Asia
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El viernes pasado, los 11 activistas marxistas, miembros de la Alianza de la Juventud Progresista y del Frente Obrero Rojo, que fueron secuestrados por las fuerzas de seguridad paquistaníes la semana pasada, fueron liberados. Esta es una gran victoria para la campaña de solidaridad, que se realizó los días 25 y 26 de abril, tanto en Pakistán como a escala internacional.

Pak0Los 11 camaradas, todos miembros de la Corriente Marxista Internacional (CMI), fueron secuestrados por su participación en la organización de la solidaridad con el movimiento Pastún, que ha sacudido a la sociedad paquistaní en el período pasado. El movimiento estalló el 12 de enero tras el asesinato de un joven comerciante a manos de un notorio matón de la policía del estado pakistaní de Karachi.

Solidaridad con el PTM

En las semanas siguientes, cientos de miles de pastunes comenzaron a movilizarse en todo el país. Han tenido suficiente con la brutalidad de las fuerzas de seguridad y los servicios secretos. Una de las principales demandas del movimiento es la liberación de las más de 30.000 personas que han sido desaparecidas por el Estado en los últimos 10 años.

Aunque el movimiento por ahora sigue dominado principalmente por la cuestión pastún, ha sacado a la luz gran parte de la corrupción, la podredumbre y la hipocresía de la clase dominante pakistaní y ha demostrado su potencial para extenderse a otras capas de la sociedad. Está claro que el Estado está aterrado de las consecuencias de tal movimiento si continúa desarrollándose.

pak1El movimiento Pastún ha sacudido al Estado paquistaníLos marxistas pakistaníes de la Alianza de la Juventud Progresista, del Frente Obrero Rojo y de Lal Salaam -la sección pakistaní de la CMI- apoyaron este movimiento desde el principio y se unieron enérgicamente a él. Plantearon las consignas clave de extender el movimiento a todas las capas oprimidas de la sociedad pakistaní y dirigirlo contra la putrefacta clase dominante paquistaní como la mejor garantía para la victoria.

Camaradas secuestrados

Esto alarmó claramente a las autoridades, quienes comenzaron una campaña de hostigamiento e intimidación contra los camaradas. Al ver que la intimidación verbal no funcionaba, intensificaron su agresión el 22 de abril, después de un mitin en el Club de Prensa de Lahore, donde los camaradas habían intervenido con éxito con octavillas y planteando consignas radicales contra el Estado.

Inmediatamente después de la protesta, los conocidos Sindh Rangers detuvieron un tren que transportaba a cuatro camaradas de la CMI y los secuestraron. En otro lugar, otros tres fueron apresados y al día siguiente otros cuatro, dos de los cuales fueron liberados rápidamente. Por lo tanto, el lunes 23 de abril, nueve camaradas habían desaparecido y no se había revelado información sobre dónde se encontraban ni qué cargos, en su caso, se habían presentado contra ellos.

Tras los secuestros, se lanzó una campaña masiva de solidaridad en todo Pakistán e internacionalmente para que se liberara a todos los secuestrados inmediatamente. La respuesta al llamamiento de solidaridad fue muy impresionante y sin ella el destino de estos camaradas podría haber sido mucho peor.

En todo Pakistán, la la Alianza de la Juventud Progresista, el Frente Obrero Rojo y Lal Salaam organizaron protestas de solidaridad y contaron con el apoyo de una amplia gama de organizaciones de izquierda y progresistas. La dirección del PTM también emitió un llamamiento de solidaridad para convocar protestas en todo el país el jueves. Esto inicialmente condujo a la represión de una protesta en Lahore, donde más de 35 activistas de diferentes organizaciones de izquierda fueron arrestados por la policía. Sin embargo, estos fueron liberados rápidamente ya que el objetivo principal era detener el mitin de protesta, y también estaba la creciente presión que ya estaba empujando al Estado a dar un paso atrás.

pak3Campaña internacional

Al mismo tiempo, se estaba llevando a cabo una campaña masiva de solidaridad internacional a pedido de la CMI y de la Campaña de Solidaridad Sindical de Pakistán. Activistas de casi 30 países de todo el mundo se unieron en defensa de los camaradas secuestrados organizando actos y enviando cientos de cartas de protesta a las respectivas embajadas y consulados en sus países. El 25 de abril también se celebró un día internacional de acción en el que se llevaron a cabo piquetes frente a las embajadas y consulados pakistaníes en casi 20 países.

En esta campaña, participó toda una serie de destacadas figuras y organizaciones sindicales y de movimientos sindicales y de izquierda. Desde Canadá, Mike Palecek, el presidente nacional del sindicato de trabajadores postales canadiense, CUPW, que representa a 50.000 trabajadores, apoyó la campaña y escribió una carta de protesta al primer ministro paquistaní. Una carta similar fue enviada por Amir Khadir, miembro de la Asamblea Nacional de Quebec por Québec Solidaire.

