Todos a la Huelga el 14-N

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

Vamos a pararlos ¿Y después del 14N?: Organicemos un plan de movilizaciones hasta derrotar a la derecha

El Referéndum y el 25S. Justo después de las elecciones de 20N de 2011, el PP alcanzó su máximo apoyo, con un 46%. En julio, tras la llegada de los mineros a Madrid, millones de personas se movilizaron en un rosario de manifestaciones que mostraron la enorme rabia acumulada por parte de los trabajadores y jóvenes. Eso tuvo un efecto claro, al igual que ocurrió en las semanas anteriores a la anterior Huelga General del 29 de marzo. En julio, la intención de voto del PP cayó al 30%, y al 29% en septiembre, según Demoscopia-El País.

Huelga general PCEEn esta situación, la propuesta de la “Cumbre Social”, nucleada en torno a UGT y CCOO, de petición de un Referéndum al Gobierno sobre las medidas que está implementando es bastante ingenua.

Pancartas del PCE de Málaga en la última Huelga General del 29 de marzo

Un Referéndum ahora no sería sobre tal o cual aspecto de la política del PP, sino sobre la misma continuidad del PP en el poder. Evidentemente, Rajoy no va a convocarlo. Las mismas encuestas a nivel estatal (independientemente de los resultados concretos en Galicia, que son muy particulares, y que analizamos en un posterior artículo) ya constituyen un Referéndum sobre el PP.

Así fue visto por decenas de miles de trabajadores y jóvenes, que se movilizaron el 25 de septiembre en la movilización “Toma el Congreso”. Estas decenas de miles de manifestantes, que pedían la disolución del Congreso y comenzar un “periodo constituyente”, mostraban un hartazgo con la táctica de los líderes de UGT y CCOO. Muy correctamente, nuestros diputados de IU asistieron a la misma.

La represión del 25S provocó una movilización mucho más importante cuatro días después. La reedición de similares protestas en octubre, a pesar de que a casi un centenar de manifestantes se le han abierto por la policía diferentes procesos sancionadores, revela que por la vía represiva el Gobierno no va a poder acallar este tipo de protestas.

Posteriormente, las movilizaciones estudiantiles tuvieron un enorme impacto. Durante estas movilizaciones, por primera vez en este país, un porcentaje significativo de padres no llevó a sus hijos a la escuela como medio de protesta directo.

El 14 de Noviembre, Huelga General y movilización europea

En Portugal vimos cómo otra movilización convocada por Internet llevó a cabo la manifestación más grande en Lisboa desde la Revolución de los Claveles. Días después, los manifestantes rodearon toda una noche el Palacio donde estaba reunido el Gobierno, obligándolo a rectificar en la ley que directamente le bajaba los impuestos a las grandes fortunas para subírselos a los trabajadores.

También en Londres y en Roma asistimos a final de octubre a movilizaciones de masas. En Gran Bretaña los manifestantes pidieron la convocatoria de una Huelga General, que sería la primera desde 1926 en este país.

La convocatoria de movilizaciones europeas el 14 de Noviembre, donde lo más destacado va a ser la realización de la primera HUELGA GENERAL IBÉRICA en Portugal y España en toda la historia, responde a este proceso. Aunque cada país tiene sus particularidades y su desarrollo específico, como ha pasado en el proceso de luchas de Latinoamérica en la última década, sectores cada vez más amplios de las masas observan los desarrollos de los procesos de lucha en cada país, tomando nota de los avances y experiencias de los mismos.

Falta de control de la situación por parte del Gobierno

La situación abierta en Catalunya tras la manifestación de la Diada, junto con el resultado de las elecciones vascas, abren un nuevo frente de problemas al PP, precisamente cuando la gran burguesía española (y sus acreedores extranjeros) más necesitan de estabilidad.

Los negativos datos económicos de la situación internacional, empezando en la UE, avalan el temor de las burguesías centroeuropeas, comandadas por la alemana, a las que se les multiplican los países que rescatar (los últimos son Chipre y Eslovenia).

No hay dinero para todos y, desde la defensa de sus intereses particulares, el punto de vista del eje alemán en el caso español es que los centroeuropeos “bastante hacen ya refinanciando, a través del BCE y a bajos intereses, la Deuda y banca españolas”. Toca pagar las deudas... y con condiciones.

Los planes del PP no se cumplen

Un día después de las elecciones gallegas se hizo público que España acabó 2011 con el mismo déficit que Grecia, un 9,4% del PIB, un punto más de lo reconocido hasta entonces por el Gobierno del PP, debido a las ayudas a la banca. Los ajustes en 2011 sólo sirvieron para reducir el déficit en 1.000 millones de euros.

Igualmente, dos días después de las elecciones de Galicia, el Gobierno reveló un déficit en la Seguridad Social de, como mínimo, un 1% del PIB.

“Nadie se cree las previsiones del Gobierno”, clamaba El País, al igual que varios comisarios europeos, después de que el Ejecutivo presentase su proyecto de Presupuestos para 2013. El mismo periódico, en su editorial del 25-10-12, lo decía bien claro:

“...La práctica totalidad de instituciones y analistas anticipan que, en el mejor de los casos, en 2013 la recesión será equivalente a la sufrida este año”.

De septiembre de 2011 a septiembre de 2012 el desempleo creció en más de 800.000 personas en el Estado español. Una situación recesiva similar a la vivida en el último año tendrá nefastas consecuencias a todos los niveles en una economía ya anémica: caída de la recaudación impositiva y una clara tendencia al crecimiento de la Deuda y del pago de sus intereses, siguiendo un camino ya trazado por Grecia.

Cada vez más pobreza entre la clase trabajadora...

