Documento de Pablo Iglesias: “Podemos para Todas”. Sus propuestas

Escrito por Miguel Jiménez, militante de Podemos-Málaga. Integrante de Podemos Socialismo25 Lunes 06 de Febrero de 2017
Imprimir

Asamblea Ciudadana estatal de Podemos Vistalegre II

Los documentos escritos por el compañero Pablo Iglesias están respaldados por destacados dirigentes de Podemos como Juan Carlos Monedero, Pablo Echenique, Alberto Rodríguez, Irene Montero o Diego Cañamero.

PIEl documento político de la candidatura de Pablo Iglesias hace énfasis en el reforzamiento de la unidad con IU y el resto de fuerzas sociales que se oponen a los ajustes, es partidario de que los responsables políticos de Podemos estén en contacto con los movimientos populares y cree que es necesario “torcerle el brazo a las élites”. En este sentido, el compañero Pablo Iglesias se desmarca por la izquierda de las propuestas esgrimidas por la candidatura del compañero Errejón, “Recuperar la ilusión”.

La Transición – La Unión Europea

Se enfoca el análisis de este hecho histórico como una mera descripción de los hechos relatados. Hay una excepción, y es cuando se justifica la acción política de los dirigentes del PSOE y PCE en aquellos años debido al “miedo” existente. Esto es una irrealidad, teniendo en cuenta las gigantescas luchas obreras y populares que posibilitaron el fin de la dictadura, que por otra parte no se mencionan.

Se apuesta en la UE por una alianza de los países del sur europeo para contrarrestar a Alemania, que posibilite un retorno armonioso a los años 80 y 90, cuando los fondos estructurales viraban hacia el arco mediterráneo. En esencia, es la misma idea utópica que defiende la dirección del PSOE, toda vez que España y Portugal entonces éramos “los polacos de Europa”. Ahora, la mano de obra barata europea son los polacos, checos o rumanos, y es hacia Europa Oriental adonde van unas ayudas que nunca retornarán a nuestro país, a no ser que nuestro nivel de vida descienda al mismo nivel que el suyo.

Elecciones y balance

Hay en el documento una cierta ansiedad por referirse a los futuros procesos electorales, como si éstos “fueran mañana”, poniéndose como objetivo estar “en el gobierno de varias autonomías”.

Estas prisas pueden llevar nuevamente a desaciertos, como en el pasado. De hecho, no hay una explicación de por qué Podemos bajó sus expectativas de voto desde fines del 2014, en los meses siguientes. Igualmente, cuando después de las victorias extraordinarias en los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Valencia..., decenas de miles de activistas salieron a festejar a las calles, tampoco se reconoce el doble jarro de agua fría que para ellos significó la asunción de la desastrosa política de Tsipras de agachar la cabeza ante la troika, vinculada además al erróneo discurso del “pitufo gruñón” dirigido contra los ideales generales de la izquierda, destinado entonces a cercenar la posibilidad de una alianza con IU. Esta situación provoco una caída espectacular en nuestra intención de voto, de la que logramos recuperarnos a duras penas tras la entrada en favor de nuestra campaña de Ada Colau y la concreción de las confluencias regionales en Catalunya, Galicia o Valencia.

El documento se refiere a las elecciones del 26J: “...la petición de 'unidad, unidad' fue una de las más repetidas durante esos meses...”. La cuestión es que si esa alianza hubiera sido llevada a cabo para las elecciones del 20D, la correlación de fuerzas ahora sería mucho más favorable para nuestro campo.

Perspectivas

Se nombra correctamente a “los grandes empresarios y banqueros” como aquellos que “determinan las decisiones” del “PP, Ciudadanos y los sectores más conservadores de las élites del PSOE”.

A pesar de ello, creemos que el documento sobrevalora la fortaleza del gobierno del PP, que depende enteramente del apoyo del PSOE y tiene que hacer a éste ciertas concesiones para que su dirección justifique tal apoyo ante su electorado. De hecho, la “alianza de fuerzas progresistas” o “bloque popular” que logre levantar Podemos –que correctamente es uno de los ejes que recorre el documento– apelando explícita y pacientemente al electorado socialista, basándose en campañas de masas bien organizadas, puede resquebrajar la alianza PP-PSOE, según este último constate su progresiva pérdida de apoyo. Este gobierno no debe agotar su legislatura.

Por último, el programa político es en esencia el mismo programa tímido planteado por Unidos Podemos en las últimas elecciones, ése que correctamente Pablo Iglesias definió posteriormente como desilusionante para nuestro electorado. Sin embargo, sólo tomando en sus manos los resortes fundamentales de la economía, Unidos Podemos puede aspirar a transformar positivamente las vidas de los trabajadores y excluidos de esta sociedad.

 

LEER TAMBIÉN:

Las diferencias Iglesias-Errejón, un reflejo de la lucha de clases

Por un Podemos de la clase trabajadora y por el socialismo. Aportaciones al debate político para Vistalegre II (Círculo sectorial Podemos Socialismo)

Análisis del documento político de "Podemos en Movimiento" (Anticapitalistas)