Venezuela
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Este pasado 10 de enero fue llevada a cabo en las calles de caracas una contundente concentración en apoyo al presidente Hugo Chávez, donde convergieron diferentes sectores populares del país, así como miembros del estado y representantes de la mayor parte de los países de la región. Todos en conjunto, derrotaron nuevamente los intentos de la oligarquía venezolana por desestabilizar el gobierno nacional con un llamado a paro que no pudieron gestar.

Nuevamente la oposición se lanza en una ofensiva desestabilizadora, en contra de la Revolución Bolivariana, llamando a un paro “cívico” en las redes sociales para ser llevado a cabo este 10 de Enero, en desconocimiento del mandato del comandante Hugo Chávez, y al dictamen del TSJ donde se declaró que no hay razón alguna para declarar la Ausencia Temporal o Permanente del presidente, ya que el motivo de su ausencia es de fuerza mayor debido a problemas de salud.

Pese a estos intentos de saboteo de parte de las cúpulas mas rancias de la oposición, el pueblo Bolivariano salió a la calles de Caracas en reconocimiento y apoyo al presidente Venezolano, recientemente ganador de las elecciones democráticas llevadas a cabo el pasado 7 de octubre.

El pueblo que apoya al presidente Chávez, conformado por la mayoría de las masas populares, bajo la consigna “Yo Soy Chávez”, salió masivamente a juramentase en su nombre, considerando que el presidente esta en cada uno de los que por votaron él, y por esto “Chávez ya no es Chávez, sino que es el pueblo”. La juramentación del pueblo presente cerró con la frase: “Aquí en Caracas, 10 de enero le decimos al comandante Chávez, comandante recupérese que este pueblo ha jurado que cumplirá lealtad absoluta”. 

Concentración en las Adyacencias de “El Calvario.”

En las cercanías de las escaleras de “El Calvario”, se escuchó el himno de Venezuela, como es costumbre en este tipo de concentraciones, pero en esta ocasión especial y bajo la sorpresa de los presentes, el audio que trasmitían las cornetas y parlantes, correspondía a la voz del Presidente Chávez, entre lágrimas de algunos, se entonaron las notas del himno nacional, para luego continuar con el acto que se estaba llevando a cabo en “El Calvario”, el cual se realizaba paralelamente al evento en las adyacencias del Palacio de Miraflores.

En las escaleras se encontraba un grupo de reservistas, los cuales formaban un hermoso mosaico de uniformes, agrupados según su color, entre estos se encontraban grupos que vestidos con el típico uniforme militar usado en la época de Ezequiel Zamora, en conmemoración del fallecimiento de este prócer nacional ocurrido el 10 de Enero de 1860, rodeados de miles Trabajadores, Campesinos, Estudiantes.

Por su parte Elías Jaua, tomo la palabra para hacer mención a la relación entre la Revolución Traicionada de Zamora y la Revolución Bolivariana, considerando por su parte, que a pesar de que los “quinta columna”, lograron quitarle la vida a Zamora, y con esto acabar con la revolución y la reforma agraria en beneficio del pueblo que esta proponía, en la actualidad se mantienen vivos los ideales Zamoranos en la Revolución Venezolana, que esta en proceso en Venezuela.

Concentración Frente a Miraflores.

Luego de la actuación de cantores populares de música criolla, y de actos en representación de sectores populares, entre los que se encontraban indígenas nacionales e internacionales. Tomaron palabra los presidentes y enviados especiales de los países vecinos que se sumaron a la iniciativa nacional en apoyo y respaldo al presidente Chávez.

Discurso de Daniel Ortega.

En representación de la revolución sandinista de Nicaragua, el presidente Daniel Ortega, tuvo uno de los discursos más congruentes, en relación a la situación política que vive Venezuela. En su discurso llamó buitres y carroñeros a la burguesía nacional y al imperialismo, por estar a la espera del fallecimiento del comandante Chávez, para así poder posar sus manos sobre el petróleo venezolano.

