Últimamente hemos visto en los medios de comunicación predominantes en el Estado español, un canto unísono criminalizando a Venezuela y vinculando al referente de Podemos, Pablo Iglesias, con los males que aquejan a ese país. Lo primero que deberíamos preguntarnos es ¿Venezuela es una dictadura como afirman?; y segundo, ¿qué actitud debería tener Pablo Iglesias hacia la Revolución Bolivariana? Esto es a lo que se responderá en este artículo.

ExtelEl pasado 23 de junio, más de doce mil trabajadores de ATENTO y EXTEL, subcontratas de Telefónica, fuimos llamados a la huelga. Una convocatoria de esta magnitud, que afectó a la totalidad de las plataformas de atención que Movistar tiene repartidas por el Estado, tiene, se mire como se mire, un carácter político-social, que va más allá de las reivindicaciones meramente laborales y pone en cuestión el modelo de telecomunicaciones imperante e impuesto a los ciudadanos tras décadas de privatizaciones y ataques al sector.

córdoba2010 027Para la Dirección General de Patrimonio del Estado no hay “indicio alguno” de que la Mezquita de Córdoba sea un monumento público. Debe ser una anécdota que la Mezquita se empezara a construir en el siglo VIII bajo el emir Abderramán I, sobre una parte de la basílica visigoda de San Vicente Mártir que, a su vez, se levantaba sobre el antiguo templo romano dedicado a Jano Bifronte. El monumento pertenece al Obispado de Córdoba, por treinta míseros euros, merced a la ley hipotecaria de 1946 que permite a la Iglesia registrar por primera vez cualquier bien inmueble en el registro de la propiedad, las famosas inmatriculaciones.

Atento huelga 26 junioEl pasado 23 de junio, más de doce mil trabajadores de ATENTO y EXTEL, subcontratas de Telefónica, fuimos llamados a la huelga. Una convocatoria de esta magnitud, que afectó a la totalidad de las plataformas de atención que Movistar tiene repartidas por el Estado, tiene, se mire como se mire, un carácter político-social, que va más allá de las reivindicaciones meramente laborales y pone en cuestión el modelo de telecomunicaciones imperante e impuesto a los ciudadanos tras décadas de privatizaciones y ataques al sector.

Las elecciones europeas han provocado una honda preocupación en la clase dominante por los efectos políticos que se han manifestado. Sus consecuencias inmediatas han sido la renuncia de Rubalcaba como secretario general del PSOE y la abdicación de Juan Carlos I. Esto refleja síntomas muy importantes para entender el momento político que atravesamos y las tareas que nos plantea.

El 26 de junio, ante 1.800 personas en una escuela pública del Raval, se presentó la iniciativa Guanyem Barcelona, promovida por activistas sociales y de la izquierda con el objetivo de conformar una candidatura que pueda disputar a la derecha la alcaldía de la capital catalana. Después de tres años de movilizaciones y de auge de los movimientos sociales, cada vez es más evidente, para un gran número de activistas, que es necesario pelear también en la arena de la política institucional para disputarle el poder político a la oligarquía económica. También es cada vez más evidente para muchos militantes de la izquierda la necesidad de una confluencia entre la izquierda política y los movimientos sociales para ganar mayorías.

pablo-iglesiasEl mismo día de la abdicación de Juan Carlos I, las manifestaciones espontáneas en las que participamos varios cientos de miles de personas en todo el Estado se celebraron en un ambiente de gran alegría y euforia. Pudimos constatar allí cómo era asumida de manera generalizada la tarea inmediata de que el conjunto de organizaciones de izquierda y populares nos organizáramos para impulsar la movilización en la calle que posibilite la apertura de un proceso constituyente para tirar a la basura el viejo régimen del 78.