Mexico
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La compuerta se ha abierto en Matamoros Tamaulipas, obreros de 45 maquiladoras han decidido colocar las banderas roji-negras de huelga, al no tener información de las negociaciones que los dirigentes sindicales vinculados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) realizan sobre los Contratos Colectivos y del incremento salarial anual. Exigen un aumento salarial del 20% y un bono de compensación. El día domingo 13 de Enero dos mil obreros en Sonora impulsaban una huelga debido a que la empresa Levolor ajustó el sueldo y prestaciones y no respetó el incremento salarial decretado desde el gobierno federal.

Heroica de Matamoros, municipio maquilador

Heroica de Matamoros es el segundo municipio más poblado del Estado de Tamaulipas, su población supera el medio millón de personas, se encuentra la boca de Río Bravo y colinda con ciudades fronterizas de Estados Unidos. Según el propio Instituto Nacional de Estadística Geografía (INEGI) es de las ciudades con mayor crecimiento económico, su economía se basa fundamentalmente en el comercio con los Estados Unidos y con un desarrollo industrial importante debido a la presencia de las maquiladoras en la región.

Es sede de 122 empresas dedicadas fundamentalmente a exportar a Estados Unidos, donde se producen cables, aparatos electrónicos, componentes eléctricos, partes y accesorios para la vehículos, la industria textil, productos químicos, maquinaria y productos de informática, en ellas laboran más de 80,000 obreros actualmente y genera 25 empleos indirectos, lo que representa el 80% del empleo formal de la región. La inversión en este ramo en el municipio es de aproximadamente 60 mil millones de dólares.

Por lo que el municipio de la Heroica de Matamoros, es clave en la industria maquiladora no solamente a nivel estatal, sino a nivel nacional.

El modelo maquilador consiste en elaborar y ensamblar piezas de mercancías que tienen como destino su país de origen, principalmente de empresas transnacionales con capital estadounidense. En un inicio las empresas operaban con tecnologías muy rudimentarias, pero ahora mismo no hablamos de pequeños talleres instalados en la frontera norte, existen grandes empresas de cientos o miles de obreros, a las que les han invertido en capacitación y cierto desarrollo tecnológico para acelerar la producción y aumentar las ganancias de los empresarios: el año pasado fue inaugurado por la patronal el Centro de Innovación con esta finalidad.

Sin embargo, este modelo refleja de una forma fehaciente la dependencia total de la clase empresarial mexicana respecto a la burguesía imperialista, en particular de la de Estados Unidos, la innovación y capacitación de los obreros de la maquila no va orientada a desarrollar una industria nacional propia, sino a seguir reproduciendo el modelo maquilador que es un apéndice de las grandes transnacionales y el capital internacional.

Los gobiernos en turno ofrecen como una “atracción para los inversionistas” a los municipios del norte del país, incluyendo Matamoros, manteniendo una política de salarios bajos y condiciones laborales deplorables. Así se asegura que la ganancia empresarial sea mayor.

Condiciones laborales deplorables y bajos salarios

Una de las características de las condiciones laborales de los obreros de la maquila, es la precariedad laboral y los bajos salarios. Matamoros no es la excepción, el salario mensual promedio en las maquiladoras va de 190 a 337.6 dólares mensuales, dependiendo la función que el obrero realice en la empresa. En promedio el salario en el municipio es 30% más bajo que la media a nivel nacional.

Las protestas obreras recientes tienen que ver con ese proceso de acumulación de descontento y los deseos de conseguir una vida mejor, de manera organizada y mediante la lucha.

La fuerza de la clase obrera

De repente la noticia fue el centro de los medios de comunicación locales y de algunos nacionales, miles de obreros de las maquilas como una sola persona se habían lanzado a la huelga en decenas de fábricas maquiladoras en el municipio de Matamoros, exigiendo a sus dirigentes sindicales, en su mayoría controlados por la Confederación de Trabajadores de México información clara del proceso de negociación de los Contratos Colectivos de Trabajo y el incremento salarial correspondiente a este año.

Más de 40 mil obreros en huelga, la mayoría de los empleados en todas las maquiladoras en el municipio, el 12 de Enero convocaron una manifestación dirigida a las oficinas del sindicato y están preparando una asamblea general obrera para coordinar la lucha por sus demandas.

De acuerdo con las cifras del propio gobierno municipal, la inversión en el ramo de la maquila en Matamoros ronda los 60 millones de dólares, la ganancia de los empresarios sin duda es muy superior a esta cifra, bajo el sistema capitalista la clase dominante no invierte sino va a generar una cuantiosa ganancia en algún ramo de la producción, esa inversión se da en el sector que emplea a 60 mil obreros y de manera indirecta a otros 25 mil. Esta es la verdadera fuerza de la clase obrera, sobre la que recae el funcionamiento de la economía y la sociedad en un municipio de medio millón de personas.

La fuerza de la clase obrera no solamente radica en su peso numérico, sino en el rol que juega en la producción, son los trabajadores los que hacen funcionar las máquinas, el transporte, la industria, el comercio, incluso la mayor parte del funcionamiento de las oficinas del Estado recae sobre los trabajadores, sobre sus hombros recae el funcionamiento de la economía en esta sociedad. Nada funciona sin el permiso de la clase obrera.

Sin embargo, en muchas ocasiones los dirigentes de la clase obrera, están alejados de las aspiraciones del trabajador común. Los dirigentes sindicales muchas veces prefieren estar coludidos con la patronal antes que representar a la clase obrera, los dirigentes políticos de la izquierda en algunas ocasiones han negado el rol importante que juegan los trabajadores para transformar esta sociedad.

En carne propia los obreros en Matamoros están sacando una experiencia valiosa sobre la necesidad de que sus dirigentes atiendan a los intereses y las aspiraciones de los trabajadores y no a las de la patronal, en algunos sectores se ha cuestionado el rol que han jugado los dirigentes del sindicato y en algunas publicaciones se ha insinuado la necesidad de elegir dirigentes por fábrica que verdaderamente estén dispuesto a dar la lucha y revocar a aquellos que tratan de frenarla. “No pueden existir representantes sindicales ricos y trabajadores pobres”, era una de las consignas de algunos obreros en huelga, reflejando ese sentimiento de distanciamiento de los dirigentes sindicales.

Un paso importante sería que en la siguiente asamblea general de los obreros acudieran delegados electos por asambleas de las fábricas en huelga de manera directa y democrática, que estén dispuestos a dar la lucha y extenderla, con la finalidad de que las demandas sean cumplidas.

La lucha de los obreros en Matamoros ha puesto sobre la mesa, nuevamente la fuerza de la clase obrera, debemos movilizar campañas de solidaridad y de apoyo a su lucha, no solo en el municipio, sino a nivel nacional.