Análisis Político
Typography

marea blanca atencion temprana 500x383Un potente movimiento se está dando en Andalucía en torno a la defensa por la sanidad pública ante los ataques de la Junta de Andalucía insertos en la política de austeridad impuesta por los capitalistas.  El domingo 15 de enero se desarrollaron unas manifestaciones altamente exitosas en 4 provincias  Málaga 20.000 personas, Granada 50.000, Sevilla 8.000 y Huelva 30.000.  Amenazando por las últimas noticias a extenderse este movimiento a Jaén y Córdoba. Finalmente, hoy, la Junta de Andalucía acaba de anunciar un paso atrás en uno de sus planes de ajuste ¿qué perspectiva tiene el movimiento?

Recortes

marea blanca atencion temprana 500x383Los recortes fundamentalmente ejecutados por la Junta de Andalucía se ven reflejados en fusiones hospitalarias. Que consiste en la fusión de espacios sanitarios, en pos de hacer más en menos espacios y así ahorrar. Esto ha ido degenerando en un deterioro constante de la calidad de los servicios a los pacientes. El caso más flagrante es en Granada donde pacientes enfermos han tenido que dormir en salas de esperas o llevarse su propia calefacción al hospital. También esto ha repercutido en un mayor tiempo de espera en las listas de los hospitales.

Evolución del movimiento

La chispa estalló en Granada, donde en Octubre se produce una movilización sanitaria que reúne a más de 50.000 personas.

Este movimiento sigue evolucionando en Granada a la vez que en él sobresale la figura de ‘Spiriman’ Jesús Candel, un médico de Urgencias del hospital de Granada.

La lucha sigue desde octubre a diciembre su marcha con distintos actos de protestas y movilizaciones. El 14 de diciembre la Junta de Andalucía llega a un acuerdo con los sindicatos Satse, Usae, CCOO, CSIF y UGT de la que Jesús Candel con su sindicato Médico se descuelga por ser una pantomima, ya que al acuerdo al que se llega no es para aumentar los servicios, sino simplemente dar los mismos sólo que en dos edificios, no se darán en uno solo como anteriormente se pretendía por parte de la Junta.

Bajo la observación del proceso de Granada otras ciudades comienzan a tomar ejemplo y a organizarse para luchar por su también deteriorada Sanidad Pública.

Diversas constituciones de Mareas se van extendiendo por el territorio andaluz, en la de Sevilla toma la iniciativa el ultraderechista José Baena bajo el paraguas de Asociaciones Independientes de Sevilla (CAIS), en la que se esconde Democracia Nacional o Respuesta estudiantil, coordinada con VOX, PP y Ciudadanos. A esta primera asamblea acuden partidos de izquierdas y colectivos que sorprendentemente deciden convivir con estos elementos reaccionarios. Este hecho puede explicar que las manifestaciones de Sevilla fueron las menos numerosas.

Estos movimientos desde Sevilla y Huelva están llamando a la unión y coordinación de movimientos, sin embargo desde Granada con la clara dirección de Jesús Candel se niega esta colaboración.  Sí bien Candel demuestra una personalidad honesta y decidida, su visión política es muy limitada, insiste en la separación de las luchas de las distintas ciudades, y en la necesidad de lo transversal de este movimiento.  Lo que otorga a Susana Díaz unas balas de oro contra el movimiento al alegar la connivencia de la izquierda hasta la derecha.

Desarrollo II Asamblea Funcional (Sevilla)

El 17 de Enero nos encontramos con una asamblea cuyo desarrollo está pactado de antemano por las distintas organizaciones allí presentes, entre las que se encontraba FACUA, VOX, PCPE, PCOE, SAT, PODEMOS, CSIF, CCOO, PCE, IU y Participa Sevilla. También a través de sindicatos médicos amarillos están allí actuando gente de Ciudadanos y PP. 

