Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Entrevistamos a Lola Villalba, Secretaria General de la Federación de Servicios de CCOO Málaga -Martes 5 de junio. Los sindicatos UGT y CCOO han tenido una última reunión con la Patronal de hoteles malagueña, AEHCOS, y van a llamar en los próximos días a una asamblea de delegados donde ratificar un plan de movilizaciones que acabaría previsiblemente con la convocatoria de huelga en los establecimientos hoteleros de la Costa del Sol para los meses de julio, agosto y septiembre. Unos días antes, desde Lucha de Clases, le hicimos esta entrevista a Lola Villalba, Secretaria General de la Federación de Servicios de CCOO Málaga.

Estamos con Lola Villalba, diez días después de la maravillosa Marcha que protagonizaron durante 4 días centenares de trabajadores y sindicalistas reivindicando un convenio justo para la hostelería malagueña ¿Cómo está el convenio?

La marcha ha sido un éxito, ha superado nuestras expectativas, pero también porque nos hemos pateado los hoteles de punta a punta de la costa explicando nuestras pretensiones y las de la Patronal. No sólo han participado delegados sindicales, sino muchos trabajadores que se tomaron sus días de descanso. Nos tenemos que felicitar. La Patronal decía en prensa que no íbamos a ser capaces de movilizar a los trabajadores, que estos cobraban 1.750 euros y que vivían muy satisfechos. Ellos dicen que vivimos de las rentas de las huelgas que realizamos hace décadas y decían que tenemos poca capacidad de movilización o de convocar una huelga. Les hemos demostrado que no.

Los diez últimos años no han pasado en balde ¿no Lola? Se ha retrocedido bastante...

En nuestro convenio no ha habido tantos retrocesos en derechos. Sí es verdad que la reforma laboral permitió más flexibilidad para la empresa, hay algunas horas de disponibilidad a disposición de los empresarios, pero en los hoteles donde tenemos presencia sindical llevamos un control muy claro de esto. En salarios, durante los años de recesión sí perdimos poder adquisitivo, no en los últimos años. Luego, si hay algunas situaciones particulares, donde los especuladores que entraron antes de la crisis hundieron algunos de los hoteles (Don Miguel, Byblos, Incosol, AGH de Estepona...). Los trabajadores, en estos y otros hoteles han realizado muchos esfuerzos para que los hoteles no cerrasen, perdiendo vacaciones, derechos, desempleo..., pasando muchos hoteles a ser "de temporada" (cerrando en invierno). Nosotros creemos que los empresarios podrían hacer más esfuerzos para que estos hoteles abriesen todo el año. Después de todos estos esfuerzos, con las cifras de crecimiento de la hostelería en los últimos años, no tienen sentido las propuestas retrógradas actuales de la Patronal que quiere legalizar una bajada de derechos generalizada.

La Patronal quiere legalizar ahora, "de derecho", las condiciones que se impusieron durante la crisis, cuando no se aplicaba el convenio y se han generalizado las ETT's... Y los trabajadores ven ahora que los hoteles están llenos en el verano...

Claro, ya hay muy pocos hoteles con convenio propio por encima del provincial. La Patronal ha tenido un crecimiento de la rentabilidad en los últimos años del 36%, subiendo en todos los aspectos: pernoctaciones, visitantes, gasto de turistas... muy por encima de sus previsiones.Han subido también en el empleo, pero ¿qué tipo de empleo? En muy malas condiciones... Para nosotros es fundamental mantener que entre fijos y fijos-discontinuos sumen el 80% del total de los trabajadores contratados a fin de año, para frenar el abuso de la contratación eventual. Eso lo logramos donde hay representación sindical que puedan fiscalizar los contratos que se hacen. La Patronal quiere legalizar el que haya contratos por debajo de 4 horas. Si nosotros permitiéramos eso, las condiciones de los centros de trabajo como bares, chiringuitos, discotecas, que ya son una "selva", serían impresentables.

Ha habido una renovación de los trabajadores en los últimos diez años.Se nota esa renovación, para lo bueno y para lo malo. Muchos buenos trabajadores, fijos con antigüedad, salieron en los primeros compases de la crisis. Solían estar afiliados y tenían ideología. Los nuevos trabajadores ahora tienen que aprender. Mucha juventud ahora tiene mucho miedo, es eventual, también han perdido muchas tradiciones del pasado. Ya hay "trabajadores nómadas", mucha de la juventud actual trabaja entrando una temporada y salen, por cuestiones personales o profesionales. En la época de bonanza nadie quería trabajar en la hostelería, se trabajaba en la construcción... Después de la crisis, se ha vuelto a la hostelería. Antes, el que era mileurista estaba mal mirado; ahora en comercio se cobra 500 y 600 euros. Mucha gente joven busca ahora más seguridad, paradójicamente, en la hostelería, sobre todo en los hoteles. Tenemos que dignificar la profesión. Antes los compañeros veteranos nos enseñaban, ahora los empresarios se quejan de que los trabajadores se van a otros destinos, de que no los pueden fidelizar... Para eso, primero hay que dignificar las condiciones de trabajo.

