Análisis Político
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

¡Fuera la droga y la violencia de nuestros barrios! - El pasado 24 de mayo un vecino del barrio de Bellavista, en Sevilla, fue violentamente atacado por la espalda, ocasionándole una grave fractura en la cabeza y el destrozo total de la dentadura. La víctima es un hombre de 64 años, obrero de la construcción en paro, dedicado al cuidado de su mujer. El sospechoso es un conocido narco del barrio, con simpatías fascistas, y tiene un historial de antecedentes por agresiones y amenazas, además de utilizar su vivienda para dispensar estupefacientes. En el barrio, hay gran preocupación. Muchos vecinos señalan que algunos narcos del barrio tienen vínculos  con la mafia rusa y con el “clan Los Marianos” de la barriada sevillana de “Las 3.000 Viviendas”.

Se da la circunstancia que el sospechoso es vecino del agredido, residiendo ambos en el mismo edificio. El día anterior a la agresión, en el patio comunitario del vecindario, lo amenazó a voces con matarlo a él y a su familia. Al día siguiente, cuando el agredido paseaba al mediodía por el barrio, fue atacado cobardemente por la espalda, cayendo desplomado, debiendo pasar varios días en el hospital con 25 puntos de sutura en la cabeza. Momentos antes de la agresión, la víctima vio en un bar cercano a quien lo había amenazado el día anterior, a pocos metros del lugar de la agresión. 

34484281 1989464941127816 1318582254389166080 n

Horas después de la agresión, cuando otro familiar fue a la vivienda del agredido para recoger unas cosas antes de ir al hospital, el sospechoso lo encaró y lo amenazó de muerte diciendo: “A ti sí que te voy a matar”.

Este individuo mantiene en la más absoluta amenaza y temor a los vecinos de avanzada edad de uno de los bloques de viviendas de su calle, donde anteriormente ha agredido incluso a mujeres, y mantiene a toda la vecindad bajo el temor a sus represalias, obligando a muchos a abandonar su vivienda, ya que suele cumplir sus amenazas. Para sus negocios, relacionados con el tráfico de estupefacientes, necesita oscuridad, miedo e impunidad. Por eso amedrenta, rompe cerraduras y bombillas comunitarias en su edificio. Y no quiere testigos incómodos de su labor que le afeen su conducta.

Algunos vecinos del barrio comentan que suele amenazar a la gente diciendo: “Te voy a mandar a los rusos”, dando a entender que tiene vínculos con la mafia rusa. Hay otros que también lo vinculan a “Los Marianos”. Los vecinos sospechan que la policía conoce todo esto, pero este sujeto sigue caminando a sus anchas por el barrio sin ser molestado. Para entender las condiciones del barrio de Bellavista, hay que decir que días antes de la agresión, se produjo otro incidente entre narcos que acabó con una pistola en la mano de un individuo, provocando la huida desesperada de mayores y pequeños que pasaban la tarde en la Plaza de las Cadenas. 

El sospechoso ya ha sido denunciado a la espera del juicio; y la jueza que instruye el caso, viendo la gravedad de las circunstancias, ha emitido una orden de alejamiento del sospechoso para preservar la seguridad del agredido y de su familia. Ahora, un grupo de vecinos está organizando una movilización en el barrio que conduzca a una manifestación contra la presencia de este individuo en el barrio, contra los narco-pisos y por empleo y condiciones de vida dignas para la juventud de Bellavista. Se están poniendo en contacto con asociaciones de vecinos, la Plataforma Vecinal Bellavista y partidos de izquierdas como Podemos, IU, PCPE y PSOE.

La juventud está masacrada en nuestros barrios por la lacra del paro y la desesperación. Esto lleva a muchos a caer en las redes de la basura que representan las drogas, con todo lo que conlleva. No podemos consentir que esta lacra se asiente y se convierta en una mafia violenta. Necesitamos trabajo y tranquilidad. Tenemos el caso de la situación extrema del Campo de Gibraltar. No hemos llegado todavía ahí en Bellavista, pero así se empieza. Sabemos que mucha gente se busca la vida como puede, y que el problema de fondo es el paro y la miseria. Por eso hacemos un llamamiento a todo el barrio a movilizarse contra la violencia y los robos, en reivindicación de planes de empleo que dignifiquen nuestros barrios contra las redes de drogas, que es el nicho del que salen todos los despojos humanos que perpetran los robos contra gente humilde y obrera, y ahora, dando un paso más, hacia las agresiones.

Quienes usan la violencia contra los vecinos, ya sea en forma de agresiones o robos en viviendas y negocios, deben enfrentarse a la respuesta de todo el barrio. No los queremos cerca de nosotros ni de nuestros hijos.

A las autoridades decimos que no necesitamos sólo seguridad sino también planes para combatir la lacra del paro. ¿Qué pasó con las escuelas taller? ¿Dónde están los planes de empleo?

Este barrio obrero de Bellavista tiene en sus espaldas muchas luchas, y todo se consiguió por ese camino. Ya el pasado mes de septiembre hubo una gran manifestación en el barrio con 3.000 vecinos contra la ola de robos que asolaba a la vecindad. Ahora hay que unirse y movilizarse de nuevo, por:

  • Fuera mafias del barrio
  • Contra los robos
  • Planes de empleo contra el paro

¡Paremos la violencia, el robo y las amenazas!