Desde Brasil recibimos una carta oficial del Ejecutivo Nacional del partido socialista de izquierda PSOL dirigido al Embajador de Pakistán en Brasilia, condenando los secuestros. Dos parlamentarios argentinos, Nicolás del Caño y Natalia Gonzalez Seligra, ambos del PTS - FIT, también enviaron cartas de protesta a la Embajada de Pakistán condenando los secuestros. Desde Venezuela recibimos solidaridad de Eduardo Samán, exministro chavista y destacado líder de la izquierda bolivariana, así como de una serie de organizaciones sindicales.

pak4Hemos desarrollado una enorme y exitosa campaña internacional de solidaridadUn dirigente de la huelga de médicos residentes de 2016 en Gran Bretaña y miembro del Grupo Coordinador Nacional de Momentum, Yannis Gourtsoyannis, emitió una declaración pública en Facebook. Apsana Begum, también del GCN de Momentum y secretaria del Partido Laborista de Tower Hamlets también apoyó la campaña, al igual que Jane Lotfus, presidenta del CWU (Sindicato de Trabajadores de la Comunicación) y Steve Hedley, secretario general adjunto del RMT (Sindicato de trabajadores del ferrocarril, marítimo y del transporte).

Desde España recibimos la solidaridad de Javier Couso, miembro del Parlamento Europeo por Izquierda Unida, Henar Moreno Martínez, de la secretaría del Partido de la Izquierda Europea, Alberto Arregui, miembro de la Coordinadora Federal de Izquierda Unida, Concha Palencia, Senadora en el Parlamento español y miembro de PODEMOS, y de Óscar Reina, portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). En Catalunya, Vidal Aragonés, diputado del Parlamento Catalán por la CUP también expresó su apoyo a la campaña.

Desde Italia recibimos solidaridad de Eleonora Forenza, miembro italiana del Parlamento Europeo, miembro del grupo Izquierda Unida Europea / Izquierda Verde Nórdica, Claudio Bellotti portavoz de la lista electoral "Por una Izquierda Revolucionaria", Mario Iavazzi del Comité Nacional de la central sindical Cgil, Paolo Brini del Comité Central de Fiom-Cgil, sindicato de trabajadores metalúrgicos, Paolo Grassi del Comité Nacional del sindicato de trabajadores desempleados Nidil-Cgil, y de Margherita Colella del Comité Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza, Flc-Cgil.

En Grecia recibimos la solidaridad del comité de coordinación del partido ANTARSYA y en Macedonia se envió una carta de protesta del partido Levitsa.

También recibimos apoyo de Akram Nadir, organizador sindical en Irak y Kurdistán y representante internacional de la Federación de Consejos y Sindicatos de Trabajadores de Irak (FWCUI).

Toda una serie de organizaciones en Indonesia también agregaron sus nombres a la protesta, incluidos la Confederación de Trabajadores Unidos de Indonesia, el Comité de Lucha Popular, el Movimiento Nacional Central de Trabajadores, la Confederación Nacional de Sindicatos, la Federación de Sindicatos de Trabajadores Independientes - Gresik, el Frente de Estudiantes Anti-Capitalistas, la Alianza de Estudiantes de Papua - Surabaya, la Dirección Central de la Confederación del Congreso de la Alianza de Sindicatos de Trabajadores de Indonesia y de la Unión de Jóvenes Cristianos para la Lucha Socialista.

Además, la petición original en internet recibió 2.594 firmas, y cientos más fueron recogidas en papel en todo el mundo.

¡El internacionalismo vindicado! Pero la lucha sigue

Este fue un logro espectacular, en particular teniendo en cuenta el corto aviso con en el que se organizó la campaña. Miles de personas participaron y podemos confirmar que tuvo un impacto en el Estado paquistaní que finalmente decidió liberar a los activistas restantes el viernes 26 de abril. Luego de su liberación, el camarada Aftab Ashraf, organizador nacional del Frente Obrero Rojo, habló en el siguiente mensaje de video para explicar su experiencia y agradecer a aquellos que han apoyado la campaña:

Nos gustaría agradeceros a todos los que apoyasteis nuestra campaña, que sin dudas jugó un papel crucial para asegurar su liberación, pero también os pedimos que permanezcáis vigilantes. Continúa la campaña en torno a las cuestiones más amplias planteadas por el Movimiento Pastún Tahafuz, incluido un día planificado de acción masiva el 12 de mayo. A partir de este fin de semana, el pueblo oprimido de los hazaras se ha unido a los pastunes en su lucha contra la opresión del Estado paquistaní. Todo esto revela que las masas paquistaníes han tenido suficiente corrupción y brutalidad, hartas de ser golpeadas, asesinadas y saqueadas por la podrida clase dominante y que están comenzando a moverse para tomar sus destinos en sus propias manos. Su lucha es la misma que la de todos los oprimidos y explotados en todo el mundo. Pedimos a todos nuestros lectores que apoyen su lucha organizando y uniéndose a la lucha contra el capitalismo en todo el mundo. ¡Apoya la lucha por el socialismo de una manera concreta uniéndote a la Corriente Marxista Internacional y ayuda a construir la alternativa revolucionaria que necesitan los trabajadores y los jóvenes del mundo!