El 25% oficial de desempleo al que hemos llegado indica que rebasaremos la cifra de los 6 millones de parados en los próximos meses, al mismo tiempo que ya hay 13 millones de personas afectadas oficialmente por la pobreza, un 27% de la población.

1.737.000 hogares tienen a todos sus miembros en paro. Al mismo tiempo, un 33% de los desempleados apuntados en el INEM no reciben ningún tipo de prestación.

La subida del IVA y del conjunto de impuestos especiales, que gravan fundamentalmente a las familias humildes, el desempleo existente, las contrarreformas que la Patronal ha forzado hacer a su Gobierno..., todo ello ha llevado a que en septiembre se haya constatado la mayor caída del poder adquisitivo desde hace 27 años para los trabajadores, según el INE.

… Mientras se incrementa la opulencia de los ricos

El último informe de la Agencia Tributaria indica que los 3.000 principales grupos empresariales españoles pagaron en impuestos efectivos (netos) apenas un 5% sobre sus beneficios, debido a las deducciones y subvenciones que les permite la legislación española ¿Cuántos asalariados podemos decir que pagamos tan sólo un 5% de IRPF?

Esto también ha empujado a que la diferencia entre el 80% más pobre y el 20% más rico de la sociedad española haya llegado al nivel histórico más alto, ocupando como premio a esta situación España el último puesto en este sentido de los 27 países de la UE, según Eurostad.

El gobierno ya ha anunciado que prepara una nueva contrarreforma de las pensiones. Quieren pagar las deudas de las grandes empresas y bancos, responsables en lo fundamental del endeudamiento exterior de la economía española, por dos vías:

- Permitiéndoles un aumento exorbitado en sus tarifas (70% de incremento de la tarifa eléctrica en los últimos 5 años, comisiones bancarias, subida en transporte, en los hidrocarburos...).

- Trasvasando al Estado los sectores abiertamente quebrados, donde no solo hablamos de grandes cajas y bancos, sino de inmobiliarias, empresas de autopistas... El llamado “Banco Malo” responde a este intento de responder al pago de las deudas internacionales directas de estos grupos, en base a los recursos del Estado. Este dinero sólo se podrá sacar a costa de deprimir aún más de forma absoluta el poder adquisitivo de los trabajadores, con más impuestos, al mismo tiempo que se hace desaparecer nuevas áreas enteras del mini Estado del Bienestar construido en las últimas décadas.

El dramático camino abierto por Grecia aparece en lontananza para los trabajadores y sectores más humildes de la sociedad.

¡Claro que no podemos seguir así! ¡Claro que se puede derrotar al PP!

IU y los sindicatos de clase deben poner su sello en los acontecimientos. Hace falta organizar UN PLAN de movilizaciones PARA DESPUÉS DEL 14N.

La declaración del Consejo Confederal de CCOO que convoca la Huelga del 14N pide “... otra política que dé prioridad a la reactivación económica (...) Un cambio en el patrón económico...”.

La cuestión concreta es ¿Qué gobierno va a llevar adelante esta política? Desde luego, no el gobierno del PP.

El gobierno del PP no es un gobierno fuerte. El principal diario económico europeo, el Financial Times, subrayó el 27 de septiembre la incapacidad y debilidad del gobierno Rajoy para controlar una situación (en lo político, económico y social) que se le iba de las manos.

Son las organizaciones de la clase trabajadora quienes deben dar el empujón definitivo a un gobierno cada vez más odiado. En última instancia, el objetivo de la movilización debe ser el de batir, hacer caer, al gobierno del PP.

Es positivo el paso dado de implicar al máximo de organizaciones populares en la respuesta que necesita la clase trabajadora y los sectores más humildes de la sociedad ante los planes del gobierno. En este sentido, las llamadas Cumbres Sociales, por barrios y localidades, pueden jugar un papel positivo a la hora de organizar la movilización antes y después del 14N. Pero, no lo olvidemos, la primera tarea consiste en implicar en esta tarea, recuperando la unidad de acción sindical, al resto de organizaciones de la clase trabajadora: CGT, ELA, LAB, CIG, SAT...

Recientemente, el Secretario General de CCOO ha dicho que la Huelga General “ya era necesaria desde el pasado 13 de julio”. Implícitamente, Toxo admite con esto que la mera respuesta de la Marcha a Madrid del 15 de Septiembre, ante la reiteración de los ataques del gobierno Rajoy, era insuficiente para pararlos. Los dirigentes sindicales se vieron sorprendidos en julio por la movilización de millones de personas y hasta hace pocas semanas no empezaron a reaccionar para comenzar a estar a la altura de los ataques a que se ha visto sometida la clase trabajadora. Pero no basta con lo ya hecho.

No se le debe dar margen al PP, como sí se hizo tras el 29 de marzo o a final de julio, como implícitamente reconoce Toxo. Desde ya hace falta que los dirigentes de UGT y CCOO publiciten una agenda de movilizaciones para después del 14-N.

Por supuesto, siempre es necesario un respiro, pero para tomar nuevo impulso, realizando un balance de la Huelga General centro a centro, barrio a barrio, para preparar los siguientes pasos: si el gobierno del PP no da marcha atrás, hay que ir hacia una Huelga General de 48 horas, en el marco de un proceso de movilizaciones sostenidas.

Desde IU podemos y debemos actuar de puente entre todas las organizaciones de la clase trabajadora para lograr este objetivo, insistiendo en ofrecer una salida a la locura que la burguesía pretende, hoy a través del gobierno del PP; mañana, con un PP ya quemado, a través de un Pacto de Estado llegado el caso, como ya ocurrió en la Transición.

IU debe aspirar a defender, junto a los sindicatos de clase, una salida independiente en beneficio de la clase trabajadora que impida cualquier tipo de recorte ¡Ya hemos sufrido bastantes!