michelínLa realidad diaria de los trabajadores en los centros de trabajo se hace cada vez más dura, la profundidad de la crisis, las reformas laborales, el paro masivo, el colaboracionismo con las empresas de los aparatos sindicales, ha permitido elevar la explotación de la mano de obra hasta límites insoportables. No sólo en las pequeñas empresas donde la organización sindical es más difícil, también, lo demuestran estas cartas, en grandes empresas como es la factoría de Michelín de Vitoria en la que trabajan 3.200 operarios, sin contar las subcontratas; y en la Renault, como nos estremecimos al escuchar el audio del trabajador con su encargado, retratan el ambiente que se vive en los centros de trabajo. Difundimos estas cartas de trabajadores de Michelín, publicadas en junio de 2016 en "La leñera", órgano de la CGT-Michelín de Vitoria-Gasteiz.

ronald mcdonaldVivo en la tierra más al sur de Europa, Andalucía. Donde el paro juvenil (18-25 años) es el 55% el registrado, cifra que asciende al 65% según algunos estudios incluyendo el paro no registrado. Las siguientes preguntas que hay que hacerse son ¿qué tipo de trabajo hay para los jóvenes ocupados? ¿Qué tipo de preparación hay para darles oportunidades de incorporarse al mercado laboral?

Zgz Manifestación absolución8deYesa Foto Pablo Ibáñez AraInfo 1La historia de los pueblos que se han abandonado forzosamente en el Alto Aragón para construir pantanos, no es algo que se pueda denominar reciente. Desde muchos años, pueblos como Mediano en Sobrarbe, fue desalojado para construir el embalse que lleva el mismo nombre. Pese a sus utilidades se perdió una pequeña parte de la cultura del Alto Aragón. Cuando el nivel del embalse lo permite, se puede ver la torre de la iglesia, como si quisiese escapar de ese ahogamiento al que se le forzó. Aunque no lo parezca, cada vez que un pueblo se abandona, junto a él mueren su historia, sus leyendas, y por último su gente.

6117 15116622217La dimisión de Pedro Sánchez de la secretaría general del PSOE, tras el golpe palaciego organizado por el ala más derechista del partido, coloca al partido socialista en la crisis más grave desde 1979, cuando Felipe González impuso el abandono del marxismo del ideario del partido. Pero entonces, el grueso del aparato estaba firmemente unido y los militantes y votantes mantenían, pese a todo, altas expectativas en el futuro del PSOE. Hoy, en cambio, el aparato está seriamente fracturado, el partido tiene una base militante mucho más reducida y el menor apoyo social de toda su historia, y las capas más vibrantes y honestas que permanecen de su militancia y electorado han percibido este golpe como una traición y un apoyo a la investidura del gobierno de Rajoy. Unidos Podemos debe sacar las conclusiones correctas de todo esto.

elkarrekin¡¡Ningún pacto con el PNV!!

Usar nuestras posiciones en el Parlamento y las instituciones para impulsar la movilización social

El primer dato destacable en estas elecciones es el incremento de la abstención, que crece en términos absolutos del 36,04% en las autonómicas de 2012 al 37,74% en 2016. Descontando los votos nulos y en blanco, el voto a las distintas candidaturas pasa de 1.111.760 en 2012 –con un censo total de 1.775.351-, hasta 1.056.006 en 2016 –de un censo total de 1.783.414. Es decir 56.000 votos menos.

imagen sin tituloHace un par de días hacíamos un balance de las elecciones vascas y gallegas del pasado fin de semana y avisábamos de que la foto fija de estas elecciones no debía desorientarnos ante la crisis de fondo de régimen que vivimos, y que debíamos estar preparados para cambios bruscos y repentinos en la situación. En nuestro análisis, tratábamos específicamente al final la situación de crisis y guerra interna que se abría en el PSOE. Ante la situación creada por el golpe en marcha del ala más derechista de la organización, impulsada por Felipe González y Susana Díaz, contra el actual secretario general del partido, Pedro Sánchez, merece la pena reproducir lo que decíamos al respecto.

ENMAREALas expectativas superaron a la realidad. Mientras algunas encuestas, las más optimistas, prognosticaban hasta 20 escaños para En Marea, finalmente fueron 14. Este hecho puede verse explicado por múltiples factores, entre ellos la buena campaña del BNG junto con la moderación del discurso de En Marea que frenaron el crecimiento por la izquierda de ésta.  El BNG sólo perdió un escaño, mientras las encuestas llegaban a darle una única diputada, augurando la más terrible de las debacles para ellos que al final no llegó e imposibilitó un resultado mejor de En Marea.