También hubo mucha juventud, gente nueva, en la Marcha, que aportó mucha frescura.

Sí, y mujeres. En la marcha ha habido más mujeres que hombres si te has fijado, y eso no era lo habitual. Siempre parecía que los hombres eran "los más echaos p'alante", los más valientes y se nota que las mujeres están ahora saliendo más a la calle.Mucha gente joven cree que este convenio "está dado" desde siempre. Nosotros estamos insistiendo a toda la gente joven que lo que se ha conseguido es con huelgas y con mucho trabajo y sacrificio. Eso se lo tenemos que hacer entender a la juventud, que son los que tienen que ir tirando del carro en el futuro.

Entonces, finalmente, ¿qué actitud tiene la Patronal con este convenio?

La Patronal ha ido para atrás, tiene una actitud muy dura. No hemos visto unas negociaciones como éstas, jamás. Históricamente, venía siempre una representación de toda la Patronal. Ahora sólo hablan sus dos abogados y vienen dos de la dirección de la Patronal, AEHCOS, pero aclaran que no tienen capacidad negociadora, con lo cual se imposibilita la acción de la mesa negociadora. El presidente de la patronal llegó a decir que "no puede negociar nada". Sabemos que hay una mesa en la sombra, donde hay buena parte de los representantes hoteleros, que le impiden tener una actitud más flexible. En cambio, en los hoteles, a pie de calle, cuando vamos a visitarlos y hablamos con sus directivos nos aclaran "que no tienen ni idea de lo que se está negociando con el convenio". Con la subida salarial que pedimos, no pretendemos llegar al nivel de Baleares, pero sí empezar a recuperar parte de lo perdido durante los años de la crisis...La semana próxima tenemos una concentración de protesta en las puertas del lugar donde se celebra el Congreso de Hoteleros Españoles [ya realizada, con nuevo éxito de más de 300 participantes, nota del entrevistador].Después, si no hay respuesta de la Patronal, nos reuniremos con UGT y ratificaremos la convocatoria de huelga para el mes de julio. La propia CEM 8patronal andaluza) dice que "hay que repartir el beneficio".Queremos que sean responsables. En el peor de los casos, si no hay acuerdo, aunque no tengamos subida, no vamos a retroceder en derechos. No vamos a poner nuestra firma para ello. Después de años de crisis y de bajarnos los pantalones hay que mantener el equilibrio entre los beneficios que ellos tienen y una subida salarial decente.

ÚLTIMA HORA: la táctica negociadora de la Patronal de la hostelería malagueña, AEHCOS, llevó a intervenir directamente al representante de la patronal andaluza, CEM, aclarando que no era de recibo que el representante de AEHCOS, Luis Callejón, se hubiera retirado de una de las mesas negociadoras y retirado algunos acuerdos ya consensuados (como incorporar a convenio a categorías externalizadas como camareras de piso, recepción y office, que después de la reforma laboral en muchos hoteles han salido del convenio, llegando a cobrar hasta la mitad de los estipulado). El representante de la CEM se mostró muy preocupado sobre que pueda haber huelga en Málaga, "por el efecto expansivo hacia el resto de Andalucía". Más de 90.000 trabajadores agrupa este sector en temporada alta. Según el Observatorio Turístico, que elabora la Diputación de Málaga, el impacto económico del turismo alcanzó en la provincia los 13.800 millones de euros en 2017, un 9,5% más que en 2016.

Lo que demandan los sindicatos:

  • Sueldos: los sindicatos pretenden un incremento salarial del 4% anual.
  • Horarios y descansos: los empresarios pretenden que queden sometidos a "flexibilidad", para que puedan acumularse "en momentos de necesidad". Los sindicatos rechazan estas fórmulas, así como la ampliación del tope de distribución de jornadas irregulares de las 64 horas actuales (a utilizar en verano) al 10% (180 horas anuales). También rechazan la pretensión patronal de que puedan acumularse hasta 14 días sin descanso, o de incorporar la posibilidad de establecer un descanso de un día y medio (en lugar de dos), o de que un fijo discontinuo pueda ser llamado en vacaciones.
  • Topes de contratación: la patronal quiere eliminar los topes de contratación en el convenio (contratos de formación, contratos de menos de 4 horas, contratación de temporales, ETT's…).

 Fotos: Rosa Ortuño, CCOO Málaga