Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Bengoma es una empresa dedicada al transporte de animales vivos situada en Herrera (Sevilla). También es una de las empresas subcontratadas de Procavi, la mayor exportadora de carne de pavo procesada del Estado español.

Al igual que en el resto de contratas de Procavi, en Bengoma existe un incumplimiento sistemático de los derechos laborales. Es por ello que un grupo de trabajadores de la empresa comenzó a organizarse a finales de septiembre, con el objetivo de formar un comité de empresa y pedir algo tan básico como es el cumplimiento del convenio colectivo, el respeto al descanso mínimo de 12 horas, el derecho a dietas o el pago de las vacaciones.

Entre estos trabajadores se encontraba Toni, a quien la empresa de transportes comunicó su despido tan sólo dos meses después de que comenzara a reclamar la dignificación de sus condiciones de trabajo ¿que motivos tiene una empresa para despedir de su puesto de trabajo a un empleado con más de 5 años de antigüedad sin motivos de peso?

Está claro que estamos ante un caso claro de represión sindical, ya que lo único que la empresa tiene en contra de Toni es formar parte de grupos de trabajadores organizados. De esta forma la empresa consigue quitarse de en medio a un trabajador consciente que se organiza y lucha y, sobretodo, sembrar el miedo entre sus compañeros.

El SAT declara la guerra al Grupo Bengoma

Inmediatamente después de conocer el despido de Toni, el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) se puso en marcha para llevar a cabo una serie de movilizaciones.

Comenzaron el viernes 2 de noviembre, con una concentración en la puerta de la empresa y que posteriormente se transformó en una manifestación hasta las puertas del Ayuntamiento, donde se llevó a cabo una asamblea. En esta primera movilización por la readmisión de Toni, participaron varios trabajadores de Bengoma, decenas de vecinos y vecinas de Herrera y sindicalistas de municipios de la comarca de la Sierra Sur de Sevilla.

Pero no ha sido la única acción de protesta, las movilizaciones han sido constantes desde que se produjo el despido, llegando incluso a ocupar la empresa el pasado 5 de noviembre con el objetivo de comenzar una negociación entre el sindicato y la gerencia de la empresa.

La división de la plantilla como estrategia de la empresa

El motivo por el que una empresa como Procavi subcontrata a la mayor parte de su plantilla (de los 2000 trabajadores solo 300 pertenecen a la empresa matriz), es el ahorro de costes de personal a través de la precarización extrema de los trabajadores subcontratados. No obstante, otro motivo de peso es la división de la plantilla, que ve muy mermada su fuerza a la hora de organizarse y luchar por sus derechos. Una forma de dividir a los trabajadores cada vez más generalizada en todo el estado.

Pero no es la única forma de dividir. Las gerencias de las empresas no dudan en crear enfrentamientos entre los trabajadores cuando la situación insostenible que crean, a través de la sobreexplotación salvaje, se le vuelve en su contra. Esto es lo que está pasando en Bengoma, donde la empresa utiliza su posición de poder para convencer a una parte de la plantilla de que la protesta de los compañeros sindicados es perjudicial para sus intereses laborales. Y consigue crear un clima de tensión entre compañeros para alejar el foco de lo que realmente importa, que es el cumplimiento de los derechos laborales mínimos en la empresa.

Maximizar fuerzas para ganar batallas

La unidad de la plantilla es fundamental para ganarle el pulso a la empresa y acabar con los atropellos de derechos en Bengoma y en el resto de contratas de Procavi. Por ello, la principal tarea que tiene el sindicato es volver a poner las condiciones de explotación en el foco y tratar de ganar para la lucha a los trabajadores que, creyendo que defienden su puesto de trabajo, sólo consiguen defender los intereses del patrón.

Además, es necesario vincular las luchas de las diferentes contratas y las de la empresa matriz, con el objetivo de crear la mayor concentración de fuerza en aras de conseguir la dignificación las condiciones laborales en Procavi y las contratas.