La masiva manifestación anti-TTIP en Berlín revela el descontento social en Alemania

Domingo 18 de Octubre de 2015
Imprimir

Unas 250.000 personas de toda Alemania se manifestaron en las calles de Berlín el pasado sábado 11 de octubre en protesta contra los tratados comerciales TTIP (Acuerdo transatlántico de comercio e inversión, TTIP son sus siglas en inglés) y CETA (por sus siglas en inglés, Acuerdo amplio económico y comercial). La manifestación fue organizada por una amplia alianza de más de 100 organizaciones y grupos, incluidos los sindicatos, grupos ecologistas, organizaciones de consumidores, asociaciones de agricultores, los Verdes y el partido de izquierda, DIELINKE, así como muchos otros grupos de presión de izquierda.

mani stop ttipLa impresionante participación superó por mucho las expectativas de las organizaciones, cuyas estimaciones la víspera de la convocatoria ascendían a unas 50.000 personas. Debido a las proporciones del país y a la posición geográfica de Berlín, muchos manifestantes tuvieron que viajar a Berlín el día anterior o levantarse de madrugada para asegurarse el llegar a tiempo. La composición de la manifestación fue muy heterogénea; trabajadores, sindicalistas y delegados sindicales marcharon hombro con hombro con veteranos militantes de izquierdas, jóvenes radicalizados, ecologistas e, incluso, algunos elementos de clase media más bien conservadores,  que si bien nunca habían asistido a ninguna protesta política anteriormente, están empezando a compartir la desconfianza hacia las grandes multinacionales y el secretismo diplomático existente detrás de las cortinas que esconden las negociaciones del TTIP y CETA. Ha existido y existe un temor bien fundado y, generalizado en la sociedad, de que los acuerdos de libre comercio socavan el sistema de bienestar y el medio ambiente, así como los derechos democráticos y sindicales, los servicios públicos y la existencia de las pequeñas empresas.

Esta fue, sin lugar a dudas, la manifestación más grande a nivel nacional que Alemania y Berlín han vivido desde hace años. Especialmente para muchos sindicalistas, jóvenes y demás activistas, sirvió de plataforma para expresar el descontento general con la situación social y política y con las políticas del gobierno de coalición, compuesto por los Cristianodemócratas de la canciller Merkel y los Socialdemócratas (SPD).  El líder del SPD, Sigmar Gabriel, Vicecanciller y Ministro de economía de Alemania, y ferviente defensor del TTIP y CETA, fue fuertemente criticado por varios de los ponentes y manifestantes, que habían fabricado sus propias pancartas. Es significativo que sectores de las bases del SPD, incluyendo a los Jusos (las Juventudes del SPD), también se unieron a la marcha.

logo stop ttipLa gran asistencia pilló por sorpresa a las grandes empresas y círculos del gobierno; algunos medios de comunicación intentaron minimizar el número de participantes y la importancia del acontecimiento, o presentarlo como una manifestación nacionalista de extrema derecha. Sin embargo, a pesar del amplio carácter de los convocantes, los sindicalistas y la gente de izquierda representaron una clara mayoría. Esta protesta reveló el surgimiento de un enorme descontento social en Alemania y que, incluso con una tibia movilización, los sindicatos son la fuerza decisiva en el país. Los compañeros de Der Funke (la sección alemana de la Corriente Marxista Internacional) también estuvieron presentes con una mesa con sus materiales y atrajeron el interés de un número de manifestantes. Se agotaron todos los ejemplares que llevábamos del último número del periódico. Uno de los artículos de nuestra última edición destacaba la importancia de la convocatoria de manifestaciones multitudinarias como único medio para detener los ataques que impondrán el TTIP y CETA, así como la necesidad de convertir la lucha contra los acuerdos de libre comercio en una lucha internacional por una sociedad socialista.

Artículo original: http://www.marxist.com/anti-ttip-demo-in-berlin-reveals-discontent-in-germany.htm