No faltaron los tergiversadores que por medio de sus medios burgueses y redes sociales, lograran hacer pensar a sus seguidores que el presidente Ortega se refería a los partidarios de la oposición, cuando estos en realidad solo son proletarios alienados, mientras que la oligarquía burguesa es la verdadera culpable, y es a esta a la cual se refería.

Le mandó un mensaje claro a los lideres opositores, donde les recordó que el pueblo chavista, que representa a la mayoría del país, “esta mas vivo que nunca y decidido a defender su proceso histórico”. Recordó también la lucha que se ha llevado a cabo en toda Centroamérica, en contra del yugo yankee, en especial en Guatemala, El Salvador y Nicaragua, y que Venezuela ha logrado todo esto sin tener que derramar sangre, con en estos países.

Cerro mencionando el amor de los pueblos de Nicaragua y Venezuela, y del mundo en general, en contraposición de los intereses imperiales y en especial de los EEUU, en contra de las necesidades e intereses del verdadero pueblo.

Discurso de Evo Morales.

Comenzó su discurso, comentando que lo que sucede actualmente en Venezuela no es una situación de interés solo para el pueblo venezolano sino que también afecta “a los países bolivarianos, y a todos los países anti-imperialistas del mundo”. Y la lucha que se lleva a cabo en toda Latinoamérica brotó de la mano de las acciones del presidente Hugo Chávez, y de Fidel Castro.

En el caso de Bolivia, comentó, la renta petrolera antes de su gobierno era de 300 millones de dólares, mientras que ahora en el 2012 llegaron a 4.200 millones de dólares, esto demuestra claramente cuanto dinero fue saqueado y robado de Bolivia, terminando en las manos del imperialismo yankee. Por esta razón aun persiste la existencia de enemigos internos y externos, que buscan continuar con el saqueo de los recursos naturales de la región, agregó.

También resaltó la injerencia militar que se llevaba hasta su llegada al poder en Bolivia, donde la plana mayor de las fuerzas armadas bolivianas eran dirigidas por oficiales Yankees, quienes fueron inmediatamente expulsados luego de asumir la presidencia, y se cambió la función del ejército de represores del pueblo pobre, a colaboradores en servicio del verdadero pueblo.

Palabras de Nicolás Maduro.

Nicolás Maduro inicio su discurso en defensa de Wiston Ballenilla, quien por haberse declarado en apoyo a la gestión del presidente Chávez, ha sido victima de constantes ofensas y amenazas en las distintas “redes sociales” así como por la prensa burguesa, acciones que dejan en claro el carácter fascista de la dirigencia de derecha venezolana, y de su pequeño grupo de seguidores disociados y enfermos de odio, producto del contenido alienante de los medios burgueses.

Aprovecho la oportunidad para hacerle un llamado a este sector radicalizado de la oposición a que cesaran su empeño en hacerle daño a la revolución bolivariana y al pueblo en general, así como respeto a las condiciones adversas de salud del presidente y de la dignidad de sus familiares.

Dejó claro que se tomaran medidas en contra de los gobernadores de oposición (Henri Falcón, Capriles Radonsky y Liborio Guarulla) en caso de que no aceptaran la legitimidad del gobierno venezolano, y se sumaran a actos desestabilizadores llamando a desconocer lo dictado por el TSJ.

Despliegue de Aviones Sukhoi sobre la Ciudad de Caracas.

Como acto de cierre de la concentración en apoyo al presidente Hugo Chávez, y en demostración de una unión cívico militar dentro del estado. Las Fuerzas Armadas de Venezuela, por medio de la Fuerza Aérea, desplegaron dos aviones Sukhoi SU-30MK2, correspondiente a un lote comprados en recientes años a Rusia.

Los pilotos venezolanos, demostraron porque los Sukhoi son considerados los aviones con mayor maniobrabilidad del mundo, aun por encima de los mas modernos aviones norteamericanos, volando a alturas tan bajas como para que pudieran ser fotografiados por los asistentes a la concentración, y realizando piruetas que no son nada comunes en los ya desgastados F-16A, con los que aun cuentan las Fuerzas Armadas Bolivarianas.