En la antigua Roma, cuando las cosas se ponían un poco peliagudas, el Emperador se gastaba un dineral en toda una serie de juegos que incluían gladiadores, batallas simuladas, leones devoradores de Cristianos y otras diversiones para toda la familia. La idea era distraer a la gente de las realidades de la vida y mantenerlos felices, por lo menos hasta que los Godos llegaban en su invasión anual de pillaje, saqueo y violación. Hoy en día, semejante carnicería no es posible –incluso en Factor X–, así que tenemos la siguiente mejor cosa: otra boda real.

El título del artículo de The Economist lo decía todo: "Europa: Más dolor, poca ganancia". En toda Europa, los gobiernos están luchando para tener bajo control los enormes déficits. Con el fin de hacer esto, pasan la factura a la clase obrera y a la clase media.

A principios de este año el mundo se volvió hacia Haití, que fue golpeado por un fuerte terremoto. Ahora, una fuerte epidemia de cólera se está extendiendo por todo el país y demuestra una vez más cuál es el papel real de las tropas de la ONU en Haití.

La respuesta de Alan Woods, camarada dirigente de la Corriente Marxista Internacional, a los ataques que le han lanzado Primero Justicia y otros factores de la oposición venezolana, ha tenido una cobertura mediática muy importante en los medios de comunicación.

Las noticias de que la coalición ha alcanzado un acuerdo con la Unión Europea y con el FMI no han supuesto ninguna sorpresa. Hace días que circulaban informaciones de que la Unión Europea y el Ministerio de Hacienda irlandés estaban enzarzados en discusiones, y algunas de estas informaciones han llegado a afirmar que el FMI ha mantenido reuniones con pesos pesados de la prensa internacional con la intención de presionar a la coalición y a los partidos de la oposición para que aceptaran un acuerdo. Este artículo fue escrito antes de que se anunciara ese acuerdo, pero su análisis se ha visto confirmado por los acontecimientos.

“Es obvio que la Revolución ha llegado a un punto crítico en que es absolutamente necesario avanzar o vamos a retroceder con consecuencias nefastas. Lo que hace falta en Venezuela, y por eso me critican y me atacan, es terminar de una vez con el poder económico de la oligarquía.” El Correo del Orinoco entrevista a Alan Woods