Gran Bretaña: Más de 120 personas asisten a la mejor conferencia de Socialist Appeal celebrada nunca

Escrito por Guy Howie Lunes 14 de Abril de 2014
Imprimir

La conferencia anual de seguidores y distribuidores del periódico Socialist Appeal consiguió este año una asistencia récord. A lo largo del fin de semana del 5 y el 6 de abril, más de 120 activistas marxistas se reunieron en Londres para discutir las perspectivas revolucionarias de Gran Bretaña y las tareas organizativas de los marxistas.

En el transcurso de la conferencia se hizo patente la creciente prominencia de la militancia joven, mientras que el nivel de análisis político no tuvo parangón. El marxismo tiene la capacidad de descifrar la situación actual, explicando y dando una respuesta a la crisis del capitalismo, y por ello cada vez más jóvenes de todo el país están haciendo suyas estas ideas. Este es un gran motivo para el optimismo.

Perspectivas revolucionarias

La conferencia fue abierta con una sesión sobre las perspectivas revolucionarias de Gran Bretaña. Rob Sewell, editor de Socialist Appeal, introdujo el tema resaltando la importancia de relacionar los acontecimientos en Gran Bretaña con la situación a escala mundial. Teniendo esto en cuenta, usó el ejemplo de Ucrania, un caso que muestra perfectamente la incapacidad del capitalismo para solucionar sus contradicciones inherentes, que refleja el estado de increíble debilidad en el que se encuentra el imperialismo occidental, en particular el británico. Y aun así la clase dominante británica continúa lanzando brutales ataques contra las condiciones de vida de los trabajadores y planea seguir haciéndolo por lo menos durante una década, mientras que se ofrece poca resistencia contra esta ofensiva.

Muchas de las intervenciones que se hicieron en el debate atribuyeron el reflujo en la lucha de clases en el país a la completa incompetencia e ineptitud política de los actuales líderes del movimiento obrero británico. Ed Miliband (líder de los laboristas) ha dado poca esperanza a la clase trabajadora. En las recientes ocasiones en las que se ha atrevido a proponer tímidas reformas, la intención de voto al partido laborista se ha disparado en los sondeos. A pesar de esta obviedad, en general le ha resultado mucho más fácil a Miliband arrodillarse ante los intereses de las grandes empresas.

Los conflictos laborales que han tenido lugar últimamente han sido encabezados por direcciones sindicales sin un programa claro. Estos dirigentes han dado un paso atrás al verse sometidos a la más mínima presión por parte de los patrones. Mientras tanto, los movimientos pierden fuelle al carecer de un plan o estrategia para vencer. Estas deplorables tácticas han desmoralizado a las bases de los sindicatos y podrían tener efectos desastrosos. Pero en el debate se señaló varias veces que la clase obrera británica ya comprende la situación mejor que sus dirigentes, y se sitúa muy a la izquierda de éstos. Algunos compañeros describieron ciertas iniciativas sindicales que, con el apoyo de los seguidores de Socialist Appeal, han sido dirigidas desde la base por trabajadores que están siendo ninguneados por los dirigentes sindicales.

Además de discutir sobre el movimiento obrero, también se debatió el tema de la independencia escocesa. Los seguidores de Socialist Appeal de Escocia señalaron durante la discusión que la situación de una Escocia independiente capitalista no sería mejor que la actual, y que tal desarrollo sería dañino para la unidad de la clase obrera británica. Aun así, los compañeros recalcaron que una victoria del independentismo en el referéndum es una posibilidad para la que debemos de estar preparados. Tenemos que comprender bien este asunto, en particular porque parte del voto independentista refleja una conciencia de clase que está hastiada con la coalición de partidos que han liderado la campaña contra la independencia.

Las conclusiones a las que llegamos en base a estas perspectivas para Gran Bretaña son en última instancia esperanzadoras: nunca han sido las ideas marxistas tan necesarias en el país como lo son ahora, y las voces que luchan por estas ideas se hacen más potentes cada año.

La Federación de Estudiantes Marxistas

Uno de los grandes éxitos de los seguidores de Socialist Appeal este último año ha sido la fundación de la Federación de Estudiantes Marxistas (MSF por sus siglas en inglés), una organización a la que están afiliados todos los círculos marxistas universitarios del país. Han sido los seguidores de Socialist Appeal en los campus los que han lanzado los círculos marxistas, que hoy se organizan bajo la bandera del MSF. Muchos de los activistas de la conferencia eran estudiantes y trabajadores jóvenes que asistían a un evento de este tipo por primera vez, habiéndose inscrito recientemente al MSF y a los círculos marxistas; algunos de estos jóvenes compañeros dieron excelentes informes y perspectivas basadas en el trabajo realizado por el MSF en los últimos meses.

No sólo celebró la federación su conferencia fundacional en febrero, con más de 70 asistentes, incluyendo invitados de distintos países de Europa, sino que el MSF ha estado tremendamente activo en su primer año de existencia. La afiliación a la federación ha proporcionado a estudiantes y jóvenes trabajadores una red que permite coordinar intervenciones en el movimiento obrero y estudiantil, lo cual salió a relucir por ejemplo en los piquetes solidarios a la entrada de los campus durante las recientes huelgas en las universidades.

