Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La sanidad pública y universal española ha sido y es un sistema ejemplo para el mundo porque es un modelo eficaz y equitativo a un coste que nuestra sociedad puede asumir. Pero, ¿qué está pasando? ¿Se está desmantelando nuestra sanidad pública? ¿Por qué aumenta la demanda de la sanidad privada si en paralelo hemos atravesado una gran crisis? ¿Cuáles son sus consecuencias?

 

Contratación eventual; temporal, habitualmente de días de duración; las mujeres somos las más afectadas (con su correspondiente brecha salarial y techos de cristal), bajo nivel salarial y falta de derechos laborales/sociales: PRECARIEDAD LABORAL.

La precariedad laboral que actualmente estamos sufriendo los profesionales sanitarios se traduce en:

- Disminución de la calidad clínica que disminuye la calidad de los cuidados; aumentando así los errores, a veces bastante graves y que afectan directamente a la salud de los pacientes y de los propios profesionales.
- Imposibilidad de planes de maternidad/paternidad ¿Acaso no tenemos derecho a formar una familia?
- Disminución de la dignidad y del respeto por la profesionalidad y hacia los pacientes.
- Largas listas de espera y que a veces llegan demasiado tarde

¿Qué relación existe entre el desmantelamiento de lo público y el aumento de lo privado?

Este abandono de lo público se refleja en la dificultad para acceder por parte de los profesionales sanitarios a “la pública”. Una vez dentro, las contrataciones son temporales y explica la cada vez más alta emigración, no solo de la comunidad autónoma a la que perteneces sino incluso, al extranjero. Esta precariedad tiende a que los profesionales, mayoritariamente enfermer@s y auxiliares, se inclinen cada vez más a la sanidad privada, la cual le proporciona, al menos, una oportunidad relativamente más duradera.

Pero las condiciones laborales que ofrece la sanidad privada roza la esclavitud. Aprovecha la precariedad laboral de la pública para ofrecer contratos más largos en condiciones míseras. No se cumplen los convenios, los descansos son ficticios, las horas extras solo existen a efectos prácticos pero no se remuneran; todo ello, al servicio de un empresario, el cual recoge este sobreesfuerzo en forma de dinero en su propio beneficio. Los pacientes no importan, los trabajadores no importan, la calidad asistencial no importa. Lo único que importa es el beneficio económico de unos cuantos sin escrúpulos.

¿HABÉIS OÍDO HABLAR DE LOS FALSOS AUTÓNOMOS EN ENFERMERÍA?

Es un tipo de “contratación” que se da en empresas privadas, habitualmente mediante una “cooperativa”, en la que los mismos trabajadores que antes han sido explotados y han callado el suficiente tiempo, se hacen cargo de ello, llevándose el dinero calentito producido por los trabajadores “autónomos”.

Es el nivel más alto de precariedad ya que los trabajadores carecen de una seguridad laboral, un sueldo fijo, y de todos los derechos laborales que en décadas anteriores fueron conquistados por nuestros semejantes: vacaciones y días libres retribuidos, derecho a enfermedad y cobertura ante un accidente laboral, derecho a cotizar (afectando directamente a nuestro sistema de pensiones), derecho a una indemnización, paro y/o ayuda social en caso de despido, derecho a la negociación de convenios o a huelga, etc.

Los falsos autónomos suponen un grave fraude a la seguridad social que cuesta a las arcas públicas nada menos que 562 millones anuales cuya cifra sigue en crecimiento. Según la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores, en España existen ya más de 200.000 falsos autónomos. Afectando directamente a nuestra sanidad pública, educación pública, ley de dependencia y a nuestros sistema público de pensiones.

Este “ahorro” de capital a costa de pisotear la dignidad de la clase trabajadora permite que los seguros privados sean cada vez más accesibles para las personas, uniéndose además, a las largas listas de espera que alberga el sistema público y la desconfianza que genera las urgencias abarrotadas y los pacientes apilados en pasillos.

En la última década (de 2006 a 2016) los seguros privados se han disparado en españa. Según los datos de la fundación IDIS, recogidos por la coordinadora anti-privatización de la sanidad pública de madrid, el número de asegurados ha ido aumentando hasta llegar en 2016 a más de los siete millones de clientes, lo que supone un crecimiento del 32% en la última década.

Al aumentar la demanda de la sanidad privada, los argumentos para desviar dinero público a sanidad privada son mayores. En 2010 el gasto privado representó el 24% del total de sanidad, y cuatro años más tarde subió hasta el 30%.

¿Quiénes somos?

Somos un grupo de enfermer@s en conflicto y en lucha con nuestras respectivas empresas que nos explota y exprime todo nuestro esfuerzo y toda nuestra vocación. 

¿Dónde queremos llegar?

La precariedad laboral sanitaria no es una situación transitoria ni nueva pero sí muy intensificada durante los últimos años. Forma parte de un diseño que busca el deterioro del sistema público para reducir su aprecio social y favorecer que la gente opte cada vez más por la sanidad privada. La intensa precariedad laboral en la sanidad pública y privada repercute en la salud de poblaciones, profesionales y pacientes.

Por ello, para mantener la salud y los derechos laborales pedimos:

- La organización de colectivos sanitarios 
- La unificación de la lucha por los derechos laborales tanto en la pública como en la privada. 
- Movilizaciones que se extiendan a todos los centros de trabajo y que salten a la opinión pública.
- Denuncias a la inspección de trabajo si se produce incumplimiento de los convenios. Denuncias a la contratación mediante falsos autónomos: se merecen contratos indefinidos por ley.

Solo la organización de la clase trabajadora por el cumplimiento de sus derechos laborales y sociales mediante una lucha a nivel estatal logrará conquistar lo que nos pertenece: un sistema público y de calidad. Por una sanidad pública por y para la mayoría social y por el respeto a los derechos laborales.

¡Abajo los falsos autónomos y el trabajo en negro!
¡Abajo los contratos temporales!
¡Por el empleo digno y de calidad!

Puedes seguirnos en https://www.facebook.com/PlataformaEnfermerosEnLucha/