Se da un golpe soterrado por los dirigentes allí presentes de las organizaciones de ‘’izquierdas’’, que pretenden dar un golpe contralado en la sombra, que utilizan las típicas fórmulas de encauzamiento de una asamblea mediante la interrupción y la intimidación.   Se traza un plan en el que uno de los puntos del día era el de la formulación por parte de la asamblea de una declaración de defensa de principios de la misma, pasa a una comisión de trabajo abierta.  Este texto de creación de los principios de la Marea debería ser refundado por la próxima asamblea (a quien llevarán a quien haga falta para sacar sus pretensiones).  Nos vemos imposibilitados como Lucha de Clases a plantear la exclusión de la derecha y la libertad de llevar simbología política a las siguientes manifestaciones.  Los dirigentes de los partidos progresistas  se aseguran el objetivo, la pretensión de neutralizar a la derecha no así de expulsarla, ya que los llamados errejonistas muy bien representados allí defensores del transversalismo consideran necesaria para articular ‘’pueblo’’ incluir a fuerzas reaccionarias en ese significante, ya que si esta propuesta es popularmente planteada en la asamblea sería aprobada y pondría en una difícil tesitura a los representantes políticos de partidos que concitan el apoyo de la clase obrera. Estos últimos, en una de sus intervenciones expresan la necesidad de dejar de lado su corazón de izquierdas en pos de  sacar puntos comunes para la ciudadanía. La asamblea transcurre y el punto tres, que es la elección del modo organizativo de las portavocías y los portavoces, se debate y se proponen dos modelos: uno orquestado por la derecha que esta también allí organizada, en el que proponen 4 portavocías rotatorias y una fija inalterable que era la del ultraderechista José Baena, y la otra que consiste en 4 rotatorias que defiende el resto de la asamblea.  Sale la segunda opción que no excluye a Baena de ser portavoz de forma rotatoria pero sí permanente.  Este punto sí es necesario que se votase por parte de los organizadores de la asamblea, ya que es la primera parte del plan de neutralización tejido en la sombra por Federico Noriega y sus seguidores de otras organizaciones.  Cabe destacar que  los denominados errejonistas no constituyen un bloque sólido en cuanto al aferramiento a unos principios ideológicos claros, la mayoría de ellos por diversos motivos coinciden en la defensa de la transversalidad.

La asamblea acaba con el punto varios donde una mujer a priori de ninguna organización plantea la necesidad de coordinarse con otras ciudades y convocar una manifestación en Sevilla centralizada.  Se aprueba por la mesa establecer los primeros contactos con Huelva, Málaga y Huelva.

Un día después, José Baena decide salirse de la marea en unas declaraciones donde habla de un golpe de mano de un grupo de extrema izquierda donde  menciona explícitamente a Lucha de Clases, citando una frase del panfleto entregado en puerta antes de la asamblea expresando la necesidad de expulsar a los reaccionarios derechistas de la Marea  .

Actualmente, las organizaciones que concitan el apoyo de la clase obrera se hayan trabajando en una plataforma sobre la marea sanitaria totalmente distintas a la de los partidos reaccionarios de derechas.

¿Hacia dónde ir?

Todas las organizaciones de clase deben trabajar colectivamente para constituir en cada rincón de Andalucía una marea para pelear por los derechos de la maltratada sanidad andaluza. Se deben movilizar de forma generosa colectivamente todos los recursos y fuerzas en pos de este objetivo común dejando de lado diferencias entre distintos aparatos.

Por otra parte se debe hacer un esfuerzo en que Candel entienda con argumentos políticos que esto no es una lucha sólo de los granadinos, sino de todos los andaluces y el resto de la clase obrera del estado español.  Por tanto, las acciones deben ir coordinadas en un plan de lucha.

Perspectivas

Hoy 1 de febrero de 2017, hemos asistido a la derogación por parte de la Junta de Andalucía de la gota que reventó la indignación de los andaluces: se derogan las normativas de fusiones hospitalarias en Andalucía, junto con la dimisión del Viceconsejero de Salud, Martín Blanco, y del gerente del SAS, José Manuel Aranda. Sin duda, es una buena noticia que delata que las protestas sociales y la lucha sirven al contrario de lo que la clase burguesa quiere transmitir. Pero esto no arregla la situación de la maltratada sanidad andaluza, no reduce las listas de espera para quirófanos  por ejemplo, ni sube la inversión sanitaria por paciente que en Andalucía es de 3 euros, la segunda más baja de España . Tampoco libra del copago farmacéutico a pensionistas cuyas pensiones son muy bajas. Por estos motivos, el movimiento debe de tener largas miras y no apagarse. Esta victoria no es total, sino el principio de todas las batallas necesarias para que en Andalucía la sanidad sea un derecho humano al alcance de todos.