Este trabajo representa el comienzo de la natural tendencia de los estudiantes revolucionarios de orientarse hacia el movimiento obrero, y representa una excelente preparación para su futura participación en el propio movimiento obrero. Como señaló Alan Woods, escritor marxista, independientemente de las situaciones particulares, los marxistas son antes que nada ni estudiantes ni trabajadores, sino comunistas.

¡Adelante hacia el quincenal!

A tenor de la actual campaña “¡Adelante hacia el quincenal!”, se cambió el tradicional programa de la conferencia, reemplazándose la sesión separada sobre perspectivas mundiales por un debate más prolongado sobre el periódico Socialist Appeal. En la conferencia del año pasado se anunció el plan para pasar del periódico mensual a uno quincenal, y el lanzamiento de la campaña por el quincenal a principios de este año representa la puesta en práctica de este plan.

Publicar el periódico cada dos semanas representará un gran paso hacia delante para la corriente marxista en Gran Bretaña. Sentará las bases para una intervención mucho mayor en el movimiento obrero, algo muy necesario en vista de las perspectivas de intensificación de la lucha de clases. Pero tal paso es sólo posible con (y en realidad es una expresión de) el crecimiento cuantitativo y cualitativo de los seguidores de Socialist Appeal; este es, en última instancia, el factor que determinará el impacto del periódico.

Asimismo, como explicó el responsable nacional del periódico, Ben Peck, el rotativo en sí es la herramienta principal para la organización colectiva en la construcción de una corriente marxista en el movimiento. Lenin comparó los periódicos marxistas con “los andamios que se levantan alrededor de un edificio en construcción, que señalan sus contornos, facilitan las relaciones entre los distintos albañiles, les ayudan a distribuirse la tarea y a observar los resultados generales alcanzados por el trabajo organizado.” Los diversos éxitos conseguidos por los seguidores de Socialist Appeal a lo largo del año fueron informados a la conferencia, desde la venta del periódico a las intervenciones en el movimiento estudiantil y sindical. Tales logros muestran que sin lugar a dudas se dan las condiciones para dar el salto al quincenal.

Internacionalismo

La última sesión del fin de semana fue presentada por Fred Weston, editor de www.marxist.com, quien dio una visión general del progreso llevado a cabo por los marxistas de otros países como parte de la Corriente Marxista Internacional.

Fred describió el crecimiento en la influencia del marxismo en Norteamérica, resaltando que los jóvenes y los trabajadores de EEUU están empezando a poner en cuestión al sistema capitalista en un período de declive del imperialismo norteamericano. El papel de los marxistas a lo largo y ancho de Latinoamérica también fue mencionado, sobre todo en Brasil, donde los seguidores de Esquerda Marxista han realizado una audaz intervención en los movimientos de masas que han estallado en el país en estos últimos 12 meses.

Los éxitos de los marxistas de Grecia, organizados en la Tendencia Comunista de SYRIZA, también fueron descritos. Los compañeros griegos también han dado el paso a un periódico quincenal, que ya se puede conseguir en los kioscos de Atenas, y están jugando un papel importante ofreciendo un programa verdaderamente revolucionario en el seno de SYRIZA.

Los logros más impresionantes, sin embargo, son los de los marxistas de Pakistán, organizados en The Struggle (La Lucha), que están defendiendo las ideas del socialismo en condiciones extraordinariamente difíciles, enfrentándose a la amenaza cotidiana de ataques terroristas y bombardeos de aviones no tripulados. Aun así, los compañeros pakistaníes han construido una gran organización que ha estado tomando un papel de vanguardia en todas las luchas de trabajadores y jóvenes del país.

En general, el panorama para las fuerzas de marxismo en todo el mundo es de crecimiento y éxito. Fred concluyó remarcando que en cada país se está dando el mismo fenómeno de radicalización de la juventud, siendo ésta la capa de la sociedad más golpeada por la crisis. La tarea de los marxistas es llegar a esta juventud radicalizada y ofrecerle una solución revolucionaria a la crisis.

Palabras finales

Varios compañeros resaltaron en sus intervenciones (y muchos más lo hicieron más tarde de manera informal) que esta ha sido con diferencia la mejor conferencia de Socialist Appeal. El nivel palpable de entusiasmo que se respiraba en la sala, el tremendo número de compañeros jóvenes y el ánimo de los asistentes contribuyeron a un fin de semana verdaderamente inspirador.

Alan Woods cerró el evento expresando los sentimientos de los asistentes sobre la calidad de la conferencia. También citó a un joven compañero de Edimburgo haciendo una advertencia: “Si pierdes la fe en la clase trabajadora, no te queda nada”. Gracias a las ideas del marxismo, los seguidores de Socialist Appeal tienen una gran esperanza en el potencial revolucionario de la clase obrera en Gran Bretaña y el mundo entero. Es esta confianza en las ideas del marxismo y en el poder de la clase trabajadora la que hace que los seguidores de Socialist Appeal sean la gente más optimista de Gran Bretaña.