Pagina principal Estado Español Izquierda Unida La presidenta de la Junta de Andalucía boicotea el realojo de las familias de la Corrala de “La Utopía”

La presidenta de la Junta de Andalucía boicotea el realojo de las familias de la Corrala de “La Utopía”

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

El realojo de las 22 familias desalojadas de la Corrala “Utopía” de Sevilla ha desatado la mayor crisis del cogobierno en la Junta en sus dos años de existencia, entre el PSOE e IU.

Corrala utopia entrega llavesLa consejería de Fomento y Vivienda, dirigida por la militante de IU Elena Cortés, ha decidido poner a disposición de la mayoría de esas familias viviendas propias de la Junta (junto con otras alquiladas a particulares), como medida provisional hasta que se termine otra remesa de viviendas sociales en octubre para atender estas y otras necesidades.
 
Cartel de IU
 

Esto se produjo después de que el ayuntamiento de Sevilla, dirigido por el PP, se negara repetidamente a poner a disposición de las familias ninguna de las 528 viviendas públicas que en este momento tiene vacías.

 

 

La reacción de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, la gran esperanza blanca del PSOE, ha sido poner en duda la legalidad del realojo y retirar las competencias de adjudicación de vivienda pública a la consejería dependiente de IU. Esto ha desatado una verdadera tormenta entre los militantes y simpatizantes de IU, que han visualizado de forma clara la deslealtad del socio mayoritario de gobierno, su sumisión a los intereses de la banca y las limitaciones y problemas que genera a IU el propio pacto de gobierno.

 

Desde un punto de vista estrictamente legal (dentro de la actual legalidad burguesa vigente), el procedimiento seguido por la consejería de Fomento y Vivienda ha sido impecable:

  • Se sujeta a la propia resolución del juzgado de Sevilla que ordenaba el desalojo del inmueble que desde hace dos años ocupaba la Corrala, pero en el que también se insta a las administraciones a poner todo lo necesario para realojar a las familias con menores y en riesgo de exclusión social.

  • Las familias realojadas cumplen esos requisitos, como acreditan los propios servicios sociales del ayuntamiento de Sevilla. El argumento del PSOE de que se ha prevaricado premiando la “patada en la puerta” frente a las más de 10.000 personas que están en lista de espera para acceder a una vivienda protegida es absolutamente falaz, además de evidenciar lo poco que se ha hecho en materia de vivienda en los más de treinta años de gobiernos socialistas en Andalucía. De todas formas, al PSOE no le preocupan las sutilezas legales de este caso, le preocupa el precedente que puede sentar esta medida de una consejería gestionada por IU.

 

La lucha de dos años de la Corrala "Utopía" por el derecho a la vivienda ha sido absolutamente ejemplar. Como otras muchos ejemplos que jalonan la geografía en todo el Estado, hasta 60 familias han pasado por el edificio ocupado durante los últimos dos años. Varias de ellas se tuvieron que ir por no poder soportar la presión en contra, a pesar de la amplia solidarida de toda la izquierda y movimientos de lucha sevillanos. Frente al acoso continuo de Ibercaja, propietaria del inmueble, y del Ayuntamiento derechista de Sevilla, la resistencia de estas familias, víctimas de desahucios, con niños y personas mayores y lideradas por las mujeres, ha puesto en evidencia la comunión de intereses entre las administraciones y las entidades bancarias, que mantienen miles de viviendas vacías entregadas a la especulación mientras hay miles de personas que no pueden acceder a una vivienda.

 

La lucha de estas compañeras ha conseguido abrir brecha en la Junta de Andalucía, y eso es algo que no pueden admitir ni la banca ni el aparato del PSOE.

 

Es significativa la práctica unanimidad en los medios de comunicación a la hora de alabar la postura de Susana Díaz y de calificar de “demagógica” e “ilegal” la decisión de Elena Cortés. La solución, aunque transitoria, para las familias es un precedente muy peligroso para los medios de comunicación y los aparatos políticos al servicio de la banca, como el PSOE. Si no pueden impedirlo, intentarán hacer pagar cara su osadía a IU.

 

Junta valderas Susana Diaz

Esto ocurre además después de un goteo de declaraciones de cualificados dirigentes y exdirigentes del PSOE en la línea de descartar un acuerdo con los “radicales” y “utópicos” de IU. Así, Felipe González ya advirtió públicamente en Andalucía, en el Foro Joly celebrado hace algunos días, a Susana Díaz y Rubalcaba sobre los riesgos de gobernar en Andalucía y a nivel estatal con IU.

