Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los pasados 14 y 15 de marzo las trabajadoras de la enseñanza de la Comunidad Autonoma Vasca han vuelto a tomar las calles. Han sido dos días de huelga consecutivos, el primer día con una movilización conjunta en Vitoria-Gasteiz, y el 15 con tres manifestaciones en las tres capitales de provincia.

El seguimiento de la huelga ha vuelto a ser muy alto, mantenemos la capacidad de movilización de anteriores convocatorias. En el profesorado, sector mayoritario, hablamos de un seguimiento del 75%. En los otros sectores: Cocineras y Limpiadores, Educación Especial y Escuela Infantiles Públicas (de 0 a 2 años). El seguimiento ha sido del 65%, 60% y 30% respectivamente.  A pesar de que LAB, sindicato mayoritario en estos colectivos decidió desconvovar las jorbadas de huelga, muchas trabajadoras decidieron parar.

Hemos vuelto a llenar las calles con nuestras reivindicaciones; queremos un enseñanza Pública digna para todas las personas y para ello exigimos que se reviertan los recortes sufridos en estos últimos años. Pese llevar siete días de huelga, en esta fase de confrontación empezada el noviembre de 2016, no hemos sufrido desgate en nuestra capacidad de movilización, no hay más  que ver las imágenes de la Avenida Gasteiz, una de las arterías principales de Vitoria, llena de educadores y familias unidas en una sola voz: Gora Euskal Eskola Publikoa (Viva la Escuela Pública Vasca).

Creemos que  cada vez es  mayor la  presencia de familias en las manifestaciones, es uno de los factores que más preocupan al Gobierno Vasco. Y, podemos afirmar, que el conflicto abierto en educación es el  principal problema que deben afrontar en los próximos meses. Los sindicatos seguimos esperando a ser convocados para la próxima mesa negociadora. Y, para esta próxima cita, iremos cargados con la energía que hemos recibido en estos dos días de lucha. La administración debe tener en cuenta que en los meses de abril y mayo tenemos convocadas huelgas de una semana en los cuatro sectores de manera consecutiva.

El balance que hacemos en STEILAS es claro,  tenemos las razones y convicción necesaria para seguir luchando por unas condiciones dignas. Ni un paso atrás en la defensa de la Escuela Pública Vasca.

GORA EUSKAL ESKOLA PUBLIKOA.