgo NUM en absoluto representase a los trabajadores lo causó que se perpetrasen estos asesinatos. Al contrario, Baleni y el ex presidente del sindicato, Zokwana, arroparon a las grandes empresas. Baleni se convirtió en un portavoz de facto del Consejo directivo de Minas y dando la espalda a la reivindicación sindical en apoyo a la nacionalización de las minas. El sindicato aceptó los acuerdos salariales que ataban a los trabajadores a años de subidas inapreciables mientras que se concedían acuerdos de larga permanencia para el Consejo de Minas . Mientras tanto, Baleni ganaba más de R100 000 por mes.

Desde la masacre de Marikana se inició el descenso en la credibilidad del NUM entre los trabajadores. A lo largo de 2012 el sindicato no apoyó a los trabajadores en sus luchas en Rustenburg y Marikana. Esto condujo a un aumento de las huelgas salvajes en el 2012 ya que los trabajadores comenzaron a organizarse por su cuenta. La patronal sin embargo, se negó a hablar con los trabajadores en huelga, insistiendo en que sólo hablarían con los dirigentes representantes del NUM, los mismos con los que establecen sus estrechos vínculos. Por lo tanto, además del Estado y los capitalistas, la culpa de la masacre también se debe achacar a los líderes del NUM. Esto explica el regocijo y la celebración casi universal cuando se anunció la noticia de la derrota de Baleni en el congreso.

El congreso del NUM llega en un momento de grandes e intensas luchas contra el presidente Zuma en el parlamento, así como dentro de la Alianza Tripartita, para saber si se hará público todo el informe de la masacre de Farlam Marikana. Zuma no ha conseguido hasta el momento impedir que se haga público el informe, que podría implicar a sus más próximos colaboradores.

¡Recuperar el COSATU!

La enorme ira y frustración en el interior del movimiento obrero hasta ahora ha encontrado sólo eco  en el sector de la izquierda como NUMSA. Lo mismo podría decirse de AMCU, como sindicato independiente forjado y consolidado durante los últimos 3 años en las grandes huelgas de la industria minera. Sin embargo, el resultado del congreso del NUM muestra por primera vez desde la conferencia del CNA de Polokwane en 2007 que la militancia se ha movilizado para cambiar la dirección de la organización. Esto supone un gran referente que confirma lo que los marxistas han estado diciendo todo el tiempo: hay una sensación de mucho enfado y frustración en las filas del movimiento obrero y la mejor manera de retomar el COSATU es que NUMSA y el ala izquierda absorban las luchas de las bases de los otros sindicatos.

El congreso del NUM también es probable que tenga un efecto dominó en otros sindicatos cuyos líderes están en la fracción derecha  de Dlamini, incluyendo al SADTU, sindicato de enseñanza, y al sindicato sanitario, NEHAWU. Sin embargo, esto no es un proceso automático. El verdadero trabajo debe ser el ganarse a la militancia en los sindicatos antes del congreso extraordinario de julio. Las maniobras burocráticas de Dalmini y de su camarilla sólo pueden enfrentarse mediante la movilización de las bases sindicales.

Los acontecimientos que rodean al congreso del NUM abren una nueva etapa de intensos conflictos dentro del movimiento obrero entre el ala izquierda y los colaboradores de clase del ala de derechas. En el fondo, se refleja la lucha de clases. La única forma de que el NUMSA y el ala izquierda gane es adoptando un claro programa socialista que vincule las campañas por la aplicación de la carta de la Libertad con la nacionalización de las minas, bancos y grandes monopolios. Este es entonces el programa que debe concretarse en las bases de los sindicatos. Tan solo se puede ganar esta batalla mediante la adopción de una posición socialista clara respecto a los conflictos en el movimiento obrero.

Sudáfrica, 8 de junio 2015