 

Foto de Julián Rojas (El País)

 

Un sector del aparato del PSOE quiere “probar” los límites de resistencia de IU, su capacidad de recibir presión por parte de los trabajadores y movimientos en lucha, ante un hipotético gobierno estatal con IU.

 

Otro sector, mucho más ligado a la burguesía, teme la presión que pudiera recibir un futuro gobierno estatal desde los movimientos en lucha a través de IU, incluso con dirigentes moderados y “de garantías”. Por lo que se inclinan por preparar el terreno para un gran pacto de estado con el PP.

 

No podemos descartar que las maniobras de Susana Díaz y el aparato del PSOE andaluz vayan en esta línea, como han denunciado Alberto Garzón y muchos cuadros medios de IU en Andalucía en las redes sociales. Hoy mismo el expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Cháves, sobre el que recaen todo tipo de sospechas por el caso de los ERE fraudulentos, ha declarado en el Congreso de los Diputados que “IU tiene que comprender que gobernar implica a veces tomar decisiones duras”; es decir: decisiones duras para la gente corriente en beneficio de los capitalistas.

 

Entre los militantes de IU de Andalucía cunde la opinión de que estos movimientos de Susana Díaz van en la línea de forzar la ruptura del pacto de gobierno (ruptura que ya se ha producido de hecho con la detracción de competencias a Fomento y Vivienda) para convocar elecciones, bien coincidiendo con las europeas, bien antes del congreso federal del PSOE. El objetivo de Susana Díaz sería promocionarse ella misma como alternativa en la secretaría general del PSOE y, quizás, preparar el terreno para el gran pacto de Estado PP-PSOE.

 

Antonio Romero ha sostenido públicamente el que IU nos vayamos del gobierno ante que someternos al chantaje de Susana Díaz. Felipe Alcaraz ha defendido expresamente en Twitter que “si Susana Díaz nos retira provisionalmente las competencias de vivienda, hay que dejar provisionalmente el Gobierno para consultar a las bases”.

 

Desde Lucha de Clases pensamos que el conjunto de IU en Andalucía tenemos que hacer una evaluación seria de lo que está ocurriendo. Independientemente de lo que suceda a partir de ahora, o de los planteamientos o disculpas de la dirección del PSOE futuros, la desautorización efectuada ha sido evidentísima, no ya para los militantes de IU, sino para los trabajadores y activistas más conscientes. Ésta y otras circunstancias de la propia acción de gobierno, con variadas promesas incumplidas en las leyes y medidas propugnadas por IU que se retrasan sine die, urgen a consultar inmediatamente a sus bases sobre la permanencia o no en el gobierno de la Junta.

 

El bloqueo sobre la consejería de Fomento y Vivienda, por el recurso del PP a la Ley de función social de la vivienda, lleva a día de hoy, a que la ley queda casi anulada en sus planteamientos más progresistas. Como ya explicamos desde Lucha de Clases, esta ley no iba a poder solucionar por sí sola los problemas que padecemos millones de familias necesitadas que, en última instancia, entran en colisión con la propiedad y beneficios que ejercen constructoras, inmobiliarias y bancos. A su vez, el actual ataque de la Presidenta de la Junta a IU, al retirarle competencias, es como un castigo que le aplicase el maestro al niño travieso al que tiene que corregir. A partir de ahora, el estar en el gobierno se reduce casi a una labor cuasi protocolaria, no sea que desde IU nos saltemos la legalidad por llevar una medida tan fuera de la realidad como el ¡¡buscar alojamiento para 18 familias a las que se las acaba de echar a la calle!!

 

En su momento, ya explicamos las trampas de lo que significaba entrar a gobernar con el PSOE. Nuestra opinión es que IU tiene mucho más que ganar que que perder si rompe ahora con el PSOE, explicando claramente los motivos por los que este cogobierno carece de sentido. Después del 22 de marzo, IU tiene todo que ganar si se centra en construir la alternativa para gobernar de verdad en Andalucía y en todo el Estado con un programa de ruptura con la Troika y con el capitalismo, empezando con la preparación para el Otoño próximo, junto con toda la izquierda política y sindical, de una gran movilización superior a la que vivimos el 22 de marzo en las calles de Madrid.